Administración de suplementos de ácido fólico antes de la concepción y en el primer trimestre del embarazo (hasta 12 semanas) para la prevención de defectos congénitos

El ácido fólico es una forma sintética de folato utilizado en los suplementos y los alimentos fortificados (como trigo y harina de maíz) para reducir la aparición de los defectos del tubo neural (DTN). Dichos defectos incluyen espina bífida (o columna hendida), donde hay una abertura en uno o más de los huesos (vértebras) de la columna, y anencefalia, en la que el extremo cefálico del tubo neural no se logra cerrar. A nivel internacional se recomienda la administración de suplementos con ácido fólico a las mujeres desde el momento en el que intentan concebir hasta las 12 semanas de embarazo. Otra opción recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) es que las mujeres en edad reproductiva reciban semanalmente hierro y suplementos de ácido fólico, especialmente en las poblaciones donde la prevalencia de la anemia está por encima del 20%. La administración de suplementos también puede reducir otros defectos congénitos como el labio leporino con o sin paladar hendido y los defectos cardiovasculares congénitos. Recientemente, el 5-metiltetrahidrofolato (5-MTHF) se ha propuesto como una opción a la administración de suplementos de ácido fólico. Lo anterior se debe a que la mayoría del folato y el ácido fólico dietéticos se metabolizan a 5-MTHF. Algunas mujeres tienen características genéticas que reducen la concentración de folato en sangre.

Esta revisión confirma que la administración de suplementos de ácido fólico previene la aparición en un primer y un segundo momentos de los DTN y muestra que no existe evidencia suficiente para determinar si el ácido fólico previene otros defectos congénitos. También hay falta de información acerca de la seguridad de otros esquemas actuales y alternativos de administración de suplementos, así como cualquier efecto posible sobre otros resultados para las madres y los recién nacidos. Esta revisión de cinco ensayos con 7391 mujeres (2033 con antecedentes de un embarazo afectado por un DTN y 5358 sin antecedentes de DTN), muestra el efecto protector de la administración diaria de suplementos de ácido fólico en dosis que varían de 0,36 mg (360 µg) a 4 mg (4000 µg) por día, con y sin otras vitaminas y minerales, antes de la concepción y hasta las 12 semanas de embarazo, para prevenir la recurrencia de estas enfermedades. No hubo suficientes datos disponibles para evaluar los efectos sobre otros resultados como el labio leporino y el paladar hendido, los abortos espontáneos o cualquier otro defecto congénito. Se necesitan más estudios de investigación sobre los diferentes tipos de programas de administración de suplementos y la administración de diferentes tipos de suplementos (como 5-metílico-tetrahidrofolato [5-MTHF]), en particular en países donde no es obligatoria la fortificación con ácido fólico de los alimentos de primera necesidad como el trigo o la harina de maíz, y donde la prevalencia de los DTN todavía es alta. La calidad general de la evidencia para los resultados neonatales fue alta para los DTN, mientras que fue de calidad baja para otros resultados neonatales. La calidad general de la evidencia de los resultados maternos se calificó como moderada.

Conclusiones de los autores: 

El ácido fólico solo o en combinación con vitaminas y minerales previene los DTN, pero no tiene un efecto claro sobre otros defectos congénitos.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Se ha informado que los defectos del tubo neural se pueden prevenir mediante la administración periconcepcional de suplementos de ácido fólico. No están claros los efectos de diferentes dosis, formas y esquemas de administración de suplementos de folato para la prevención de otros defectos congénitos y en los resultados maternos e infantiles.

Objetivos: 

Esta revisión tiene como objetivo examinar si la administración de suplementos de folato periconcepcional reduce el riesgo de anomalías del tubo neural y otras anomalías congénitas (incluido el paladar hendido), sin causar resultados adversos en las madres o los recién nacidos. Ésta es una actualización de una revisión Cochrane publicada anteriormente.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el Registro de Ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group (31 de agosto 2015). Además, se realizaron búsquedas en la World Health Organization (WHO) International Clinical Trials Registry Platform (ICTRP) (31 de agosto 2015) y se estableció contacto con las organizaciones pertinentes para identificar estudios en curso y no publicados.

Criterios de selección: 

Se incluyeron todos los ensayos aleatorizados o cuasialeatorizados que evaluaran el efecto de la administración periconcepcional de suplementos de folato solos o en combinación con otras vitaminas y minerales en mujeres, independientemente de la edad y la paridad.

Obtención y análisis de los datos: 

Los dos autores de la revisión de forma independiente evaluaron la elegibilidad de los estudios contra los criterios de inclusión, extrajeron los datos de los estudios incluidos, verificaron la exactitud de la introducción de los datos y evaluaron el riesgo de sesgo de los estudios incluidos. La calidad del conjunto de evidencia se evaluó mediante los criterios GRADE.

Resultados principales: 

Se incluyeron cinco ensayos con 7391 mujeres (2033 con antecedentes de un embarazo afectado por un DTN y 5358 sin antecedentes de DTN). Se hicieron cuatro comparaciones: 1) administración de suplementos de cualquier folato versus ninguna intervención, placebo u otros micronutrientes sin folato (cinco ensayos); 2) administración de suplementos de ácido fólico solo versus ningún tratamiento o placebo (un ensayo); 3) administración de suplementos de folato más otros micronutrientes versus otros micronutrientes sin folato (cuatro ensayos); y 4) administración de suplementos de folato más otros micronutrientes versus los mismos otros micronutrientes sin folato (dos ensayos). El riesgo de sesgo de los ensayos fue variable. Solo un ensayo se consideró con bajo riesgo de sesgo. En el resto de los estudios no estuvo claro el método de asignación al azar, o si se ocultaba la asignación a la intervención. Todos los participantes estaban cegados a la intervención, aunque el cegamiento no estuvo claro con respecto a los evaluadores de resultados en los cinco ensayos.

Los resultados de la primera comparación, que incluyó 6708 partos con información sobre los DTN y otros resultados de los recién nacidos, muestran un efecto protector de la administración diaria de suplementos de ácido fólico (solos o en combinación con otras vitaminas y minerales) para la prevención de los DTN, en comparación con ninguna intervención/placebo o vitaminas y minerales sin ácido fólico (riesgo relativo [RR] 0,31; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,17 a 0,58); cinco estudios; 6708 partos; evidencia de calidad alta). Solo un estudio evaluó la incidencia de los DTN y no mostró evidencia de un efecto (RR 0,07; IC del 95%: 0,00 a 1,32; 4862 partos), aunque no se encontraron eventos en el grupo que recibió ácido fólico. El ácido fólico tuvo un efecto protector significativo para la recurrencia (RR 0,34; IC del 95%: 0,18 a 0,64; cuatro estudios; 1846 partos). Los análisis de subgrupos indican que el efecto positivo del ácido fólico sobre la incidencia y recurrencia del DTN no está afectado por la dosis diaria de ácido fólico explorada (400 µg [0,4 mg] o más), ni por el hecho de que el ácido fólico se administre solo o con otras vitaminas y minerales. Estos resultados son consistentes en las cuatro comparaciones de la revisión.

No hay evidencia de un efecto preventivo o negativo sobre el paladar hendido (RR 0,73; IC del 95%: 0,05 a 10,89; tres estudios; 5612 partos; evidencia de calidad baja), el labio leporino (RR 0,79; IC del 95%: 0,14 a 4,36; tres estudios; 5612 partos; evidencia de calidad baja), los defectos cardiovasculares congénitos (RR 0,57; IC del 95%: 0,24 a 1,33; tres estudios; 5612 partos; evidencia de calidad baja), los abortos espontáneos (RR 1,10; IC del 95%: 0,94 a 1,28; cinco estudios; 7391 embarazos; evidencia de calidad moderada), o cualquier otro defecto congénito (RR 0,94; IC del 95%: 0,53 a 1,66; tres estudios; 5612 partos; evidencia de calidad baja). No se incluyeron ensayos que evaluaran los efectos de esta intervención sobre los niveles maternos de folato en sangre ni la anemia al término.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save