Centralización de los servicios para el cáncer ginecológico

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

El cáncer ginecológico es el cáncer que afecta los ovarios, el útero, el cuello uterino, la vulva y la vagina. Es el segundo cáncer más frecuente en la mujer después del cáncer de mama. A menudo se indica que los resultados mejoran al centralizar la atención en servicios altamente especializados que incluyan cirujanos expertos, radiólogos, patólogos, oncólogos especializados en quimioterapia y radioterapia, personal de enfermería especializado y otros profesionales de la salud. Sin embargo, hay falta de consenso en cuanto a si la centralización de la atención para el cáncer ginecológico ayuda a las pacientes a vivir más tiempo. Esta revisión investigó este tema mediante la comparación de la supervivencia de las mujeres con diagnóstico de cáncer ginecológico que recibieron atención en centros especializados y no especializados.

Se utilizó un conjunto de evaluaciones para asegurar que las pruebas de los cinco estudios identificados alcanzara la calidad estándar para el análisis. El análisis de tres estudios combinados (metanálisis), que evaluaron más de 9000 mujeres, indicó que las instituciones con oncólogos ginecólogos (especialistas en el área de tratamiento del cáncer ginecológico) en el lugar pueden prolongar la vida de las mujeres con cáncer de ovario en comparación con los hospitales generales o comunitarios. De manera similar, otro metanálisis de tres estudios que evaluaron más de 50 000 mujeres encontró pruebas que indican que los centros de enseñanza o los centros de cáncer regionales (centros especializados) pueden prolongar la vida de las mujeres con cáncer ginecológico en comparación con los hospitales generales o comunitarios. El estudio más grande en este metanálisis evaluó todos los tipos de cáncer ginecológico en 48 981 mujeres, de manera que tuvo una influencia importante en el resultado final; lo anterior significa que probablemente los hallazgos sean relevantes a otros tipos de cáncer ginecológico, además del cáncer de ovario.

En general, los hallazgos indican que la centralización de la atención puede prolongar la vida de las mujeres con cáncer ginecológico y en particular con cáncer de ovario. Sin embargo, los resultados se deben interpretar con cuidado debido a que todos los estudios incluidos en la revisión podrían estar sesgados. Por ejemplo, es posible que las pacientes que fueron tratadas en los centros especializados presentaran enfermedades menos graves al inicio. Otra debilidad de la revisión es que sólo uno de los estudios incluyó mujeres con tipos de cáncer ginecológico diferentes del cáncer de ovario.

Idealmente se necesitan estudios adicionales en esta área.  El diseño de los estudios nuevos debe evitar la posibilidad de sesgo debido a las diferencias sistemáticas en el tratamiento de las mujeres en centros especializados y no especializados. Además, los estudios deben evaluar la repercusión de la centralización de la atención sobre la calidad de vida de las pacientes.

La mayoría de las pruebas disponibles fue acerca del cáncer de ovario en países desarrollados; los estudios futuros se deben extender a otros tipos de cáncer ginecológico y a países menos desarrollados.

Conclusiones de los autores: 

Se encontraron pruebas de calidad deficiente, aunque consistentes, que indican que las mujeres con cáncer ginecológico que recibieron tratamiento en centros especializados presentaron una supervivencia más prolongada que las que recibieron tratamiento en otro sitio. Las pruebas fueron más sólidas para el cáncer de ovario en comparación con otros tipos de cáncer ginecológico.

Se necesitan estudios adicionales de supervivencia con diseños más sólidos que los estudios observacionales retrospectivos. Las investigaciones también deben evaluar la calidad de vida asociada con la centralización de la atención del cáncer ginecológico. La mayoría de las pruebas disponibles considera el cáncer de ovario en países desarrollados; los estudios futuros se deben extender a otros tipos de cáncer ginecológico en diferentes sistemas de asistencia sanitaria.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El cáncer ginecológico es el segundo cáncer más frecuente en las mujeres. Se ha indicado que la atención centralizada mejora los resultados, aunque existe falta de consenso.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad de la centralización de la atención para las pacientes con cáncer ginecológico.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el Registro de Ensayos del Grupo Cochrane de Cáncer Ginecológico (Cochrane Gynaecological Cancer Group) (CENTRAL) (The Cochrane Library, número 4, 2010), MEDLINE y EMBASE hasta noviembre de 2010. También se buscó en los registros de ensayos clínicos, los resúmenes de reuniones científicas y en las listas de referencias de los estudios incluidos.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorios (ECA), ensayos controlados cuasialeatorios, estudios controlados tipo antes y después (before-and-after studies), estudios de series de tiempo interrumpido y estudios observacionales que examinaran la centralización de los servicios para el cáncer ginecológico y que utilizaran análisis multivariable para ajustar por la combinación inicial de casos.

Obtención y análisis de los datos: 

Tres revisores de forma independiente extrajeron los datos y dos evaluaron el riesgo de sesgo. Cuando fue posible los datos sobre la supervivencia se sintetizaron en un metanálisis.

Resultados principales: 

Cinco estudios cumplieron los criterios de inclusión; todos fueron estudios observacionales retrospectivos, por lo que tuvieron alto riesgo de sesgo.

El metanálisis de tres estudios que evaluaron más de 9000 mujeres indicó que las instituciones con oncólogos ginecólogos en el lugar pueden prolongar la supervivencia en las mujeres con cáncer de ovario, en comparación con los hospitales generales o comunitarios: el cociente de riesgos instantáneos (CRI) de muerte fue 0,90 (intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,82 a 0,99). De manera similar, otro metanálisis de tres estudios que evaluaron más de 50 000 mujeres encontró que los centros de enseñanza o los centros de cáncer regionales pueden prolongar la supervivencia en las mujeres con cualquier cáncer ginecológico en comparación con los hospitales generales o comunitarios (CRI 0,91; IC del 95%: 0,84 a 0,99). El más grande de estos estudios incluyó todas las neoplasias malignas ginecológicas y evaluó 48 981 mujeres, de manera que los hallazgos se extienden más allá del cáncer de ovario. Un estudio comparó hospitales comunitarios con ginecólogos semiespecializados versus hospitales generales e informó una mejoría no significativa en la supervivencia específica de la enfermedad en las mujeres con cáncer de ovario (CRI 0,89; IC del 95%: 0,78 a 1,01). Los resultados de los estudios incluidos fueron muy consistentes. En los estudios no se informaron datos de los eventos adversos.

Share/Save