Intervenciones para el tratamiento de la luxación aguda del codo en adultos

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

La luxación del codo sucede cuando las superficies de la articulación del codo se separan completamente la una de la otra. Es una lesión relativamente poco frecuente. Después de volver a colocar los huesos de la articulación del codo en su lugar, bajo sedación o anestesia, se suele inmovilizar el brazo con un yeso durante una semana o más. Con frecuencia, luego de quitar el yeso se administra fisioterapia para restaurar la movilidad del codo. La cirugía generalmente se reserva para las luxaciones más graves, que suelen asociarse con fractura ósea.

Esta revisión incluye dos ensayos con un total de 80 adultos con luxaciones simples del codo que volvieron a colocarse en su lugar (reducción). Ambos ensayos tuvieron riesgo de sesgo, lo cual significa que tal vez los resultados no sean fiables.

Un ensayo comparó la movilización temprana del codo con la inmovilización durante tres semanas con un yeso. Este ensayo no halló pruebas sólidas de diferencias entre ambas intervenciones en la recuperación de la amplitud de movimiento del codo o del dolor un año más tarde. Ninguno de los participantes del ensayo tuvo inestabilidad en el codo ni sufrió otra luxación.

El otro ensayo comparó la reparación quirúrgica de los ligamentos desgarrados versus tratamiento conservador (inmovilización con yeso durante dos semanas). No halló diferencias significativas entre los dos grupos en los números de pacientes que consideraron que el codo lesionado estuviera en peor estado que el codo no lesionado, o respecto de otras quejas de los pacientes sobre el codo como debilidad, dolor o malestar relacionado con el clima. Tampoco hubo diferencias entre los grupos en la amplitud de movimiento del codo ni en la fuerza de prensión durante el seguimiento de aproximadamente dos años. Había dos personas con complicaciones relacionadas con la cirugía. Ninguno de los participantes del ensayo tuvo inestabilidad en el codo ni sufrió otra luxación.

En general, la revisión concluyó que no hubo pruebas suficientes de ensayos controlados aleatorios que demuestren cuáles son los mejores métodos para tratar estas lesiones.

Conclusiones de los autores: 

No existen pruebas suficientes de ensayos controlados aleatorios para determinar qué método de tratamiento es el más apropiado para la luxación simple del codo en adultos. Aunque son débiles y no son definitivas, las pruebas disponibles de un ensayo que comparó la intervención quirúrgica versus tratamiento conservador no sugieren que la reparación quirúrgica de los ligamentos del codo para la luxación simple del codo mejore la función a largo plazo. Las futuras investigaciones deben centrarse en temas relacionados con el tratamiento no quirúrgico, como la duración de la inmovilización.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La luxación de la articulación del codo es una lesión relativamente poco común.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de diversas modalidades de tratamiento para la luxación aguda y simple del codo en adultos.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el registro especializado del Grupo Cochrane de Lesiones Óseas, Articulares y Musculares (Cochrane Bone, Joint and Muscle Trauma Group) (abril 2011), Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (The Cochrane Library, 2011, número 1), MEDLINE (1948 hasta marzo, semana 5, 2011), EMBASE (1980 hasta 2011, semana 14), PEDro (abril 2011), CINAHL (abril 2011), en varios registros de ensayos, varias actas de congresos y bibliografías de artículos relevantes.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios o cuasialeatorios del tratamiento conservador y quirúrgico de la luxación del codo en adultos. Se excluyeron los ensayos que incluían la luxación con las fracturas asociadas, a excepción de las fracturas por avulsión.

Obtención y análisis de los datos: 

La extracción de datos y la evaluación del riesgo de sesgo fueron realizadas de forma independiente por dos autores de la revisión. No hubo agrupamiento de los datos.

Resultados principales: 

Se incluyeron dos ensayos controlados aleatorios pequeños, con un total de 80 participantes con luxación simple del codo. Los dos ensayos poseían defectos metodológicos y sesgo potencial.

Un ensayo con 50 participantes comparó la movilización temprana tres días después de la reducción versus inmovilización con yeso. Al año de seguimiento, la recuperación de la amplitud de movimiento pareció haber mejorado en el grupo de movilización temprana (p.ej., participantes con recuperación incompleta de la extensión: 1/24 versus 5/26; cociente de riesgos 0,22; intervalo de confianza del 95%: 0,03 a 1,72). Sin embargo, los resultados no fueron estadísticamente significativos. No hubo informes de inestabilidad ni de recurrencia. Una persona en cada grupo tenía dolor residual al cabo de un año.

El otro ensayo, que incluyó a 30 participantes, comparó la reparación quirúrgica de los ligamentos desgarrados versus tratamiento conservador (inmovilización con yeso durante dos semanas). En el seguimiento final (media de 27,5 meses), no hubo diferencias estadísticamente significativas entre ambos grupos respecto de los números de pacientes que consideraron que el codo lesionado estuviera en peor estado que el codo no lesionado (10/14 versus 7/14; CR 1,43; IC del 95%: 0,77 a 2,66) o en otras quejas de los pacientes relacionadas con el codo como debilidad, dolor o malestar relacionado con el clima. No hubo informes de inestabilidad ni de recurrencia. No hubo diferencias estadísticamente significativas entre ambos grupos en la amplitud de movimiento del codo (extensión, flexión, pronación y supinación) ni en la fuerza de prensión durante el seguimiento. Ningún participante presentó trastornos neurológicos de la mano, aunque dos participantes del grupo quirúrgico tuvieron luxación recurrente del nervio cubital (no se proporcionaron otros detalles). Un paciente de cada grupo presentó miositis osificante demostrada radiológicamente (formación ósea dentro de los músculos después de la lesión).

Share/Save