Antidepresivos para el tratamiento de niños y adolescentes con trastornos de dolor abdominal funcional

¿Cuál era el objetivo de esta revisión?

El objetivo de esta revisión Cochrane fue determinar si los antidepresivos pueden mejorar los síntomas en niños y adolescentes con trastornos de dolor abdominal funcional (TDAF). Se recopilaron y analizaron los datos de tres estudios con 223 niños y adolescentes para responder esta pregunta.

Mensajes clave

La pregunta acerca de si los antidepresivos pueden mejorar los síntomas en niños y adolescentes con TDAF continúa sin respuesta. No hubo eventos adversos graves cuando se compararon con placebo (tratamiento simulado). El número de estudios fue escaso, y el número de personas en ellos también fue escaso, lo que significa que se necesitan más estudios para responder a la pregunta.

¿Qué se estudió en la revisión?

Los TDAF son habituales en la infancia y la adolescencia. En la mayoría de los casos no se encuentra un motivo médico para el dolor. Existen diversos enfoques de tratamiento farmacológico para los diferentes tipos de TDAF. Los antidepresivos han mostrado ser eficaces en algunos estudios de adultos con TDAF. En consecuencia, en ocasiones se trata con antidepresivos a niños y adolescentes con motivos de consulta similares.

¿Cuáles son los principales resultados de la revisión?

Se buscaron ensayos controlados aleatorizados (ECA; estudios clínicos en que las personas son asignadas al azar a uno de dos o más grupos de tratamiento) que compararan antidepresivos con placebo (tratamiento simulado).

Se encontraron tres estudios elegibles para inclusión: dos que utilizaron amitriptilina (AMI) y uno que utilizó citalopram, con un total de 223 jóvenes.

1. No se sabe con certeza si existe una diferencia en el número de personas con un tratamiento exitoso con los antidepresivos en comparación con el placebo.

2. No se sabe con certeza si existe una diferencia en el número de personas que se retiraron del tratamiento debido a los eventos adversos con los antidepresivos en comparación con el placebo.

Conclusión

No se sabe si los antidepresivos pueden mejorar los síntomas en niños y adolescentes con TDAF. Lo anterior se debe a que los estudios tuvieron muy pocos participantes y no se realizaron con métodos fiables. Con la evidencia presentada en estos estudios no es posible establecer conclusiones sólidas sobre la efectividad de los antidepresivos para este problema; se necesitan estudios mejor diseñados con más participantes.

¿Cuál es el grado de actualización de esta revisión?

Esta revisión está actualizada hasta febrero de 2020.

Conclusiones de los autores: 

Podría no haber diferencias entre los antidepresivos y el placebo en el éxito del tratamiento del TDAF en la infancia. Podría no haber diferencias en los retiros por efectos adversos, pero la evidencia es de certeza baja. Actualmente no existe evidencia para apoyar la toma de decisiones clínicas con respecto al uso de estos fármacos. Los estudios futuros deben tener en cuenta el tamaño muestral, criterios de valoración homogéneos y relevantes y un seguimiento más prolongado.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los trastornos de dolor abdominal funcional (TDAF) suponen una carga considerable para los pacientes pediátricos, ya que afectan la calidad de vida, la asistencia a la escuela y provocan mayores tasas de trastornos de ansiedad y depresión. No existen guías internacionales para el tratamiento de esta afección. Una revisión Cochrane anterior de 2011 no encontró evidencia que apoye el uso de antidepresivos en este contexto.

Objetivos: 

Evaluar la evidencia actual sobre la eficacia y la seguridad de los antidepresivos para los TDAF en niños y adolescentes.

Métodos de búsqueda: 

En esta revisión actualizada, se realizaron búsquedas en la Biblioteca Cochrane,PubMed, MEDLINE, Embase, PsycINFO y en dos registros de ensayos clínicos desde su creación hasta el 3 de febrero de 2020. También se actualizó la búsqueda en las bases de datos de estudios en curso, las listas de referencias y la “literatura gris” desde su creación hasta el 3 de febrero de 2020.

Criterios de selección: 

Se incluyeron los ensayos controlados aleatorizados (ECA) que compararan antidepresivos con placebo, ningún tratamiento o cualquier otro tratamiento en niños de cuatro a 18 años de edad con diagnóstico de TDAF según los criterios Rome o cualquier otro criterio (definido por los autores). Los desenlaces principales de interés incluyeron el éxito del tratamiento (definido por los autores), la intensidad del dolor, la frecuencia del dolor y el retiro debido a eventos adversos.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión comprobaron las referencias de forma independiente, y resolvieron los desacuerdos con el arbitraje de una tercera persona. Se revisaron todos los estudios potenciales en texto completo, y una vez más se tomaron decisiones independientes, resolviéndose los desacuerdos por consenso. La extracción de los datos y la evaluación del «riesgo de sesgo» se realizaron de forma independiente, siguiendo la metodología de Cochrane. Cuando hubo datos homogéneos disponibles se realizó un metanálisis con un modelo de efectos aleatorios. Se realizaron análisis GRADE.

Resultados principales: 

Se encontró un estudio nuevo en esta búsqueda actualizada, lo que da un total de tres ensayos (223 participantes) elegibles para inclusión: dos que utilizaron amitriptilina (AMI) y uno que utilizó citalopram.

Para el desenlace principal del éxito del tratamiento, dos estudios utilizaron informes de éxito en una escala Likert basada en los síntomas, con una reducción de 2 puntos o los dos niveles más bajos definidos como éxito. El tercer estudio definió el éxito como una mejora del 15% en escalas de calificación de la calidad de vida (CdV). Por lo tanto, el metanálisis no incluyó este último estudio debido a la heterogeneidad de los criterios de valoración. Existe evidencia de certeza baja de que podría no haber diferencias al comparar los antidepresivos con el placebo (razón de riesgos [RR] 1,17; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,87 a 1,56; dos estudios; 205 participantes; I2 = 0%). La certeza de la evidencia se disminuyó por imprecisión significativa debido a la extrema escasez de datos (véase la tabla 1 Resumen de los hallazgos).

El tercer estudio informó que los participantes que recibían antidepresivos tenían una probabilidad significativamente mayor que los que recibían placebo de presentar al menos un 15% de mejora en la puntuación global de la CdV a las diez y 13 semanas (p = 0,007 y p = 0,002, respectivamente [no se proporcionaron cifras absolutas]).

El análisis no encontró diferencias en los retiros debido a eventos adversos entre los grupos de antidepresivos y placebo: RR 3,17 (IC del 95%: 0,65 a 15,33); con certeza muy baja debido al alto riesgo de sesgo de los estudios y a la imprecisión por las bajas cifras de eventos y participantes. El análisis de sensibilidad mediante un modelo de efectos fijos y analizando solo la AMI no encontró cambios en este resultado. No fue posible realizar un metanálisis en profundidad debido al informe heterogéneo y limitado.

Notas de traducción: 

La traducción de las revisiones Cochrane ha sido realizada bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad del Gobierno de España. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con comunica@cochrane.es.

Tools
Information
Share/Save