Concentraciones bajas de oxígeno para el cultivo de embriones en las tecnologías de reproducción asistida

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

Las parejas que tienen dificultades para concebir son derivadas frecuentemente para las tecnologías de reproducción asistida como la fecundación in vitro (FIV) y la inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI) como formas de lograr el embarazo. A nivel mundial más de 3 500 000 neonatos han nacido por medio de los procedimientos de FIV e ICSI. Uno de los principales objetivos de las investigaciones en medicina reproductiva es optimizar el éxito del tratamiento con los procedimientos de FIV e ICSI. Una de estas áreas se ha centrado en la mejoría del ambiente in vitro al cual se exponen los embriones humanos antes de la implantación en el útero. Un componente importante de este ambiente in vitro es la concentración de oxígeno. Tradicionalmente, los embriones se han cultivado bajo concentraciones de oxígeno atmosférico (˜ 20%), probablemente porque el cultivo a concentraciones bajas necesita gastos adicionales. Más recientemente ha habido un cambio hacia el uso de concentraciones bajas de oxígeno (˜ 5%) ya que estas concentraciones tienen una mayor semejanza con la concentración de oxígeno en condiciones naturales (2% al 8%). Los resultados de los estudios clínicos que se han realizado para estudiar el efecto de cultivar los embriones a concentraciones bajas de oxígeno sobre los resultados de los procedimientos de FIV e ICSI han sido contradictorios. Por lo tanto, se realizó una revisión sistemática y un metanálisis de la literatura para encontrar las mejores pruebas disponibles. Lo anterior mostró que el cultivo de embriones a concentraciones bajas de oxígeno efectivamente mejora los resultados clínicos después de la FIV y la ICSI, así como el número de partos (tasa de nacidos vivos) y las tasas de embarazo en curso y embarazo clínico. Además, no se encontraron pruebas de un aumento en el riesgo de eventos adversos como embarazos múltiples, abortos espontáneos y anomalías congénitas. Se concluye que el cultivo de embriones a concentraciones bajas de oxígeno parece ser beneficioso debido al aumento del número de recién nacidos, pero se necesitan más estudios para probar este efecto de manera sólida.

Conclusiones de los autores: 

Los resultados de esta revisión sistemática y metanálisis indican que el cultivo de embriones en condiciones de concentraciones bajas de oxígeno mejora las tasas de éxito de la FIV y de la ICSI, lo que da lugar al parto de más recién nacidos sanos.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Durante los procedimientos de fecundación in vitro (FIV), los embriones humanos de preimplantación se cultivan en el laboratorio. Mientras que algunos laboratorios realizan el cultivo a una concentración de oxígeno atmosférico (˜ 20%), otros utilizan una concentración inferior (˜ 5%) debido a que es más comparable a la concentración de oxígeno que se observa en el oviducto y en el útero. Estudios en animales han mostrado que la concentración alta de oxígeno podría tener una repercusión negativa en la calidad de los embriones debido a las especies de oxígeno reactivo que causan estrés oxidativo. En los seres humanos actualmente se desconoce qué concentración de oxígeno proporciona las mejores tasas de éxito de los procedimientos de FIV y que eventualmente dan lugar a una mayor tasa de recién nacidos sanos.

Objetivos: 

Determinar si el cultivo de embriones a concentraciones bajas de oxígeno mejora el resultado del tratamiento (mejor desarrollo de los embriones y más embarazos y nacidos vivos) de FIV y de la inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI) en comparación con el cultivo de embriones a concentraciones de oxígeno atmosférico.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas (hasta el 4 de noviembre de 2011) de ensayos controlados aleatorios sobre el efecto de las concentraciones bajas de oxígeno para el cultivo de embriones humanos en el Registro de ensayos del Grupo Cochrane de Trastornos Menstruales y Subfertilidad (Menstrual Disorders and Subfertility Group), el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL) y en las bases de datos electrónicas MEDLINE, EMBASE y PsycINFO. Además, se verificaron las listas de referencias de todos los estudios obtenidos y se realizaron búsquedas manuales en resúmenes de congresos.

Criterios de selección: 

En esta revisión sistemática y metanálisis solo se incluyeron los ensayos controlados verdaderamente aleatorios que compararon el cultivo de embriones a concentraciones bajas de oxígeno (˜ 5%) con el cultivo de embriones a concentraciones de oxígeno atmosférico (˜ 20%).

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores seleccionaron los ensayos para inclusión según los criterios anteriores. Después dos revisores de forma independiente extrajeron los datos para su posterior análisis y un revisor actuó como árbitro en caso de ambigüedades. El análisis estadístico se realizó según las guías desarrolladas por la Colaboración Cochrane.

Resultados principales: 

En esta revisión sistemática se incluyeron siete estudios con 2422 participantes. El metanálisis se realizó con los datos de cuatro estudios incluidos con 1382 participantes. La calidad metodológica de los ensayos incluidos fue relativamente baja. Para la tasa de nacidos vivos se encontraron pruebas de un efecto beneficioso del cultivo a concentraciones bajas de oxígeno (OR 1,39; IC del 95%: 1,11 a 1,76; p = 0,005; I2 = 0%); este efecto beneficioso significaría que una clínica típica podría mejorar la tasa de nacidos vivos del 30% cuando utiliza una concentración de oxígeno atmosférico, hasta una tasa de entre el 32% y el 43% con el uso de una concentración baja de oxígeno. Los resultados fueron muy similares para las tasas de embarazo en curso y embarazo clínico. No hubo pruebas de que el cultivo de embriones a concentraciones bajas de oxígeno provocara mayores eventos adversos como embarazos múltiples, abortos espontáneos o anomalías congénitas.

Share/Save