Programas de habilidades sociales para la esquizofrenia

Los programas de habilidades sociales (PHS) utilizan técnicas y terapias conductuales para enseñarles a los pacientes a comunicar sus emociones y necesidades. Lo anterior significa que tienen mayores probabilidades de alcanzar sus metas, satisfacer sus necesidades de relacionarse y vivir de manera independiente, así como relacionarse con otras personas y adaptarse socialmente. Los programas de habilidades sociales incluyen el "aprendizaje de modelos" (juego de roles) que se introdujo para mejorar las habilidades "básicas" generales (contacto visual, fluidez del habla, gestos) y las habilidades "molares" (lidiar con las emociones negativas, brindar retroalimentación positiva). Los programas de habilidades sociales mejoran el comportamiento social y reducen las dificultades y trastornos que experimentan los pacientes con esquizofrenia. Los programas de habilidades sociales se pueden incorporar como parte de un paquete de rehabilitación para los pacientes con esquizofrenia.

El objetivo principal de esta revisión es investigar la efectividad de los programas de habilidades sociales, comparados con la atención estándar o los grupos de discusión, para los pacientes con esquizofrenia. En base a las búsquedas realizadas en 2006 y 2011, esta revisión incluye 13 ensayos con un total de 975 participantes. Los autores eligieron siete resultados principales de interés, y todos los datos de estos resultados se calificaron como de muy baja calidad. La revisión encontró diferencias significativas a favor de los programas de habilidades sociales comparados con la atención estándar en todas las medidas de funcionamiento social. Las tasas de recaída fueron menores para las habilidades sociales comparadas con la atención estándar y hubo una diferencia significativa a favor de las habilidades sociales en el estado mental de los pacientes. La calidad de vida también mejoró con el programa de habilidades sociales comparado con la atención estándar. Sin embargo, cuando los programas de habilidades sociales se compararon con los grupos de discusión, no hubo diferencias significativas en el funcionamiento social de los pacientes, las tasas de recaída, el estado mental o la calidad de vida.

Comparados con la atención estándar, los programas de habilidades sociales pueden mejorar las habilidades sociales de los pacientes con esquizofrenia y reducir las tasas de recaída. Sin embargo, actualmente las pruebas son muy limitadas y solamente hay datos de muy baja calidad disponibles. Las diferencias culturales también pueden limitar la relevancia de los resultados actuales, ya que la mayoría de los estudios se realizaron en China. Aún no está claro si los programas o el entrenamiento de habilidades sociales pueden mejorar el funcionamiento social de los pacientes con esquizofrenia en diferentes contextos y se debe investigar en un ensayo controlado aleatorio multicéntrico grande.

Ben Gray, Investigador Superior Externo, McPin Foundation. http://mcpin.org/

Conclusiones de los autores: 

Comparado con la atención estándar, el entrenamiento de habilidades sociales puede mejorar las habilidades sociales de los pacientes con esquizofrenia y reducir las tasas de recaída, pero actualmente las pruebas son muy limitadas y los datos se calificaron como de muy baja calidad. Cuando el entrenamiento de habilidades sociales se comparó con la discusión no hubo diferencias en los resultados de los pacientes. Las diferencias culturales pueden limitar la aplicabilidad de los resultados actuales, ya que la mayoría de los estudios informados se llevaron a cabo en China. Aún no está claro si el entrenamiento de habilidades sociales puede mejorar el funcionamiento social de los pacientes con esquizofrenia en diferentes contextos y se debe investigar en un ensayo controlado aleatorio multicéntrico grande.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los programas de habilidades sociales (PHS) son estrategias de tratamiento encaminadas a mejorar el comportamiento social y reducir las dificultades y los trastornos que experimentan los pacientes con un diagnóstico de esquizofrenia y que se pueden incorporar como parte del paquete de rehabilitación para los pacientes con esquizofrenia.

Objetivos: 

El objetivo primario es investigar los efectos de los programas de entrenamiento en habilidades sociales, comparados con la atención habitual, para los pacientes con esquizofrenia.

Estrategia de búsqueda (: 

Se buscó en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Esquizofrenia (Cochrane Schizophrenia Group) (noviembre 2006 y diciembre 2011) que se basa en buscas regulares en CINAHL, BIOSIS, AMED, EMBASE, PubMed, MEDLINE, PsycINFO, y en registros de ensayos clínicos. Se examinaron las referencias de todos los estudios identificados en busca de ensayos adicionales.

El Grupo Cochrane de Esquizofrenia ha realizado una búsqueda adicional de estudios en 2015, se han encontrado 37 citas y actualmente están siendo evaluadas por los autores de la revisión.

Criterios de selección: 

Se incluyeron todos los ensayos controlados aleatorios relevantes de programas de habilidades sociales versus atención estándar que incluyeron pacientes con enfermedades mentales graves.

Obtención y análisis de los datos: 

Los datos se extrajeron de forma independiente. Para los datos dicotómicos se calcularon los cocientes de riesgos (CR) y sus intervalos de confianza (IC) del 95% sobre la base de un análisis por intención de tratar. Para los datos continuos se calcularon las diferencias de medias (DM) y los IC del 95%.

Resultados principales: 

Se incluyeron 13 ensayos aleatorios (975 participantes). Estos ensayos evaluaron programas de habilidades sociales versus atención estándar, o grupos de discusión. Se encontraron pruebas a favor de los programas de habilidades sociales comparados con atención estándar en todas las medidas de funcionamiento social. También se encontró que las tasas de recaída y rehospitalización fueron menores para las habilidades sociales comparadas con la atención estándar (recaída: dos ECA, n = 263, CR 0,52; IC del 95%: 0,34 a 0,79; pruebas de muy baja calidad), (rehospitalización: un ECA, n = 143, CR 0,53; IC del 95%: 0,30 a 0,93; pruebas de muy baja calidad) y los resultados del estado mental de los participantes (un ECA, n = 91, DM -4,01; IC del 95%: -7,52 a -0,50; pruebas de muy baja calidad) fueron mejores en el grupo que recibió los programas de habilidades sociales. El estado global se midió en un ensayo mediante el número de pacientes que no presentaron una mejoría clínica, y los resultados favorecieron a las habilidades sociales (un ECA, n = 67, CR 0,29; IC del 95%: 0,12 a 0,68; pruebas de muy baja calidad). La calidad de vida también mejoró con el programa de habilidades sociales en comparación con la atención estándar (un ECA, n = 112, DM -7,60; IC del 95%: -12,18 a -3,02; pruebas de muy baja calidad). Sin embargo, cuando los programas de habilidades sociales se compararon con un grupo de discusión control no se encontraron diferencias significativas en el funcionamiento social de los participantes, las tasas de recaída, el estado mental o la calidad de vida, y nuevamente la calidad de las pruebas para estos resultados fue muy baja.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save