Interferón para el tratamiento de los pacientes con melanoma después de la extracción quirúrgica del tumor

El melanoma cutáneo es uno de los tipos más letales de cáncer de piel, y su incidencia está aumentando en todos los países occidentales. Además, el melanoma es uno de los tumores sólidos más resistentes al tratamiento con quimioterapia, lo cual significa que las perspectivas para los pacientes cuyo cáncer se ha difundido a través del cuerpo (enfermedad metastásica distante) son desalentadores, y sólo un 10% de estos pacientes sobreviven más de cinco años.

Después de la extracción quirúrgica del tumor primario y en ausencia de enfermedad metastásica distante, los pacientes con melanoma presentan pronósticos variables: En realidad, entre un 40% a un 90% de estos pacientes sobreviven después de cinco años. Por lo tanto, se ha propuesto el tratamiento adyuvante (es decir, posoperatorio) para reducir el riesgo de muerte en los pacientes con melanoma de alto riesgo que presentan tumores más agresivos identificados según las características patológicas, como el espesor del tumor primario y el estado regional de los ganglios linfáticos (estadio de la enfermedad).

El único compuesto que ha mostrado algunos efectos terapéuticos positivos en este grupo de pacientes es el interferón alfa, que es una proteína producida por los macrófagos humanos (un tipo de leucocito) y es conocido por sus actividades antivíricas y antitumorales.

En esta revisión, se recopilaron pruebas de 18 ensayos controlados aleatorios con más de 10 000 participantes que probaron la hipótesis de que el tratamiento con interferón puede mejorar la supervivencia de los pacientes con melanoma en alto riesgo de diseminación después de la extracción quirúrgica del tumor.

Aunque no todos los estudios individuales demostraron un beneficio de supervivencia para los pacientes tratados con interferón, al combinar las pruebas disponibles, se encontró que la administración de interferón posoperatorio mejora la supervivencia de los pacientes con melanoma de alto riesgo. En promedio, la toxicidad asociada con la administración de interferón (como fiebre y fatiga) es limitada; además, es reversible cuando se interrumpe el tratamiento. Debido a que el interferón alfa es el único fármaco aprobado después de la intervención quirúrgica para los pacientes con melanoma de alto riesgo, es muy importante que se realicen esfuerzos para identificar a los pacientes que podrían beneficiarse más con este tratamiento para evitar una toxicidad innecesaria para los pacientes que no se beneficiarían con el tratamiento con interferón alfa. La combinación de interferón con fármacos nuevos es otra área de investigación en curso para mejorar la esperanza de vida de los pacientes con melanoma de alto riesgo.

Conclusiones de los autores: 

Los resultados de este metanálisis apoyan la eficacia terapéutica del interferón alfa adyuvante para el tratamiento de los pacientes con melanoma cutáneo de alto riesgo (estadio II-III del TNM del AJCC) con respecto tanto a la supervivencia libre de enfermedad como, aunque a un grado inferior, a la supervivencia general. El interferón también es válido como tratamiento de referencia en los ECA que investigan nuevos agentes terapéuticos para el tratamiento adyuvante en esta población de participantes. Se necesita investigación adicional para seleccionar a los pacientes que presentan más posibilidades de beneficiarse con este tratamiento.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El interferón alfa es el único agente aprobado para el tratamiento adyuvante posoperatorio del melanoma cutáneo de alto riesgo. Sin embargo, no se conoce la ventaja de supervivencia asociada con este tratamiento, especialmente en cuanto a la supervivencia general. Por lo tanto, el interferón adyuvante no es considerado un tratamiento de referencia por todos los oncólogos a nivel mundial.

Objetivos: 

Evaluar los efectos del interferón alfa como tratamiento adyuvante para los pacientes con melanoma cutáneo de alto riesgo en cuanto a la supervivencia libre de enfermedad y la supervivencia general.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en las siguientes bases de datos hasta agosto de 2012: el registro especializado del Grupo Cochrane de Piel (Cochrane Skin Group), CENTRAL en The Cochrane Library (2012, número 8), MEDLINE (desde 2005), EMBASE (desde 2010), AMED (desde 1985) y LILACS (desde 1982). También se realizaron búsquedas en las bases de datos de ensayos en 2011 y las actas de la reunión anual de ASCO desde 2000 a 2011. Se revisaron las listas de referencias de los artículos seleccionados para otras referencias a ensayos relevantes.

Criterios de selección: 

Se incluyeron sólo los ensayos controlados aleatorios (ECA) que comparaban interferón alfa con observación (o cualquier otro tratamiento) para el tratamiento posoperatorio (adyuvante) en pacientes con melanoma cutáneo de alto riesgo, o sea, pacientes con metástasis regional de ganglios linfáticos (estadio III del TNM [tumor, nódulo, metástasis] de la American Joint Committee on Cancer [AJCC]) sometidos a la disección radical de los ganglios linfáticos, o pacientes sin enfermedades ganglionares, pero con tumores primarios de un espesor superior a 1 mm (estadio II del TNM de AJCC).

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión extrajeron los datos y un tercer autor de la revisión verificó de forma independiente los datos extraídos. La medida de resultado principal fue el cociente de riesgos instantáneos (CRI), que es el cociente de riesgos de los eventos que se presentan en el brazo de tratamiento (interferón adyuvante) comparado con el brazo de control (ningún interferón adyuvante). Los datos de supervivencia se introdujeron directamente en Review Manager (RevMan) o se extrapolaron de los gráficos de Kaplan-Meier y luego se introdujeron en RevMan. Sobre la base de la presencia de heterogeneidad entre los estudios, se aplicó un modelo de efectos fijos o de efectos aleatorios para calcular las estimaciones agrupadas de la eficacia del tratamiento.

Resultados principales: 

Fueron elegibles para su inclusión un total de 18 estudios, que involucraron un total de 10 499 participantes. Los resultados de 17 de 18 de estos ECA, publicados entre 1995 y 2011 fueron apropiados para el metanálisis y permitieron cuantificar la eficacia terapéutica del interferón en cuanto a la supervivencia libre de enfermedad (17 ensayos) y la supervivencia general (15 ensayos). El interferón adyuvante se asoció con una mejoría significativa en la supervivencia libre de enfermedad (CRI [cociente de riesgos instantáneos] = 0,83; IC del 95% [intervalo de confianza] 0,78 a 0,87; valor de p < 0,00001) y la supervivencia general (CRI = 0,91; IC del 95%: 0,85 a 0,97; valor de p = 0,003). No se detectó una heterogeneidad significativa entre los estudios (supervivencia libre de enfermedad: estadística I² = 16%, valor de p de la prueba Q = 0,27; supervivencia general: estadística I² = 6%, valor de p de la prueba Q = 0,38).

Si se considera que la tasa de supervivencia general a cinco años para el melanoma cutáneo en estadio II–III del TNM es del 60%, el número necesario a tratar (NNT) es de 35 participantes (IC del 95%= 21 a 108 participantes) para evitar una muerte. Los resultados del análisis de subgrupos no lograron responder a la pregunta de si algunas características del tratamiento (es decir, dosificación, duración) podrían tener un impacto sobre la eficacia del interferón o de si algunos subgrupos de participantes (es decir, con o sin positividad de los ganglios linfáticos) podrían beneficiarse de diferente modo con el tratamiento adyuvante con interferón.

Se observó toxicidad de grado 3 y 4 en una minoría de los participantes: En algunos ensayos, ninguno de los participantes tuvo fiebre ni fatiga de grado 3 de gravedad, aunque en otros ensayos, hasta un 8% tuvo fiebre y hasta un 23% presentó fatiga de grado 3 de gravedad. Menos del 1% de los participantes tuvo fiebre y fatiga de grado 4 de gravedad. Aunque deterioró la calidad de vida, la toxicidad desapareció después de la interrupción del tratamiento.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save