Función de la evaluación quirúrgica de los ganglios linfáticos antes del tratamiento en mujeres con cáncer de cuello de útero localmente avanzado

El cáncer cervical surge del cuello de la matriz (cuello de útero). Los programas de detección han reducido la tasa de cáncer avanzado de cuello de útero. Sin embargo, un número significativo de casos todavía presenta enfermedad localmente avanzada que incluye tumores cervicales grandes (> 4 cm) o tumores que se extienden a la vagina superior. Cuanto más grande es el tumor primario, mayor es la probabilidad de metástasis (diseminación del cáncer a otras áreas del cuerpo). El cáncer de cuello de útero se disemina a los ganglios linfáticos de la pelvis y alrededor de la aorta (uno de los principales vasos sanguíneos del abdomen). El estadio es una evaluación estandarizada del tamaño del cáncer y si se ha propagado a sitios adyacentes o distantes. Según el estadio, las pacientes con metástasis de ganglios linfáticos paraaórticos al momento de la evaluación tienen una supervivencia inferior a las que no presentan metástasis paraaórticas en el mismo momento.

La detección exacta de los ganglios linfáticos paraaórticos afectados ayuda a adaptar la radioterapia para que incluya esta área (radioterapia de campo extendido). También proporciona información pronóstica. Se han utilizado diferentes métodos para detectar metástasis de ganglios linfáticos paraaórticos, que incluyen técnicas quirúrgicas y radiológicas (diversos tipos de radiografías); sin embargo, no está claro cuál es el más exacto.

La finalidad de esta revisión fue evaluar la bibliografía disponible sobre la efectividad y seguridad de la evaluación quirúrgica pretratamiento de los ganglios linfáticos paraaórticos para el cáncer de cuello de útero localmente avanzado. Se encontró sólo un ensayo controlado aleatorizado (ECA) que evaluó el estadiaje no quirúrgico versus el estadiaje quirúrgico. Se encontró evidencia limitada que indica que el estadiaje clínico puede ofrecer un beneficio en la supervivencia (en cuanto a la supervivencia general y sin progresión) en comparación con el estadiaje quirúrgico, pero la fortaleza de la evidencia de este ensayo pequeño es débil y el ensayo tuvo riesgo moderado de sesgo. No hubo diferencias estadísticamente significativas en los resultados informados entre las dos técnicas de estadiaje quirúrgico examinadas en el ensayo.

Debido al escaso número de pacientes con cáncer de cuello de útero localmente avanzado en un solo ensayo incluido, no hubo evidencia suficiente para determinar si alguna de las técnicas de estadiaje es superior a la otra. Esta revisión destaca la necesidad de futuros ensayos de buena calidad, bien diseñados, que informen no sólo los resultados de supervivencia y eventos adversos graves, sino que también examinen los datos de resultado de la calidad de vida (CdV).

Conclusiones de los autores: 

Desde la última versión de esta revisión no se encontraron nuevos estudios.

A partir de un único ECA disponible no se encontró evidencia suficiente de que la evaluación quirúrgica pretratamiento de los ganglios linfáticos paraaórticos en el cáncer de cuello de útero localmente avanzado sea beneficiosa y, de hecho, puede tener un efecto adverso sobre la supervivencia. Sin embargo, esta conclusión se basa en el análisis de un único ensayo con un escaso número de participantes y, por lo tanto, no se pueden hacer orientaciones ni recomendaciones definitivas para la práctica clínica.

Por lo tanto, la decisión de ofrecer una evaluación quirúrgica pretratamiento de los ganglios linfáticos paraaórticos en el cáncer de cuello de útero localmente avanzado debe ser individualizada. La incertidumbre con respecto a cualquier repercusión sobre la supervivencia de la evaluación pretratamiento de los ganglios linfáticos paraaórticos se debe analizar abiertamente con las pacientes.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Esta es una versión actualizada de la revisión Cochrane original publicada en The Cochrane Library, número 4, 2011.

El cáncer de cuello de útero es la causa más frecuente de muerte por cáncer ginecológico en todo el mundo. El cáncer de cuello de útero localmente avanzado, en estadio FIGO (International Federation of Gynaecology and Obstetrics) igual o mayor que IB1, se trata con quimioterapia y radioterapia de haz externo seguida de braquiterapia. Si hay metástasis en los ganglios linfáticos paraaórticos, la radioterapia se extiende para cubrir además esta área. Debido al aumento de la morbilidad, idealmente la radioterapia de campo extendido se administra sólo cuando el compromiso de los ganglios paraaórticos está comprobado. Por consiguiente, la evaluación exacta de la extensión de la enfermedad es muy importante para planificar el tratamiento más apropiado.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad y la seguridad de la evaluación quirúrgica pretratamiento de los ganglios linfáticos paraaórticos en pacientes con cáncer de cuello de útero localmente avanzado (estadio FIGO IB2 a IVA).

Métodos de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas en el Registro Especializado de Ensayos Controlados del Grupo Cochrane de Cáncer Ginecológico (Cochrane Gynaecological Cancer Group), el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL) (The Cochrane Library 2012, número 10), MEDLINE y EMBASE (hasta noviembre de 2012). También se buscó en los registros de ensayos clínicos, los resúmenes de reuniones científicas, las listas de referencias de los estudios incluidos y se estableció contacto con expertos en el campo.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados (ECA) que compararon la evaluación quirúrgica y la disección de ganglios linfáticos paraaórticos con las técnicas de estadiaje radiológicas, en pacientes adultas con diagnóstico de cáncer de cuello de útero localmente avanzado.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión, de manera independiente, evaluaron si los estudios potencialmente relevantes cumplían los criterios de inclusión, resumieron los datos y evaluaron el riesgo de sesgo. Se identificó un ECA, de manera que no se realizaron metanálisis.

Resultados principales: 

Sólo se encontró un ensayo con 61 pacientes que cumplió los criterios de inclusión. Este ensayo informó de datos sobre el estadiaje quirúrgico versus clínico y una evaluación de las dos técnicas de estadiaje quirúrgico; estadiaje quirúrgico laparoscópico (LAP) versus estadiaje quirúrgico extraperitoneal (EXP). El estadiaje clínico se realizó mediante tomografía computarizada (TC) resaltada por contraste o imagenología por resonancia magnética (IRM) del abdomen y la pelvis para determinar el estado de los ganglios.

En este ensayo, al parecer el estadiaje clínico prolongó de forma significativa la supervivencia general y la supervivencia sin progresión en comparación con el estadiaje quirúrgico. No hubo diferencias estadísticamente significativas en cuanto al número de pacientes que presentaron toxicidad grave (grado 3 ó 4).

No hubo diferencias estadísticamente significativas en el riesgo de muerte, la recidiva o progresión de la enfermedad, la pérdida de sangre, la toxicidad grave ni la duración del procedimiento quirúrgico entre las técnicas de estadiaje quirúrgico LAP y EXP.

La fortaleza de la evidencia de esta revisión es débil, ya que se basa en un ensayo con un escaso número de participantes con riesgo moderado de sesgo.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save