Esteroides anabólicos para la rehabilitación después de la fractura de cadera en pacientes mayores

¿Por qué los esteroides anabólicos podrían ayudar después de una fractura de cadera?

La fractura de cadera ocurre principalmente en pacientes mayores, muchos de los cuales son frágiles. Después de la cirugía por fractura de cadera, la mayoría de los pacientes sufren una pérdida de fuerza y masa muscular. A pesar de la rehabilitación, la mayoría de los pacientes experimentan una disminución a largo plazo en la movilidad y la función. Los esteroides anabólicos, derivados sintéticos de la hormona masculina testosterona, se han usado en combinación con ejercicio para mejorar la masa muscular y la fuerza en los deportistas. Esta revisión considera las pruebas sobre la administración de esteroides anabólicos dirigida a mejorar los resultados después de la fractura de cadera en pacientes mayores.

Descripción de los estudios incluidos en la revisión

Se realizaron búsquedas en la bibliografía médica hasta setiembre de 2013 y se encontraron tres estudios relevantes que incluían a un total de 154 mujeres mayores de 65 años de edad que habían sido sometidas a cirugía de la cadera. Se realizaron dos estudios en Suecia y uno en Canadá. Los estudios probaron dos comparaciones. Un estudio tuvo tres grupos y contribuyó con datos a ambas comparaciones.

Calidad de la evidencia
Sólo había tres estudios disponibles y los tres eran pequeños y con alto riesgo de sesgo. Por lo tanto, la calidad de las pruebas se consideró muy baja, lo cual significa que no se conoce cuán confiables son las mismas.

Resumen de las pruebas

Dos estudios muy diferentes compararon esteroides anabólicos versus control (ningún esteroide anabólico o placebo). Un estudio realizado en ámbitos hospitalarios comparó inyecciones semanales de esteroides anabólicos versus inyecciones de placebo en 29 "mujeres frágiles de edad muy avanzada". Este estudio no encontró pruebas de que los esteroides anabólicos dieran lugar a una mejor función, según lo medido por los números dados de alta a un nivel más alto de atención o por los números de muertes, o el tiempo hasta la movilización. El segundo estudio comparó inyecciones de esteroides administradas cada tres semanas durante seis meses más la administración diaria de suplementos proteicos versus administración diaria de suplementos proteicos sola en 40 "mujeres delgadas de edad muy avanzada". Este estudio aportó algunas pruebas de que los esteroides anabólicos pueden dar lugar a una mejor función, aunque también pueden no lograr ningún cambio o resultar en una peor función. Ningún estudio encontró una diferencia en la incidencia de eventos adversos individuales en los dos grupos.

Dos estudios compararon esteroides anabólicos combinados con otra intervención nutricional (“esteroide más adicional”) versus control (ningún “esteroide más adicional”). Un estudio comparó inyecciones de esteroides anabólicos cada tres semanas durante 12 meses en combinación con suplementos diarios de vitamina D y calcio versus calcio solamente en 63 pacientes mujeres que estaban viviendo de forma independiente en su domicilio. El otro estudio comparó inyecciones de esteroides anabólicos cada tres semanas durante seis meses y la administración diaria de suplementos proteicos versus control en 40 "mujeres delgadas de edad muy avanzada". Ambos estudios encontraron algunas pruebas de una mejor función en el grupo de esteroides más adicional. Los datos agrupados de la mortalidad de los dos estudios no mostraron ninguna diferencia entre los dos grupos un año más tarde. De igual manera, no hubo pruebas de diferencias entre los grupos en los eventos adversos individuales. Tres participantes en el grupo de esteroides de un estudio informaron efectos secundarios de ronquera y aumento del vello facial. El otro estudio informó una mejor calidad de vida en el grupo de esteroides más adicional. Ninguno de los estudios informó sobre la aceptabilidad de la intervención por parte del paciente.

Conclusiones

La calidad de las pruebas fue muy baja y este hecho indica que no existe seguridad en cuanto a la dirección y el tamaño del efecto. Por lo tanto, no es posible establecer si los esteroides anabólicos, ya sea por separado o en combinación con suplementos nutricionales, mejoran la recuperación después de la cirugía por fractura de cadera en pacientes mayores. Debido a que los resultados disponibles apuntan a la posibilidad de resultados más alentadores con una combinación de esteroides anabólicos y una intervención de suplementos nutricionales, se sugiere que la investigación futura se centre en la evaluación de dicha combinación.

Conclusiones de los autores: 

Las pruebas disponibles son insuficientes para establecer conclusiones sobre los efectos, principalmente en cuanto al resultado funcional y los eventos adversos, de los esteroides anabólicos, ya sea por separado o en combinación con suplementos nutricionales, después del tratamiento quirúrgico de la fractura de cadera en pacientes mayores. Debido a que los datos disponibles apuntan hacia la posibilidad de resultados más alentadores con una combinación de esteroides anabólicos y una intervención de suplementos nutricionales, se sugiere que la investigación futura se centre en la evaluación de dicha combinación.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La fractura de cadera ocurre predominantemente en pacientes mayores, muchos de los cuales son frágiles y presentan desnutrición. Después de la cirugía por fractura de cadera y de la rehabilitación, la mayoría de los pacientes experimentan una disminución en la movilidad y la función. Los esteroides anabólicos, derivados sintéticos de la hormona masculina testosterona, se han usado en combinación con ejercicio para mejorar la masa muscular y la fuerza en los deportistas. Pueden presentar efectos similares en los pacientes mayores que se están recuperando de una fractura de cadera.

Objetivos: 

Examinar los efectos (principalmente en cuanto al resultado funcional y los eventos adversos) de los esteroides anabólicos después del tratamiento quirúrgico de la fractura de cadera en pacientes mayores.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el registro especializado del Grupo Cochrane de Lesiones Óseas, Articulares y Musculares (Cochrane Bone, Joint and Muscle Trauma Group) (10 septiembre 2013), Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL) (The Cochrane Library, 2013 número 8), MEDLINE (1946 hasta agosto, semana 4, 2013), EMBASE (1974 hasta 2013, semana 36), registros de ensayos, actas de congresos, y en listas de referencias de artículos relevantes. La búsqueda se realizó en septiembre 2013.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios de los esteroides anabólicos administrados después de la cirugía por fractura de cadera, en ámbitos hospitalarios o ambulatorios, para mejorar el funcionamiento físico en pacientes mayores con fractura de cadera.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión, de forma independiente, seleccionaron los ensayos según los criterios de inclusión predefinidos, extrajeron los datos y evaluaron el riesgo de sesgo de cada estudio. Un tercer autor de la revisión moderó los desacuerdos. Sólo fue posible un agrupamiento muy limitado de los datos. Los resultados primarios fueron la función (p.ej. independencia en la movilidad y las actividades cotidianas) y los eventos adversos, incluida la mortalidad.

Resultados principales: 

Se examinaron 1290 registros y se encontraron sólo tres ensayos que incluían a 154 participantes mujeres, de las cuales todas tenían más de 65 años de edad y habían sido sometidas a cirugía por fractura de cadera. Todos los estudios tuvieron deficiencias metodológicas que dieron lugar a un riesgo alto o incierto de sesgo. Debido a este riesgo alto de sesgo, los resultados imprecisos y la probabilidad de sesgo de publicación, la calidad de las pruebas para todos los resultados primarios se consideró muy baja.

Estos ensayos probaron dos comparaciones. Un ensayo incluyó tres grupos y contribuyó con datos a ambas comparaciones. Ninguno de los ensayos informó sobre la aceptabilidad de la intervención por parte del paciente.

Dos ensayos muy diferentes compararon esteroides anabólicos versus control (ningún esteroide anabólico o placebo). Un ensayo comparó inyecciones de esteroides anabólicos (administradas de forma semanal hasta el alta hospitalaria o hasta las cuatro semanas, sea cual fuere el primero) versus inyecciones de placebo en 29 "mujeres frágiles de edad muy avanzada". El mismo encontró pruebas de muy baja calidad de que hubo poca diferencia entre los dos grupos en los números dados de alta a un nivel más alto de atención o en los números de muertes (se observó la muerte de un paciente en el grupo de control) (8/15 versus 10/14; cociente de riesgos [CR] 0,75; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,42 a 1,33; p = 0,32), tiempo hasta la movilización independiente o los eventos adversos individuales. El segundo ensayo comparó inyecciones de esteroides anabólicos (cada tres semanas durante seis meses) y la administración diaria de suplementos proteicos versus administración diaria de suplementos proteicos sola en 40 "mujeres delgadas de edad muy avanzada" en las que se realizó un seguimiento de un año después de la cirugía. Este ensayo proporcionó pruebas de muy baja calidad de que los esteroides anabólicos pueden dar lugar a menos dependencia, evaluado en cuanto a la dependencia en al menos dos funciones o la muerte (se observó la muerte de un paciente en el grupo de control) a los seis y 12 meses, aunque el resultado también fue compatible con ninguna diferencia o un aumento en la dependencia (dependencia en al menos dos niveles de la función o muerte a los 12 meses: 1/17 versus 5/19; CR 0,22; IC del 95%: 0,03 a 1,73; P = 0,15). El ensayo no encontró pruebas de diferencias entre los grupos en los eventos adversos individuales.

Dos ensayos compararon esteroides anabólicos combinados con otra intervención nutricional (“esteroide más adicional”) versus control (ningún “esteroide más adicional”). Un ensayo comparó inyecciones de esteroides anabólicos cada tres semanas durante 12 meses en combinación con un suplemento diario de vitamina D y calcio versus calcio solamente en 63 pacientes mujeres que estaban viviendo de forma independiente en su domicilio. El otro ensayo comparó inyecciones de esteroides anabólicos cada tres semanas durante seis meses y administración diaria de suplementos proteicos versus control en 40 "mujeres delgadas de edad muy avanzada". Ambos ensayos encontraron algunas pruebas de una mejor función en el grupo de esteroides más adicional. Un ensayo informó una mayor independencia, mayores puntuaciones de Harris de la cadera y velocidades de la marcha en el grupo de esteroides más adicional a los 12 meses. El segundo ensayo encontró que menos participantes en el grupo de esteroides anabólicos presentaron dependencia en al menos dos funciones, incluido el baño, o la muerte a los seis y 12 meses (se observó la muerte de un paciente en el grupo de control) (1/17 versus 7/18; CR 0,15; IC del 95%: 0,02 a 1,10; P = 0,06). Los datos agrupados de la mortalidad (2/51 versus 3/51) de los dos ensayos no mostraron pruebas de diferencias entre los dos grupos un año más tarde. De igual manera, no hubo pruebas de diferencias entre los grupos en los eventos adversos individuales. Tres participantes en el grupo de esteroides de un ensayo informaron efectos secundarios de ronquera y aumento del vello facial. El otro ensayo informó una mejor calidad de vida en el grupo de esteroides más adicional.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save