Inmunoglobulinas intravenosas para la epilepsia

Antecedentes
La epilepsia es un trastorno con crisis epilépticas recurrentes causadas por descargas eléctricas anormales en el cerebro. Los pacientes con epilepsia pueden presentar diversos tipos de anomalías inmunológicas. La mayoría de las crisis epilépticas se pueden controlar con fármacos antiepilépticos, pero a veces son resistentes a estos fármacos. Los pacientes pueden requerir otros tipos de tratamiento, como inmunoglobulinas intravenosas (IgIV). La IgIV es un producto sanguíneo purificado y estéril extraído del plasma de donantes de sangre. El tratamiento con IgIV puede representar un abordaje valioso, y su eficacia tienen implicaciones importantes para el tratamiento de la epilepsia.

Esta revisión evaluó la eficacia de la IgIV como tratamiento para el control de la epilepsia. Solo se incluyó un estudio (61 participantes) que comparó la eficacia del tratamiento de la IgIV como complemento con un complemento placebo en pacientes con epilepsia resistente a los fármacos.

Resultados
Los resultados de la revisión indican que no existe evidencia convincente a favor de la utilización de la IgIV como tratamiento para la epilepsia, y que se necesitan ensayos controlados aleatorizados adicionales.

Certeza de la evidencia
El estudio incluido se calificó como riesgo de sesgo bajo a incierto. Mediante la metodología de GRADE la certeza de la evidencia se calificó como baja. Lo anterior significa que el efecto verdadero puede ser significativamente diferente de lo que muestra esta revisión.

La evidencia está actualizada hasta el 20 de diciembre 2018.

Conclusiones de los autores: 

No es posible establecer conclusiones fiables con respecto a la eficacia de la IgIV como tratamiento para la epilepsia. Se necesitan más ensayos controlados aleatorizados.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La epilepsia es una enfermedad neurológica frecuente, con una incidencia calculada de 50 por 100 000 habitantes. Los pacientes con epilepsia pueden presentar varios tipos de anormalidades inmunológicas como bajos niveles de inmunoglobulina A (IgA) en suero, falta de la subclase de inmunoglobulina G (IgG) e identificación de ciertos tipos de anticuerpos. El tratamiento con inmunoglobulina intravenosa (IgIV) puede representar un abordaje valioso, y su eficacia tiene implicaciones importantes para el tratamiento de la epilepsia. Ésta es una actualización de una revisión Cochrane publicada por primera vez en 2011 y actualizada por última vez en 2017.

Objetivos: 

Examinar los efectos del tratamiento con IgIV sobre la frecuencia y duración de las crisis epilépticas, la calidad de vida y los efectos adversos, ya sea como monoterapia o como tratamiento complementario para los pacientes con epilepsia.

Estrategia de búsqueda (: 

Para la última actualización, se hicieron búsquedas en el Registro Cochrane de Estudios (CRS Web) (20 de diciembre 2018), MEDLINE (Ovid, 1946 hasta el 20 de diciembre 2018), Web of Science (1898 hasta el 20 de diciembre 2018), registro ISRCTN (20 de diciembre 2018), WHO International Clinical Trials Registry Platform (ICTRP, 20 de diciembre 2018), US National Institutes of Health ClinicalTrials.gov (20 de diciembre 2018), y listas de referencia de los artículos.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados o cuasialeatorizados sobre la IgIV como monoterapia o tratamiento complementario en pacientes con epilepsia.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión de forma independiente evaluaron los ensayos para su inclusión y extrajeron los datos. Se estableció contacto con los autores de los estudios para obtener información adicional. Los resultados incluyeron porcentaje de pacientes sin crisis epilépticas, reducción del 50% o más en la frecuencia de las crisis, efectos adversos, retiro del tratamiento y calidad de vida.

Resultados principales: 

Se incluyó un estudio (61 participantes). El estudio incluido fue un ensayo aleatorizado, doble ciego, controlado con placebo y multicéntrico que comparó la eficacia de la IgIV como tratamiento complementario con un complemento placebo en pacientes con epilepsia resistente a los fármacos. El estudio no informó sobre la ausencia de convulsiones. No hubo diferencias significativas entre la IgIV y placebo en cuanto a la reducción del 50% o más de la frecuencia de las crisis epilépticas (RR 1,89; IC del 95%: 0,85 a 4,21; un estudio, 58 participantes; evidencia de certeza baja). El estudio informó sobre un efecto estadísticamente significativo para la evaluación global a favor de la IgIV (RR 3,29; IC del 95%: 1,13 a 9,57; un estudio, 60 participantes; evidencia de certeza baja). No se demostraron efectos adversos. No se encontraron ensayos controlados aleatorizados que investigaran los efectos de la monoterapia con IgIV para el tratamiento de la epilepsia. En general, el estudio incluido se calificó como riesgo de sesgo bajo a incierto. Mediante la metodología de GRADE la certeza de la evidencia se calificó como baja.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save