Injerto "piggy back" para el trasplante hepático

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

Durante el trasplante hepático, la vena principal que desemboca en el corazón (vena cava inferior [VCI]) es sujetada (bloqueada con pinzas) por el cirujano para completar la operación. Este procedimiento permite la extracción de una sección de la VCI junto con el hígado enfermo. Sin embargo, la sujeción de la VCI puede reducir el retorno de sangre al corazón lo cual probablemente disminuya la presión arterial y reduzca el flujo sanguíneo a los órganos vitales. Para evitar lo anterior, se ha propuesto un método alternativo denominado método "piggy back". En este método, se preserva la VCI beneficiaria. La VCI donante luego se une a la vena beneficiaria.

Se efectuaron búsquedas sistemáticas en diversas bases de datos médicas para comparar el método "piggy back" con el método estándar de trasplante hepático o con diferentes técnicas de "piggy back". Dos ensayos clínicos asignaron al azar a 106 pacientes al método "piggy back" (53 pacientes) versus el método estándar (53 pacientes). Ambos ensayos presentaban alto riesgo de errores sistemáticos. No hubo diferencias significativas en la muerte posoperatoria, el fracaso de la función del injerto primario (el injerto hepático no comienza a funcionar en absoluto), las complicaciones relacionadas con los vasos sanguíneos, la insuficiencia renal, la necesidad de transfusión de sangre, la estancia en la unidad de cuidados intensivos (UCI), o la estancia hospitalaria entre los dos grupos. La proporción de pacientes que presentaron complicaciones torácicas fue significativamente mayor con el método "piggy back" que con el método convencional (76% en el método "piggy back" versus 44% en el método convencional; estadísticamente significativa). Un ensayo asignó al azar a 80 pacientes a una variante del "piggy back" (en la cual la sangre de los intestinos se desvía temporalmente; 40 pacientes) versus el método "piggy back" estándar (en el cual se bloquea la sangre que proviene de los intestinos; 40 pacientes). Este ensayo estuvo en riesgo de error sistemático. No hubo diferencias significativas en la muerte posoperatoria, el nuevo trasplante debido al fracaso de la función del injerto primario (el injerto hepático no comienza a funcionar en absoluto), las complicaciones vasculares, la insuficiencia renal, o la estancia hospitalaria entre los dos grupos. Significativamente menos pacientes necesitaron transfusión de sangre con la variante del método "piggy back" (55%) en comparación con el método "piggy back" estándar (75%). La estancia en la UCI fue significativamente más corta en la variante (2,9 días) que con el método "piggy back" estándar (4,9 días). No hubo ningún ensayo que comparara el método "piggy back" y el método estándar de trasplante hepático sin desviación de la sangre venosa ni diferentes técnicas del método "piggy back". Se estableció la conclusión de que no existen pruebas para recomendar o refutar el uso del método "piggy back" de trasplante hepático.

Conclusiones de los autores: 

No existen en la actualidad pruebas para recomendar o refutar el uso del método "piggy back" de trasplante hepático.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El método de trasplante "piggy back", que incluye la preservación de la vena cava inferior retrohepática beneficiaria, se ha sugerido como una opción al método convencional de trasplante hepático, en que se reseca esta vena.

Objetivos: 

Comparar los efectos beneficiosos y perjudiciales de la técnica "piggy back" versus el trasplante hepático convencional y también de las diferentes modificaciones de la técnica "piggy back" durante el trasplante hepático.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el Registro de Ensayos Controlados del Grupo Cochrane Hepatobiliar (Cochrane Hepato-Biliary Group), el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL), en la Cochrane Library, MEDLINE, EMBASE, y Science Citation Index Expanded hasta junio de 2010 para identificar ensayos aleatorios mediante las estrategias de búsqueda.

Criterios de selección: 

Para esta revisión, sólo se consideraron los ensayos clínicos aleatorios, independientemente del idioma, el cegamiento o el estado de publicación.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores (KSG y VP), de forma independiente, identificaron los ensayos y extrajeron los datos. Se calculó la diferencia de medias (DM) o la diferencia de medias estandarizada (DME) con intervalos de confianza (IC) del 95% mediante los modelos de efectos fijos y de efectos aleatorios con RevMan 5 sobre la base del análisis de intención de tratar para los resultados continuos. Para los resultados binarios, se utilizó la prueba exacta de Fisher ya que ninguna de las comparaciones de los resultados binarios incluyó más de un ensayo.

Resultados principales: 

Dos ensayos asignaron al azar a un total de 106 pacientes al método "piggy back" (n = 53) versus el método convencional con derivación venovenosa (n = 53). Ambos ensayos presentaban alto riesgo de sesgo. No hubo diferencias significativas en la mortalidad posoperatoria, el fracaso de la función del injerto, las complicaciones vasculares, la insuficiencia renal, la necesidad de transfusión, la estancia en la unidad de cuidados intensivos (UCI), o la estancia hospitalaria entre los dos grupos. El tiempo de isquemia tibia fue significativamente más corto en el método "piggy back" que en el método convencional (DM -11,50 minutos; IC del 95%: -19,35 a -3,65; P

Un ensayo asignó al azar a 80 pacientes al método "piggy back" con derivación portocava (n = 40) versus "piggy back" sin derivación portocava (n = 40). Este ensayo tuvo un riesgo alto de sesgo. No hubo diferencias significativas en la mortalidad posoperatoria, el nuevo trasplante debido al fracaso de la función del injerto primario, las complicaciones vasculares, la insuficiencia renal, o la estancia hospitalaria entre los dos grupos. Menos pacientes necesitaron transfusión de sangre en el grupo de "piggy back" con derivación portocava (55%) en comparación con el grupo de "piggy back" sin derivación portocava (75%) (p = 0,02). No se encontraron diferencias significativas en la cantidad promedio de sangre transfundida entre los grupos (DM -1,00 unidad; IC del 95%: -2,19 a 0,19; P = 0,10). La estancia en la UCI fue significativamente más corta en el grupo de "piggy back" con derivación portocava (2,9 días) en comparación con el grupo de "piggy back" sin derivación portocava (4,9 días; DM -2,00 días; IC del 95%: -3,82 a -0,18; P = 0,03).

No hubo ningún ensayo que comparara el método "piggy back" con el método convencional sin derivación venovenosa o diferentes técnicas del método "piggy back".

Share/Save