Leche fermentada para la hipertensión

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

La hipertensión arterial es un problema de salud importante debido a que es uno de los factores de riesgo principales de enfermedades cardiovasculares. Se ha sugerido que la leche fermentada disminuye la presión arterial en los seres humanos. Esta revisión se realizó para establecer si la ingesta de leche fermentada reduce la presión arterial en los seres humanos. En 15 estudios que incluyeron a 1232 participantes se encontró una disminución muy moderada de la presión arterial sistólica, aunque no se observó ningún efecto sobre la presión arterial diastólica. Los estudios incluidos fueron de calidad variable y los hallazgos no apoyan el uso de leche fermentada como tratamiento de la hipertensión o como una intervención en el estilo de vida para reducir la presión arterial.

Conclusiones de los autores: 

La revisión no apoya un efecto de la leche fermentada sobre la presión arterial. A pesar del efecto positivo sobre la PAS, los autores concluyen que, por varias razones, la leche fermentada no presenta ningún efecto sobre la presión arterial. El efecto encontrado fue muy moderado y sólo se observó en la PAS; los estudios incluidos fueron muy heterogéneos y varios tuvieron una metodología débil. Finalmente, los análisis de sensibilidad y de subgrupos no pudieron reproducir el efecto hipotensor. Los resultados no fundamentan el uso de leche fermentada como tratamiento para la hipertensión o como una intervención en el estilo de vida para la prehipertensión, y su uso no influiría en la presión arterial de la población.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Se ha sugerido que la leche fermentada tiene el efecto de reducir la presión arterial mediante el aumento del contenido de proteínas y péptidos producidos durante la fermentación bacteriana. La hipertensión es uno de los principales factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares a nivel mundial y las nuevas intervenciones en el estilo de vida para reducir la presión arterial, como la leche fermentada, serían de gran importancia.

Objetivos: 

Investigar si la leche fermentada o los productos similares elaborados mediante la fermentación de los lactobacilos de las proteínas lácteas presentan algún efecto de disminución de la presión arterial en los seres humanos en comparación con ningún tratamiento o placebo.

Estrategia de búsqueda (: 

Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL), bases de datos en inglés, incluyendo MEDLINE (1966—2011), EMBASE (1974—2011), Cochrane Complementary Medicine Trials Register, Allied and Complementary Medicine (AMED) (1985—2011), Food science and technology abstracts (1969—2011).

Criterios de selección: 

Ensayos controlados con asignación aleatoria; estudios cruzados y con grupos paralelos que evaluaran el efecto sobre la presión arterial de la leche fermentada en los seres humanos con un período de intervención de cuatro semanas o más.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores extrajeron los datos de forma individual, después debió obtenerse un acuerdo antes de la imputación en la revisión.

Resultados principales: 

Se encontró un efecto general moderado de la leche fermentada sobre la PAS (DM -2,45; IC del 95%: -4,30 a -0,60), no hubo ningún efecto evidente en la PAD (DM -0,67; IC del 95%: -1,48; 0,14).

Share/Save