Metadona para el dolor a largo plazo no relacionado con el cáncer

Los tres estudios incluidos en la revisión aportan evidencia muy limitada de la efectividad de la metadona para el dolor crónico no relacionado con el cáncer. No se pudieron combinar los resultados estadísticamente, y el número de participantes de cada estudio fue demasiado bajo para confiar en los resultados. No puede establecerse ninguna conclusión con respecto a las diferencias en la efectividad o los efectos secundarios entre la metadona y el placebo, otros opiáceos u otros tratamientos.

Conclusiones de los autores: 

Los tres estudios aportan evidencia muy limitada de la eficacia de la metadona en el DCNC y el número de datos fue demasiado escaso para el análisis agrupado de la eficacia o los efectos perjudiciales, o para confiar en los resultados de los estudios individuales. No puede establecerse ninguna conclusión con respecto a las diferencias en la eficacia o la seguridad entre la metadona y el placebo, otros opiáceos u otros tratamientos.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La metadona pertenece a una clase de analgésicos conocidos como opiáceos, que se consideran la piedra angular del tratamiento para el dolor moderado a grave debido a enfermedades potencialmente mortales; sin embargo, su uso en el dolor crónico no relacionado con el cáncer (DCNC) es controvertido. La metadona tiene muchas características que la diferencian de otros opiáceos y esto indica que puede tener una eficacia y un perfil de seguridad diferentes.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad analgésica y la seguridad de la metadona en el tratamiento del DCNC.

Métodos de búsqueda: 

Se identificaron tanto ensayos controlados aleatorizados (ECA) como estudios no-aleatorizados sobre el uso de la metadona para el dolor crónico mediante búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL) en The Cochrane Library 2011, número 11, MEDLINE (1950 hasta noviembre 2011), y EMBASE (1980 hasta noviembre 2011), junto con las listas de referencias de los artículos y revisiones obtenidos.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ECA con evaluación del dolor tanto como resultado primario como secundario. También se consideró la inclusión de estudios cuasialeatorizados, de cohortes y de control de casos porque se sospechaba que los efectos beneficiosos y perjudiciales de la metadona en el DCNC no pueden abordarse adecuadamente en ECA.

Obtención y análisis de los datos: 

De forma independiente, dos autores de la revisión extrajeron los datos sobre la eficacia y los eventos adversos y evaluaron el riesgo de sesgo.

Resultados principales: 

Se incluyeron dos ECA y un estudio no-aleatorizado que involucraron a un total de 181 participantes. Los dos ECA eran estudios cruzados (cross-over); uno incorporó a 19 participantes con síndromes de dolor neuropático diversos y el otro a 76 participantes con neuralgia posherpética. Las fases de los estudios fueron de 20 días y cerca de ocho semanas, respectivamente. El estudio no aleatorizado evaluó retrospectivamente a 86 pacientes ambulatorios por un promedio de 8,8 ± 6,3 meses.

Un ECA informó la intensidad promedio del dolor y el alivio del dolor, y encontró mejorías estadísticamente significativas versus placebo para ambos resultados, con dosis diarias de 10 mg y 20 mg de metadona. El segundo ECA informó las diferencias en la reducción del dolor entre la metadona y la morfina, y encontró que la morfina fue estadísticamente superior. El estudio no aleatorizado halló que, en los pacientes que recibieron inicialmente la metadona, el fármaco fue efectivo en menos participantes que en los que se indicaron inicialmente otros opiáceos de acción prolongada (28% versus 42%, 33% y 50% para morfina, oxicodona y fentanilo transdérmico, respectivamente).

Un ECA comparó la incidencia de varios eventos adversos individuales, pero encontró una diferencia entre metadona y placebo para sólo un evento, los mareos (P = 0,041).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save