Se desconoce el efecto de reducción de la presión arterial de los bloqueadores de los CENa

Se desconoce el efecto de reducción de la presión arterial de los bloqueadores de los CENa

Los diuréticos ahorradores de potasio, que bloquean el canal epitelial de sodio (también llamados bloqueadores de los CENa), son una clase de fármacos comúnmente prescritos para prevenir la pérdida de potasio y además, pueden ayudar a disminuir la presión arterial elevada. Esta clase incluye fármacos como la amilorida (Midamor, Amilzide) y el triamtereno (Dyrenium, Dyazide). Nos preguntamos en qué medida estos fármacos reducen la presión arterial cuando se utilizan solos o como fármacos de segunda línea para el tratamiento de la hipertensión. Se buscó en la bibliografía científica disponible para encontrar todos los ensayos que evaluaran estas cuestiones. No se encontró ningún ensayo que estudiara la capacidad de los bloqueadores de los CENa para reducir la presión arterial cuando se usaban solos. Se encontraron seis ensayos que estudiaron la capacidad de disminución de la presión arterial de la amilorida y el triamtereno cuando se los agregó como segundo fármaco en 496 participantes. Los seis ensayos estudiaron los bloqueadores de los CENa a dosis bajas y no hubo ningún efecto hipotensor. Se necesitan ensayos que estudien estos fármacos a dosis mayores para determinar si reducen la presión arterial. En esta revisión no pueden estimarse los daños asociados con los bloqueadores de los CENa debido a las dosis bajas estudiadas y a la breve duración de los ensayos.

Conclusiones de los autores: 

Los bloqueadores de los CENa no tienen un efecto hipotensor clínica o estadísticamente significativo a dosis bajas pero los ensayos a dosis mayores no están disponibles. La revisión no presentó una buena estimación de la incidencia de los daños asociados con los bloqueadores de los CENa.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los diuréticos ahorradores de potasio, que bloquean los canales epiteliales de sodio (CENa), son prescritos ampliamente para la hipertensión como fármacos de segunda línea en los pacientes que toman otros diuréticos (p.ej. diuréticos tiazídicos) y con mucha menos frecuencia como monoterapia. Por lo tanto, es importante determinar los efectos de los bloqueadores de los CENa en la presión arterial (PA), la frecuencia cardíaca y los retiros debidos a efectos adversos cuando se administran como fármacos de primera o segunda línea.

Objetivos: 

Cuantificar la reducción relacionada con la dosis de la presión arterial sistólica y la presión arterial diastólica que resulta del tratamiento con bloqueadores de los CENa como fármacos de primera o segunda línea en los pacientes con hipertensión primaria.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en CENTRAL (The Cochrane Library 2009, número 3), MEDLINE (1950 hasta agosto 2009), EMBASE (1980 hasta agosto 2009) y en listas de referencias de artículos.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados, aleatorios, a doble ciego en pacientes con hipertensión primaria que evalúan, durante tres a 12 semanas, la eficacia hipotensora de: 1) la monoterapia de dosis fija con un bloqueador de los CENa en comparación con placebo; o 2) un bloqueador de los CENa en combinación con otra clase de hipotensores en comparación con la monoterapia respectiva (sin un bloqueador de los CENa).

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores de forma independiente evaluaron el riesgo de sesgo y extrajeron los datos. Se contactó con los autores de los estudios para obtener información adicional. Se obtuvo información de los ensayos acerca de los retiros debidos a efectos adversos.

Resultados principales: 

No se identificaron ensayos que evaluaran la eficacia de los bloqueadores de los CENa para reducir la PA como monoterapia en pacientes con hipertensión primaria. Sólo seis ensayos evaluaron la eficacia de dosis bajas de amilorida y triamtereno como fármacos de segunda línea para reducir la PA en 496 participantes con una PA inicial de 151/102 mmHg. Se estimó la disminución adicional de la PA provocada por los bloqueadores de los CENa como fármacos de segunda línea al comparar la diferencia en la disminución de la PA entre los grupos de tratamiento combinado y de monoterapia. El agregado de dosis bajas de amilorida y triamtereno en estos ensayos no redujo la PA. Un cálculo de la eficacia hipotensora relacionada con la dosis para los bloqueadores de los CENa no fue posible debido a la falta de datos del ensayo a dosis mayores.

Tools
Information
Share/Save