Inmunoglobulinas intravenosas para el tratamiento de la epilepsia

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

La epilepsia es un trastorno con crisis epilépticas recurrentes causadas por descargas eléctricas anormales en el cerebro. Los pacientes con epilepsia pueden presentar diversos tipos de anomalías inmunológicas. La mayoría de las crisis epilépticas pueden controlarse con fármacos antiepilépticos, pero a veces las mismas son resistentes a estos fármacos. Los pacientes pueden requerir otras modalidades de tratamiento, como la utilización de inmunoglobulina intravenosa (IgIV). La IgIV es un producto sanguíneo purificado y estéril extraído del plasma de donantes de sangre. El tratamiento con IgIV puede representar un abordaje valioso, cuya eficacia posee implicaciones importantes para el tratamiento de la epilepsia. La presente revisión sistemática evaluó la eficacia de la IgIV como tratamiento para el control de la epilepsia. Sólo se incluyó un estudio que comparó la eficacia de la IgIV como tratamiento complementario con un placebo complementario en pacientes con epilepsia refractaria. Los resultados de la revisión indican que no existen pruebas convincentes a favor de la utilización de la IgIV como tratamiento para la epilepsia y que se necesitan ensayos controlados con asignación aleatoria adicionales.

Conclusiones de los autores: 

No se pueden establecer conclusiones fiables con respecto a la eficacia de la IgIV como tratamiento para la epilepsia. Se necesitan ensayos controlados con asignación aleatoria adicionales.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La epilepsia es una enfermedad neurológica frecuente, con una incidencia estimada de 50 por 100 000 habitantes. Los pacientes con epilepsia pueden presentar diversos tipos de anomalías inmunológicas, como un bajo nivel sérico de IgA, la falta de una subclase de IgG y la identificación de ciertos tipos de anticuerpos. El tratamiento con inmunoglobulina intravenosa (IgIV) puede representar un abordaje valioso, cuya eficacia posee implicaciones importantes para el tratamiento de la epilepsia.

Objetivos: 

Examinar los efectos del tratamiento con IgIV sobre la frecuencia y duración de las crisis epilépticas, la calidad de vida y los efectos adversos, al ser utilizado como monoterapia o tratamiento complementario para los pacientes con epilepsia.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el Registro Especializado de Ensayos Controlados del Grupo Cochrane de Epilepsia (Cochrane Epilepsy Group) (14 junio 2010), Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL) (número 2 de 4, Cochrane Library, 2010), MEDLINE (1950 hasta junio 2010), Web of Science (14 junio 2010), Current Controlled Trials (11 junio 2010), el National Research Register (NRR) archive (11 junio 2010), los US National Institutes of Health (Clinicaltrials.gov) (11 junio 2010) y en listas de referencias de artículos.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados con asignación aleatoria o cuasialeatoria sobre la IgIV como monoterapia o tratamiento complementario en pacientes con epilepsia.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores evaluaron los ensayos para su inclusión de manera independiente y extrajeron los datos. Se contactó con los autores de los estudios para obtener información adicional. Los resultados incluyeron al porcentaje de pacientes sin crisis epilépticas, la reducción del 50% o más en la frecuencia de las mismas, los efectos adversos, el retiro del tratamiento y la calidad de vida.

Resultados principales: 

Se incluyó un estudio (61 pacientes). No se encontraron ensayos controlados con asignación aleatoria que investigaran los efectos de la monoterapia con IgIV para el tratamiento de la epilepsia. El estudio incluido fue un ensayo con asignación aleatoria, doble ciego, controlado con placebo y multicéntrico que comparó la eficacia de la IgIV como tratamiento complementario con un placebo complementario en pacientes con epilepsia refractaria. No hubo una diferencia significativa entre la IgIV y el placebo en la reducción de un 50% o más de la frecuencia de las crisis epilépticas. El estudio informó un efecto estadísticamente significativo para la evaluación global a favor del tratamiento con IgIV. No se demostraron efectos adversos.

Share/Save