Las vías de atención al final de la vida para los pacientes terminales

Antecedentes

Las vías de atención al final de la vida se utilizan para las personas que se encuentran en los últimos días de su vida, para guiar una atención eficaz y ayudar a la toma de decisiones. Debido a las importantes preocupaciones sobre la seguridad y la calidad de la atención asociadas a la aplicación de la vía, la vía de atención al final de la vida más utilizada (Vía de atención de Liverpool) ya no se utiliza en el Reino Unido (UK). Esta revisión examinó la efectividad del uso de vías de atención para el cuidado de pacientes terminales.

Características de los estudios

En julio de 2015, se buscó en las bases de datos científicas los ensayos clínicos en los que el efecto de la vía de atención para pacientes terminales se comparó con un grupo control que recibió atención habitual, o con ensayos que compararon una vía de atención al final de la vida con otra vía de atención al final de la vida. Los participantes fueron pacientes, cuidadores y familias que recibieron atención guiada por una vía de atención al final de la vida. No hubo restricciones en la edad del paciente, el diagnóstico ni el contexto (hospital, domicilio, residencia de ancianos).

Resultados clave

En la presente revisión se encontró un estudio italiano, en el que la información sobre 232 pacientes que estaban muriendo fue proporcionada por sus cuidadores informales (amigos o familiares). Sólo el 34% de los participantes fueron atendidos de acuerdo con la vía de atención. La disnea se controló mejor para los pacientes en el Liverpool Care Pathway en comparación con los pacientes que no están en la vía de atención, pero esto se basa en la evidencia de un pequeño ensayo. El estudio no informó sobre resultados importantes como la gravedad de otros síntomas físicos o psicológicos o la calidad de vida, o si había algún efecto secundario asociado con el uso de la vía de atención al final de la vida. Tampoco hubo preguntas sobre la satisfacción con la atención, los de la intervención o la calidad de la comunicación entre los cuidadores y los proveedores de atención médica.

Calidad de la evidencia

Se consideró que el estudio incluido era de muy baja calidad debido a posibles sesgos, entre otros: el hecho de no poder impedir que los participantes supieran en qué grupo se encontraban (el grupo de atención habitual o el grupo de la vía de atención); el gran número de cuidadores que se inscribieron inicialmente, pero que no respondieron a los cuestionarios de seguimiento (esto fue particularmente cierto en el caso de los cuidadores de pacientes en las salas en las que no se utilizó la vía de atención (salas de control)); la baja proporción de pacientes que realmente recibieron la vía de atención (intervención) según lo previsto; y el hecho de que el estudio sólo incluía a pacientes con cáncer en hospitales italianos; por lo tanto, es posible que los resultados no se apliquen a los pacientes con otras enfermedades.

Conclusiones de los autores: 

La evidencia disponible sobre la eficacia clínica, física, psicológica o emocional de las vías de atención al final de la vida son limitadas.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Esta es una versión actualizada de una revisión Cochrane publicada en el número 11, 2013 en la Cochrane Library. En muchas áreas clínicas, las vías de atención integradas se utilizan como planes de atención multidisciplinaria estructurados que detallan los pasos fundamentales en el cuidado de pacientes con problemas clínicos específicos. En particular, las vías de atención para los pacientes terminales se han desarrollado como un modelo para mejorar la atención de dichos pacientes en sus últimos días de vida. Las vías de atención se diseñaron con el objetivo de asegurar que el tratamiento más apropiado se administre en el momento más adecuado y que sea proporcionado por el profesional sanitario más idóneo. Desde la última actualización, ha surgido inquietudes sostenidas sobre la seguridad de la implementación de vías de atención al final de la vida, particularmente en el Reino Unido (RU). Por lo tanto, es muy necesario que los médicos y los encargados de formular políticas estén informados sobre los efectos de las vías de atención al final de la vida mediante una revisión sistemática.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de las vías de atención de pacientes terminales, en comparación con la atención habitual (ninguna vía) o con la atención guiada por otra vía de atención de pacientes terminales en todos los ámbitos de asistencia sanitaria (p.ej. hospitales, asilos de ancianos, comunidad).

En particular se planificó evaluar los efectos en la gravedad del síntoma y la calidad de vida de los pacientes terminales o del personal relacionado con la atención como las familias, los cuidadores y los profesionales de la salud, o una combinación de éstos.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL; Cochrane Library; 2015, número 6), MEDLINE, EMBASE, PsycINFO, CINAHL, artículos de revisión, registros de ensayos y listas de referencias de artículos relevantes. Se realizó la búsqueda original en septiembre de 2009, y la segunda búsqueda actualizada en julio de 2015.

Criterios de selección: 

Todos los ensayos controlados aleatorizados (ECA), ensayos cuasialeatorizados o estudios controlados tipo antes y después de alta calidad que comparan el uso de una vía de atención para el cuidado de pacientes terminales versus la no utilización de la misma.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión de manera independiente evaluaron los resultados de las búsquedas contra los criterios de inclusión predeterminados, evaluaron el riesgo de sesgo y extrajeron los datos. Se utilizaron los procedimientos metodológicos estándar previstos por Cochrane.

Resultados principales: 

Se revisaron 3028 títulos, y se incluyó en esta revisión actualizada un ECA del grupo italiano con 16 salas de medicina general (unidades de hospitalización en hospitales) y 232 cuidadores de pacientes con cáncer. Se consideró que el estudio presentaba un alto riesgo de sesgo en general, debido principalmente a la falta de cegamiento y a las tasas de desgaste. Sólo el 34% de los participantes (entre el 14% y el 75% en las salas individuales) fueron atendidos de acuerdo con la vía de atención prevista. Sin embargo, estas cuestiones eran de esperar debido a la naturaleza de la intervención y la condición. La población del estudio estaba compuesta por pacientes con cáncer en sus últimos días de vida. Los participantes fueron asignados a la atención mediante la Vía de Atención de Liverpool (Liverpool Care Pathway) (LCP-I, versión italiana de un programa de mejora continua de la calidad de la atención al final de la vida) o a la atención estándar. Los resultados principales de esta revisión fueron la gravedad de los síntomas físicos, la gravedad de los síntomas psicológicos, la calidad de vida y cualquier efecto adverso. Se evaluó la gravedad de los síntomas físicos como el control general del dolor, la disnea y las náuseas y los vómitos. Hubo evidencia de muy baja calidad de una diferencia en el control general de la disnea que favoreció al grupo de vía de atención en comparación con la atención habitual: el estudio informó un odds-ratio (OR) de 2,0 con intervalo de confianza (IC) del 95%: 1,1 a 3,8. Se encontró evidencia de muy baja calidad de ninguna diferencia para el dolor (OR 1,3, IC del 95%: 0,7 a 2,6, P = 0,461) y las náuseas y los vómitos (OR 1,5, IC del 95%: 0,7 a 3,2, P = 0,252). El estudio no evaluó ninguno de los demás resultados principales. Los autores del estudio reunieron datos limitados sobre la planificación de la atención médica por adelantado, lo que hace que los resultados de este resultado secundario no sean fiables. El estudio no evaluó ninguno de los otros resultados secundarios.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save