Apoyo de entrenamiento para padres en pacientes con discapacidad mental

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

Los padres con discapacidades mentales o de aprendizaje pueden necesitar apoyo para prestar la atención adecuada a los hijos y prevenir problemas que pueden surgir en el bienestar o el desarrollo infantil. Los programas de entrenamiento de padres pueden ayudarles a aprender las habilidades de crianza que necesitan. Esta revisión encontró tres ensayos controlados aleatorios que cumplieron los criterios de inclusión. La calidad de las pruebas en los estudios es moderada a baja. Un estudio encontró mejorías en la interacción madre e hijo en comparación con el grupo control, mientras que el segundo estudio encontró mejorías en las prácticas seguras en el domicilio, el reconocimiento de enfermedades infantiles y el uso seguro de las medicinas. El tercer estudio encontró mejorías en la atención y la seguridad infantil. Se necesitan más estudios de investigación para evaluar los efectos de estas intervenciones antes de establecer conclusiones.

Conclusiones de los autores: 

Hay cierto riesgo de sesgo en los estudios incluidos, con información limitada disponible para evaluar el sesgo posible y para evaluar completamente los resultados de un estudio incluido. Aunque las pruebas que se presentaron parecen alentadoras con respecto a la capacidad de tales intervenciones para mejorar el conocimiento y la habilidad de la crianza en esta población, se necesitan ECA más grandes de intervenciones antes de establecer conclusiones acerca de la efectividad del entrenamiento de padres en este grupo.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La discapacidad mental puede repercutir en la capacidad individual de un padre para criar a un niño de forma efectiva. Estudios de investigación indican que el número de pacientes con discapacidad mental que tienen niños aumenta. Los niños de padres con discapacidades mentales pueden tener un mayor riesgo de atención negligente, lo que podría provocar problemas de salud, del desarrollo y conductuales o aumentar el riesgo de discapacidad mental.

Sin embargo, se sabe que algunos padres con discapacidades mentales pueden prestar atención adecuada a los niños si se les da el entrenamiento y apoyo apropiado para hacerlo.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad de las intervenciones de entrenamiento de padres para apoyar la crianza en padres con discapacidades mentales.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en las siguientes bases de datos: Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL, The Cochrane Library), MEDLINE, EMBASE, CINAHL, PsycINFO, ASSIA, Sociological Abstracts, Dissertation Abstracts International, MetaRegister of Controlled Trials, y ZETOC.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios que compararon intervenciones de entrenamiento de padres en padres con discapacidades mentales con la atención habitual o con un grupo control. Los resultados de interés fueron: el logro de habilidades de crianza específicas de la intervención, las prácticas seguras en el domicilio y la comprensión de la salud del niño.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores evaluaron de forma independiente el riesgo de sesgo y extrajeron los datos.

Resultados principales: 

Tres ensayos cumplieron los criterios de inclusión para esta revisión, pero no fue posible realizar un metanálisis. Un estudio informó una mejoría en la interacción materna e infantil después del entrenamiento en el grupo de entrenamiento para padres en comparación con el grupo control. El segundo estudio informó algunas mejorías en el conocimiento de los padres de las urgencias potencialmente mortales, la capacidad para reconocer los peligros e identificar las precauciones y mejorías más pequeñas en la capacidad para implementar las precauciones, utilizar de forma segura las medicinas y reconocer las enfermedades infantiles y los síntomas. El tercer estudio informó mejorías en las habilidades de atención y seguridad infantil después de la intervención.

Share/Save