Tratamientos para la fatiga en la neuropatía periférica

Pregunta de la revisión

Evaluar los efectos de los tratamientos para la fatiga en pacientes con neuropatía periférica.

Antecedentes

La neuropatía periférica consiste en el daño de los nervios que se encuentran por fuera del cerebro y la médula espinal. Muchos pacientes con neuropatía periférica tienen sensación de cansancio grave (fatiga) que no está relacionada necesariamente con problemas físicos como la debilidad muscular. Las pruebas en otras enfermedades a largo plazo en las que la fatiga es un problema indican que los fármacos y otras formas de tratamiento pueden ayudar. El objetivo de esta revisión fue evaluar el efecto de los fármacos y otros tratamientos como el ejercicio general o específico, la ortesis (dispositivos como férulas), la relajación, la orientación y las estrategias cognitivas, conductuales y educacionales sobre la sensación de fatiga en los pacientes con neuropatía periférica.

Características de los estudios

A partir de una amplia búsqueda, se identificaron tres ECA que cumplían los criterios de selección. Los ensayos involucraron a 530 adultos con neuropatía periférica. Los tratamientos fueron ácido ascórbico (vitamina C) en dos ensayos en pacientes con enfermedad de Charcot-Marie-Tooth, y amantadina en el síndrome de Guillain-Barré en el tercer ensayo. La enfermedad de Charcot-Marie-Tooth es una enfermedad hereditaria de los nervios y el síndrome de Guillain-Barré es una afección en la que hay inflamación de los nervios periféricos. Se seleccionaron las medidas de fatiga a las cuatro a 12 semanas como las medidas preferidas de los efectos del tratamiento. El ensayo de amantadina, pero no los ensayos de ácido ascórbico, proporcionó datos en este punto temporal; los ensayos de ácido ascórbico proporcionaron datos de más de 12 meses después del comienzo de la intervención.

Resultados clave y calidad de las pruebas

No hubo pruebas suficientes para determinar los efectos de la amantadina comparada con un tratamiento inactivo (placebo) para la fatiga, y no hubo efectos no deseados importantes. Se encontraron pruebas de que el ácido ascórbico probablemente tiene poco efecto beneficioso significativo en la fatiga. No se identificaron efectos no deseados importantes, pero los ensayos fueron pequeños. La calidad de estas pruebas se evaluó como moderada porque los resultados fueron imprecisos, que significa que no descartan la posibilidad de que los fármacos puedan tener un efecto. No se encontraron pruebas de ECA sobre otros fármacos o tratamientos para la fatiga en la neuropatía periférica.

No hay pruebas suficientes para determinar el efecto de la amantadina para la fatiga en el SGB y del ácido ascórbico para la fatiga en la enfermedad CMT1A. Se necesitan más estudios de alta calidad que proporcionen pruebas sobre las cuales basar el tratamiento de la sensación de fatiga en la neuropatía periférica. La relación entre costo y eficacia de las diferentes intervenciones también se debe considerar en los ECA futuros.

Las pruebas de esta revisión están actualizadas hasta noviembre 2013.

Conclusiones de los autores: 

Un estudio pequeño poco preciso en pacientes con SGB mostró efectos inciertos de la amantadina sobre la fatiga. En dos estudios en pacientes con CMT1A hay pruebas de calidad moderada de que el ácido ascórbico tiene pocos efectos beneficiosos significativos sobre la fatiga. La información acerca de los efectos adversos fue limitada, aunque ambos tratamientos parecen ser bien tolerados y seguros en estas afecciones.

No hubo pruebas disponibles de ECA para evaluar el efecto de otros fármacos u otras intervenciones para la fatiga en el SGB, la CMT1A u otras causas de neuropatía periférica. La relación entre costo y eficacia de las diferentes intervenciones también se debe considerar en los ensayos clínicos aleatorios futuros.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La sensación persistente de fatiga (o fatiga subjetiva), que se puede presentar en ausencia de factores fisiológicos, afecta a muchos pacientes con neuropatía periférica. Hay diversas intervenciones disponibles para la fatiga subjetiva, pero se conoce poco acerca de su eficacia o la probabilidad de algún efecto adverso en los pacientes con neuropatía periférica.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de los fármacos y las intervenciones físicas, psicológicas o conductuales para la fatiga en adultos o niños con neuropatía periférica.

Estrategia de búsqueda (: 

El 5 noviembre 2013, se hicieron búsquedas en el registro especializado del Grupo Cochrane de Enfermedades Neuromusculares (Cochrane Neuromuscular Disease Group), CENTRAL, MEDLINE, EMBASE, CINAHL Plus, LILACS y AMED. También se buscó en las listas de referencias de todos los estudios identificados para la inclusión y revisiones pertinentes, y se estableció contacto con los autores de los estudios incluidos y expertos conocidos en el área para identificar datos adicionales publicados o no publicados. También se realizaron búsquedas de estudios en curso en registros de ensayos.

Criterios de selección: 

Se consideraron para inclusión los ensayos controlados aleatorios (ECA) y cuasialeatorios que compararan cualquier forma de intervención para el tratamiento de la fatiga en adultos con neuropatía periférica con placebo, ninguna intervención o una forma alternativa de intervención para la fatiga. Las intervenciones consideradas incluyeron fármacos, estimulación y modificación de la actividad física, ejercicios generales o específicos, estrategias compensatorias como estrategias con ortesis, relajación, orientación, cognitivas y educacionales.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión, de forma independiente, evaluaron el riesgo de sesgo y extrajeron los datos. Se contactó con los autores de los estudios para obtener información adicional. Se recopiló información sobre eventos adversos a partir de los ensayos incluidos.

Resultados principales: 

La revisión incluye tres ensayos, todos con bajo riesgo de sesgo, que reclutaron 530 pacientes con neuropatía periférica. Los efectos de la amantadina de un ensayo aleatorio doble ciego controlado con placebo, cruzado, que comparó amantadina con placebo para el tratamiento de la fatiga en 80 pacientes con síndrome de Guillain-Barré (SGB) fueron inciertos en la proporción de pacientes que lograron un resultado favorable a las seis semanas posteriores a la intervención (odds ratio [OR] 0,56; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,22 a 1,35; n = 74; p = 0,16). La calidad de estas pruebas se calificó como baja. Dos ensayos aleatorios doble ciego controlados con placebo, de grupos paralelos, que compararon los efectos de dos dosis de ácido ascórbico con placebo para reducir la fatiga en adultos con enfermedad de Charcot-Marie-Tooth tipo 1A (CMT1A) mostró que los efectos del ácido ascórbico a cualquier dosis son probablemente pequeños (diferencia de medias estandarizada [DME] -0,12 (IC del 95%: -0,32 a 0,08; n = 404; p = 0,25]) para el cambio en la fatiga después de 12 a 24 meses (pruebas de calidad moderada). Ningún estudio de ácido ascórbico midió la fatiga a las cuatro a 12 semanas, que fue la medida de resultado primaria de esta revisión. No se informaron eventos adversos graves con la amantadina. En los ensayos de ácido ascórbico se informaron eventos adversos graves. Sin embargo, el riesgo de eventos adversos graves fue similar con ácido ascórbico y placebo.

Tools
Information
Share/Save