Rehabilitación de la memoria en la esclerosis múltiple

Pregunta de la revisión

¿Los pacientes con EM que recibieron rehabilitación de la memoria muestran: 1. mejores resultados en sus funciones de la memoria en comparación con los que no recibieron tratamiento o recibieron un control placebo; y 2. mejores capacidades funcionales en cuanto a las actividades cotidianas, el estado de ánimo y la calidad de vida, que los que no recibieron tratamiento o recibieron placebo?

Antecedentes

Los pacientes con esclerosis múltiple (EM) suelen enfrentarse con problemas de memoria que pueden causarles dificultades en la vida cotidiana. La rehabilitación de la memoria es una opción que intenta ayudar a mejorar la capacidad de realizar las actividades cotidianas y aumentar la independencia mediante la reducción de los episodios de olvido. Dicha rehabilitación puede incluir técnicas y estrategias específicas para cambiar la forma en que el paciente intenta activar, almacenar o recuperar los recuerdos. Sin embargo, no está claro si la rehabilitación de la memoria es efectiva para reducir los episodios de olvido o mejorar la realización de las actividades cotidianas. Actualmente hay pocos estudios de buena calidad que hayan investigado la efectividad de la rehabilitación de la memoria en pacientes con EM.

Características de los estudios

Esta revisión incluyó 15 estudios con 989 participantes con diversos tipos de técnicas de rehabilitación de la memoria, y algunos utilizaron programas de computación o ayudas para la memoria, como diarios o almanaques.

Resultados clave y calidad de las pruebas

Los resultados de esta revisión mostraron pruebas a favor del uso de la rehabilitación de la memoria en pacientes con EM. Los participantes que recibieron rehabilitación de la memoria tuvieron mejor funcionamiento de la memoria en comparación con los que no recibieron rehabilitación de la memoria y esta diferencia entre los grupos se encontró después que la intervención terminó y durante algún tiempo posteriormente. Sin embargo, este resultado se midió generalmente con evaluaciones que fueron abstractas y no reflejaron la vida cotidiana de los pacientes. Los participantes que recibieron rehabilitación de la memoria también mostraron mejor calidad de vida, pero este efecto no se mantuvo a largo plazo. También se encontró que los participantes que no recibieron rehabilitación de la memoria fueron mejores para completar las actividades cotidianas, pero estas diferencias entre los grupos fueron pequeñas. Los grupos que recibieron y no recibieron rehabilitación de la memoria no difirieron en cuanto a los informes subjetivos de problemas de memoria o de estado de ánimo. Aún hay relativamente pocos estudios grandes y de buena calidad en los que basar los hallazgos, por lo que se necesitan más.

Conclusiones de los autores: 

Hay algunas pruebas para apoyar la efectividad de la rehabilitación de la memoria en la función de la memoria, así como en la calidad de vida. Sin embargo, las pruebas son limitadas y no se extienden a los informes subjetivos del funcionamiento de la memoria o el estado de ánimo. Además, las medidas objetivas utilizadas no son medidas ecológicamente válidas, por lo que limitan potencialmente la generalizabilidad de estos resultados a la vida cotidiana. Todavía se necesitan ECA adicionales consistentes de alta calidad metodológica y mejor calidad del informe que utilicen evaluaciones de resultado ecológicamente válidas.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Ésta es una actualización de la revisión Cochrane "Rehabilitación de la memoria para pacientes con esclerosis múltiple" (publicada por primera vez en la Cochrane Library 14 marzo 2012, número 3). El deterioro en la función cognitiva, especialmente la memoria, es frecuente en los pacientes con esclerosis múltiple (EM), y este cuadro puede afectar la capacidad de completar las actividades funcionales. Hay pruebas de estudios de casos únicos o de grupos pequeños de que la rehabilitación de la memoria puede tener efectos beneficiosos en los pacientes con EM, aunque los hallazgos de los ensayos controlados aleatorios (ECA) y las revisiones sistemáticas no han sido concluyentes.

Objetivos: 

Determinar si los pacientes con EM que recibieron rehabilitación de la memoria mostraron: 1. mejores resultados en sus funciones de la memoria en comparación con los que no recibieron tratamiento o recibieron un control placebo; y 2. mejores capacidades funcionales en cuanto a las actividades cotidianas, el estado de ánimo y la calidad de vida, que los que no recibieron tratamiento o recibieron placebo.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el registro especializado del Grupo Cochrane de Esclerosis Múltiple y Enfermedades Raras del Sistema Nervioso Central (Cochrane Multiple Sclerosis and Rare Diseases of the CNS Group) (2 junio 2015) y en las siguientes bases de datos electrónicas: NIHR Clinical Research Network Portfolio database (NIHR CRN) (desde 2010 hasta junio 2015), Allied and Complementary Medicine Database (AMED) (2010 hasta junio 2015), British Nursing Index (BNI) (2010 hasta junio 2015), PsycINFO (2011 hasta junio 2015) y en CAB Abstracts (2010 hasta junio 2015). Las fechas de inicio de las bases de datos electrónicas coincidieron con la última búsqueda para la revisión anterior. Se hicieron búsquedas manuales en revistas relevantes y en listas de referencias.

Criterios de selección: 

Se seleccionaron los ECA o ensayos cuasialeatorios de rehabilitación de la memoria o rehabilitación cognitiva para pacientes con EM en los que se comparó un grupo de tratamiento con rehabilitación de la memoria versus un grupo control. La selección se realizó primero de forma independiente primero y luego se confirmó mediante la discusión grupal. Se excluyeron los estudios que incluyeron participantes en los que los déficits de memoria fueron resultado de afecciones diferentes de la EM, a menos que se hubiera podido identificar un subgrupo de participantes con EM con resultados separados.

Obtención y análisis de los datos: 

Tres autores de la revisión participaron en esta actualización en cuanto a la selección de estudios, la evaluación de la calidad y la extracción de datos. Cuando fue necesario, se estableció contacto con los investigadores de los estudios primarios para obtener información adicional . Se realizaron análisis y síntesis de datos de acuerdo con el Manual Cochrane para las Revisiones Sistemáticas de Intervenciones (Cochrane Handbook for Systematic Reviews of Interventions) (Higgins 2011). Se realizó una síntesis de las "mejores pruebas" según la calidad metodológica del estudio primario incluido.

Resultados principales: 

Se añadieron siete estudios durante esta actualización, dando por tanto un total de 15 estudios con 989 participantes. Las intervenciones incluyeron diversas técnicas de rehabilitación de la memoria, como programas computarizados y entrenamiento sobre el uso de ayudas memoria internas y externas. Los grupos control variaron en cuanto al formato con respecto a los grupos de evaluación solamente, discusión y juegos, rehabilitación cognitiva inespecífica y entrenamiento visuoespacial o de la atención. El riesgo de sesgo de los estudios incluidos fue generalmente bajo, pero se encontró que ocho estudios tuvieron alto riesgo de sesgo relacionado con ciertos aspectos de su metodología.

Se encontró un efecto significativo de la intervención sobre las evaluaciones objetivas de la memoria en los seguimientos inmediatos y a largo plazo: diferencia de medias estandarizada (DME) 0,23 (intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,05 a 0,41) y DME 0,26 (IC del 95%: 0,03 a 0,49), respectivamente. También se encontró un efecto significativo de la intervención en la calidad de vida en el seguimiento inmediato (DME 0,23 [IC del 95%: 0,05 a 0,41]). Estos resultados mostraron que el grupo de intervención funcionó significativamente mejor que el grupo control. También se encontró una diferencia significativa en las actividades cotidianas (AC) al seguimiento a largo plazo (DME -0,33 [IC del 95%: -0,63 a -0,03]), lo que muestra que los grupos control tuvieron significativamente menos dificultades para completar las AC que los grupos de intervención. No se encontraron efectos significativos inmediatos o a largo plazo sobre los informes subjetivos de problemas de memoria (DME 0,04 [IC del 95%: -0,19 a 0,27] y DME 0,04 [IC del 95%: -0,19 a 0,27]); sobre el estado de ánimo (DME -0,02 [IC del 95%: -0,16 a 0,20] y DME 0,01 [IC del 95%: -0,21 a 0,20]); y en el seguimiento inmediato para las AC (DME -0,13 [IC del 95%: -0,60 a 0,33]) y a largo plazo para la calidad de vida (DME 0,16 [IC del 95%: -0,03 a 0,36]). No fue posible completar un análisis de sensibilidad de intención de tratar en comparación con el análisis por protocolo debido a la información insuficiente en los artículos incluidos. Sin embargo, un análisis de sensibilidad de los estudios de riesgo alto versus bajo indicó que, aunque la calidad de los ensayos no afectó a la mayoría de los resultados, se observaron diferencias en los resultados de la memoria objetiva (inmediatos y a largo plazo) y el resultado calidad de vida (inmediato), en el que los estudios con mayor riesgo de sesgo exageraron las estimaciones generales del tamaño del efecto para estos resultados y la prueba del efecto general pasó de ser estadísticamente significativa a no significativa cuando se excluyeron los estudios con alto riesgo de sesgo. Lo anterior indica que los estudios de calidad inferior pueden haber influido positivamente en los resultados.

Tools
Information
Share/Save