Escleroterapia para las telangiectasias de los miembros inferiores

Las venas de arañas o hilos (telangiectasias) son venas superficiales pequeñas que se ensanchan y se tornan visibles, a menudo en las piernas. En ocasiones, pero no siempre, se asocian con enfermedad venosa crónica que afecta las venas más profundas. Los factores de riesgo para desarrollar venas de arañas incluyen antecedentes familiares, embarazo, administración de hormonas femeninas, uso de esteroides tópicos, traumatismo local y estar sentado o parado por períodos prolongados. Algunos pacientes presentan dolor, calambres, ardor, dolor pulsátil, prurito o fatiga de la pierna y las mujeres en particular pueden tener preocupación por la apariencia cosmética. Cada vez más los pacientes solicitan tratamiento.

La escleroterapia se ha utilizado durante siglos para tratar las venas de arañas. La técnica incluye la inyección de un producto químico en las venas. Lo anterior en ocasiones está seguido de la compresión con vendas o medias.

El agente esclerosante líquido o en espuma se inyecta en la vena para provocar daño localizado al recubrimiento interno (endotelio) de la vena. Este daño provoca inflamación, un coágulo sanguíneo, colapso y el engrosamiento o la cicatrización del vaso. La sangre deja de fluir y la vena pierde su apariencia roja o púrpura. Actualmente, no hay acuerdo acerca de qué agente esclerosante es más eficaz con la menor cantidad de efectos secundarios y un malestar mínimo para los pacientes.

Se incluyeron 10 ensayos controlados aleatorios con 484 personas en esta revisión. El tetradecilsulfato sódico (STS), el polidocanol (POL) y heparsal (solución salina al 20% mezclada con heparina 100 unidades/ml) eliminan las venas de forma más eficaz que una inyección de solución salina normal. No hubo pruebas de que un agente esclerosante fuera mejor que otro, que los pacientes estuvieran más satisfechos con un agente que con otro ni a qué dosis un agente fue mejor. Hubo algunas pruebas de que el POL fue menos doloroso que el heparsal y el STS, y que el STS fue más doloroso que el heparsal. A dosis mayores, algunos de los agentes parecieron causar más dolor y efectos secundarios como decoloración parda leve, erupción o rubor próximo a la vena inyectada, o prurito; sin embargo, no hay suficientes pruebas para determinar la concentración óptima a utilizar. Los ensayos se diseñaron de formas muy diferentes y utilizaron agentes diversos, lo que significó que no fue posible combinar los estudios para poder establecer conclusiones firmes. La cantidad de pruebas disponibles fue limitada y la calidad metodológica general de las investigaciones fue deficiente, así como la calidad de los informes.

Conclusiones de los autores: 

Las pruebas no indicaron que la eficacia ni la satisfacción de los pacientes fueran superiores para ningún agente esclerosante utilizado en el tratamiento de las telangiectasias de los miembros inferiores, pero los agentes estudiados mostraron superioridad en comparación con un placebo salino normal. Sin embargo, la cantidad de pruebas disponibles en este campo es reducida y la calidad metodológica general de los estudios de investigación fue deficiente, así como la calidad de los informes. Se necesitan más estudios de investigación para determinar el/los agente/s óptimo/s y la dosis ideal para lograr los mejores resultados y maximizar la satisfacción de los pacientes. Los esfuerzos de los estudios de investigación futuros deben incorporar más datos demográficos y medidas de los síntomas para permitir la comparación con los hallazgos de los estudios observacionales, y así contribuir a la evaluación de cómo diversos grupos de riesgo responden al tratamiento.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La escleroterapia se ha utilizado en la práctica clínica durante siglos, pero todavía no hay consenso acerca de qué agente esclerosante, de haber alguno, proporciona los mejores resultados.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad y la seguridad de los agentes esclerosantes para el tratamiento de las telangiectasias de los miembros inferiores.

Estrategia de búsqueda (: 

El Grupo Cochrane de Enfermedades Vasculares Periféricas (Cochrane Peripheral Vascular Diseases Group, PVD) realizó búsquedas en su Registro Especializado (última búsqueda 26 mayo 2011) y en CENTRAL (2011, número 2). Se buscó en las referencias dentro de los estudios identificados y en las Cited References de la Web of Science. Se estableció contacto con los autores de los estudios y las compañías farmacéuticas. No hubo restricciones de idioma.

Criterios de selección: 

Se incluyeron los ensayos controlados aleatorios o cuasialeatorios sobre el tratamiento de las telangiectasias que compararon la escleroterapia con un placebo salino normal, ningún tratamiento o un régimen alternativo de escleroterapia.

Obtención y análisis de los datos: 

Ambos revisores determinaron los estudios a incluir, extrajeron los datos y evaluaron el riesgo de sesgo. Un autor (LS) contactó con los autores de los estudios y compañías farmacéuticas y analizó los resultados.

Resultados principales: 

Se incluyeron 10 estudios que involucraban a 484 pacientes. No hubo pruebas que indicaran una eficacia superior de cualquier esclerosante sobre otro, pero hubo pruebas de la superioridad de la escleroterapia en comparación con placebo.

Las pruebas no indicaron un aumento en la satisfacción de los pacientes con cualquier agente versus otro, pero hubo pruebas de que los pacientes estuvieron menos satisfechos con placebo.

Hubo algunas pruebas que indicaron que el polidocanol (POL) tuvo mayores probabilidades de causar reacciones adversas a una concentración del 1% comparado con concentraciones inferiores o con solución salina hipertónica, y el tetradecilsulfato sódico (STS) tuvo mayores probabilidades de causar reacciones adversas a una concentración del 1% comparado con POL al 0,5%.

Hubo algunas pruebas que indicaron que el STS fue más doloroso que el POL, heparsal (solución salina al 20% mezclada con heparina 100 unidades/ml) o placebo, y que el POL no fue más doloroso que placebo. Las pruebas de un estudio indicaron que la solución salina hipertónica fue más dolorosa que el POL.

Los datos no eran adecuados para el metanálisis.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save