Enfriar el cerebro durante la cirugía para evitar la muerte o una discapacidad grave en pacientes con aneurismas cerebrales

Pregunta de la revisión

Se revisó la evidencia sobre el efecto del enfriamiento del cerebro durante la cirugía por aneurisma cerebral. Se encontraron tres estudios de calidad aceptable y se analizaron los resultados para determinar si el enfriamiento del cerebro durante la cirugía a cráneo abierto para los aneurismas cerebrales previene la muerte o la discapacidad grave.

Antecedentes

Los aneurismas intracraneales son protuberancias en la pared de las arterias cerebrales. La rotura de un aneurisma intracraneal con frecuencia es potencialmente mortal. Las pacientes con aneurismas intracraneales se clasifican de grado favorable o desfavorable, según las manifestaciones clínicas. La cirugía es una opción habitual para el tratamiento de este problema, pero puede causar daño adicional al cerebro. Teóricamente, el enfriamiento del cerebro reduce su actividad metabólica, protegiéndolo así durante una operación. En general, las investigaciones en animales apoyan esta teoría.

Características de los estudios

La evidencia actualizada está vigente hasta agosto de 2015. Se encontraron sólo tres estudios apropiados para inclusión con un total de 1158 participantes. Los datos provinieron principalmente de un estudio de alta calidad con 1000 pacientes.

Resultados clave

El análisis de esta revisión mostró que en los pacientes de grado favorable, es posible que el enfriamiento del cerebro durante la cirugía pueda prevenir la muerte o la dependencia en las actividades cotidianas. Se dispuso de información muy limitada de los que no presentaron hemorragia o eran de grado desfavorable. Los resultados desfavorables no difirieron entre los participantes con o sin hipotermia. La calidad de la evidencia de estos resultados es incierta porque se informaron de diversas maneras.

Calidad de la evidencia

No hay suficientes datos para estar seguros del efecto del enfriamiento en la muerte o la dependencia. La evidencia de otros resultados fue menos clara, ya que no se pudieron combinar los datos debido a la variación en la definición y el informe de los datos de resultados. Los datos de los análisis fueron principalmente de un ensayo de alta calidad sobre participantes de grado favorable.

Conclusiones de los autores: 

Es posible que la hipotermia leve intraoperatoria pueda prevenir la muerte o la dependencia en las actividades cotidianas en pacientes con hemorragia subaracnoidea por aneurisma de grado favorable. Sin embargo, los intervalos de confianza en torno a esta estimación incluyen la posibilidad de efectos beneficiosos y perjudiciales. No se dispuso de información suficiente para establecer conclusiones sobre los efectos de la hipotermia leve intraoperatoria en pacientes con hemorragia subaracnoidea por aneurisma de grado desfavorable o sin hemorragia subaracnoidea. No se identificó evidencia confiable que apoyara el uso habitual de la hipotermia intraoperatoria leve. Quizás sea posible la realización de un ensayo clínico aleatorizado de alta calidad de hipotermia leve intraoperatoria para los déficits neurológicos posoperatorios en pacientes con hemorragia subaracnoidea por aneurisma de grado desfavorable.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La rotura de un aneurisma intracraneal causa hemorragia subaracnoidea por aneurisma, que es una de las afecciones clínicas más graves. Desde el punto de vista clínico se puede clasificar en cinco grados mediante la escala Hunt-Hess o World Federation of Neurological Surgeons (WFNS). Los grados 4 y 5 predicen un pronóstico deficiente y se denominan "de grado desfavorable", mientras que los grados 1, 2 y 3 se conocen como "de grado favorable". Se sabe que los trastornos de la homeostasis intracraneal y el metabolismo cerebral tienen determinada influencia en las secuelas. La hipotermia tiene un largo historial de uso para reducir la tasa metabólica, protegiendo así los órganos en los que el metabolismo está perturbado, y puede potencialmente causar daño.

Objetivos: 

Evaluar el efecto de la hipotermia leve intraoperatoria sobre la muerte posoperatoria y los déficits neurológicos en pacientes con aneurismas intracraneales (con o sin rotura).

Métodos de búsqueda: 

Se actualizó la búsqueda en el Registro de Ensayos del Grupo Cochrane de Accidentes Cerebrales Vasculares (Cochrane Stroke Group Trials Register) (agosto de 2015), el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL 2015, número 8), la WHO International Clinical Trials Registry Platform (ICTRP; diciembre de 2015), MEDLINE (1950 a septiembre de 2015), EMBASE (1980 a septiembre de 2015), Science Citation Index (1900 a septiembre de 2015) y 11 bases de datos chinas (septiembre de 2015). También se buscó en los registros de ensayos en curso (septiembre de 2015) y se examinaron las listas de referencias de los registros recuperados.

Criterios de selección: 

Sólo se incluyeron los ensayos controlados aleatorizados que compararon la hipotermia leve intraoperatoria (32°C a 35°C) con control (sin hipotermia) en pacientes con aneurismas intracraneales rotos o no rotos.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión, de forma independiente, seleccionaron los ensayos y evaluaron el riesgo de sesgo de cada estudio incluido. Los datos se presentaron como riesgo relativo (RR) y diferencia de riesgos (DR) con intervalos de confianza (IC) del 95%.

Resultados principales: 

Se incluyeron tres estudios con 1158 participantes. En todos los estudios se informó de un aumento de la tasa de recuperación con la hipotermia leve intraoperatoria, pero los tamaños de los efectos no fueron suficientes para tener certeza. Un total de 1086 de los 1158 participantes (93,8%) tuvieron una hemorragia subaracnoidea por aneurisma de grado favorable. Setenta y seis de 577 participantes (13,1%) que recibieron hipotermia y 93 de 581 participantes (16,0%) que no recibieron hipotermia murieron o eran dependientes (RR 0,82; IC del 95%: 0,62 a 1,09; DR -0,03; IC del 95%: -0,07 a 0,01, evidencia de calidad moderada) después de tres meses.

Los resultados desfavorables informados no difirieron entre los participantes con o sin hipotermia. La calidad de la evidencia de esos resultados no está clara porque los resultados se informaron de diversas maneras. No se informó de craniectomía descompresiva o corticectomía. Treinta y seis de 577 (6,2%) participantes con hipotermia y 40 de 581 (6,9%) participantes sin hipotermia presentaron un infarto. Treinta y cuatro de 577 (6%) participantes con hipotermia y 32 de 581 (5,5%) participantes sin hipotermia presentaron vasospasmo clínico (déficits temporales).

No se informó la duración de la estancia hospitalaria. Sólo un estudio con 112 participantes informó sobre los destinos al alta: 43 de 55 (78,2%) participantes con hipotermia y 39 de 57 (68,4%) participantes del grupo control fueron dados de alta a su domicilio. Los participantes restantes fueron dados de alta a otras instalaciones.

Treinta y nueve de 577 (6,8%) participantes con hipotermia y 39 de 581 (6,7%) participantes sin hipotermia presentaron infecciones. Seis de 577 (1%) participantes con hipotermia y seis de 581 (1%) participantes sin hipotermia presentaron arritmia cardíaca.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save