Reparación de los edificios dañados por la humedad y el moho para la prevención o reducción de los síntomas de las vías respiratorias, las infecciones y el asma

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

El daño causado por la humedad es un problema muy común en las casas privadas, los lugares de trabajo y los edificios públicos en todo el mundo y se ha asociado con síntomas respiratorios adversos, asma e infecciones respiratorias en los habitantes. Nuestro objetivo fue determinar la efectividad de la reparación de los edificios dañados por la humedad y el moho en cuanto a la reducción o la prevención de la aparición de síntomas de las vías respiratorias, infecciones y síntomas de asma.

Se incluyeron ocho estudios con 6 538 participantes; tres ensayos controlados con asignación aleatoria (ECAs) y cinco ensayos controlados sin asignación aleatoria. Las intervenciones dirigidas a eliminar el moho y la humedad de las casas de familia, las escuelas o, en un estudio, un edificio de oficinas. Cuando la reparación de las casas se comparó con ninguna intervención en absoluto, se encontraron pruebas de que la reparación del moho redujo los síntomas relacionados con el asma y las infecciones respiratorias. También redujo el uso de medicación para el asma en las personas asmáticas. Se encontraron pruebas de muy baja calidad de que después de reparar una oficina dañada por moho los síntomas relacionados con el asma y otros síntomas respiratorios disminuyeron.

En cuanto a la reparación extensiva en comparación con la información sola, hubo pruebas de calidad moderada de que el número de días con síntomas de asma entre los niños asmáticos no disminuyó significativamente. Sin embargo, el número de visitas a la sala de emergencia y al hospital disminuyó después de la reparación del edificio. Las visitas de los alumnos a los médicos debido a un resfriado común fueron menos frecuentes después de reparar el edificio aunque los síntomas respiratorios (congestión nasal, rinorrea, sequedad en la garganta, ronquera, irritación del ojo) fueron similares antes y después de la intervención tanto entre los alumnos como entre los adultos que trabajan en las escuelas. Debido a la gran diversidad de medidas de resultado y a la variación en los diseños de estudio, fue difícil establecer conclusiones sólidas. Se necesita mejor investigación, preferentemente con un diseño de ECA por grupos (ECAg) y con más medidas de resultado validadas.

Conclusiones de los autores: 

Se encontraron pruebas de calidad moderada a muy baja de que la reparación de las casas y las oficinas dañadas por moho reduce los síntomas relacionados con el asma y las infecciones respiratorias en comparación con ninguna intervención en adultos. Hay pruebas de muy baja calidad de que aunque la reparación de las escuelas no cambió significativamente los síntomas respiratorios en el personal o en los niños, las visitas de los alumnos a los médicos debido a un resfriado común fueron menos frecuentes después de la reparación de la escuela. Se necesita mejor investigación, preferentemente con un diseño de ECAg y con más medidas de resultado validadas.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La humedad y el moho en los edificios se han asociado con síntomas respiratorios adversos, asma e infecciones respiratorias en los habitantes. El daño causado por la humedad es un problema muy común en las casas privadas, los lugares de trabajo y los edificios públicos como las escuelas.

Objetivos: 

Determinar la efectividad de la reparación de los edificios dañados por la humedad y el moho para reducir o prevenir los síntomas de las vías respiratorias, las infecciones y los síntomas de asma.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL) (Cochrane Library 2011, número 2), que incluye el Registro Especializado de Ensayos Controlados del Grupo Cochrane de Infecciones Respiratorias Agudas (Acute Respiratory Infections Group); MEDLINE (1951 hasta junio, semana 1, 2011), EMBASE (1974 hasta junio 2011), CINAHL (1982 hasta junio 2011), Science Citation Index (1973 hasta junio 2011), Biosis Previews (1989 hasta junio 2011), NIOSHTIC (1930 hasta noviembre 2010) y en CISDOC (1974 to hasta noviembre 2010).

Criterios de selección: 

Ensayos controlados con asignación aleatoria (ECAs), ECAs por grupos (ECAgs), estudios de series de tiempo interrumpido y estudios controlados de tipo antes y después (CAD) de los efectos de la reparación de la humedad y el moho en los edificios sobre los síntomas respiratorios, las infecciones y el asma.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores extrajeron datos y evaluaron el riesgo de sesgo de los estudios incluidos de forma independiente.

Resultados principales: 

Se incluyeron ocho estudios (6 538 participantes); dos ECAs (294 participantes), un ECAg (4 407 participantes) y cinco estudios CAD (1 837 participantes). Las intervenciones variaron de la renovación completa a la limpieza sola. Se encontraron pruebas de calidad moderada en adultos de que la reparación de las casas redujo los síntomas relacionados con el asma (entre otros, las sibilancias [odds ratio (OR) 0,64; intervalo de confianza (IC) del 95%: 0,55 a 0,75]) y las infecciones respiratorias (entre otras, la rinitis [OR 0,57; IC del 95%: 0,49 a 0,66]). En cuanto a los niños, se encontraron pruebas de calidad moderada de que el número de visitas al servicio de urgencias (entre otras, diferencia de medias [DM] -0,45; IC del 95%: -0,76 a -0,14]) disminuyeron en el grupo que recibió una reparación completa.

Un estudio CAD reveló pruebas de muy baja calidad de que después de reparar un edificio de oficinas dañado por moho, disminuyeron los síntomas relacionados con el asma y otros síntomas respiratorios. Para los niños y el personal de las escuelas, hubo pruebas de muy baja calidad de que los síntomas relacionados con el asma y otros síntomas respiratorios en las escuelas dañadas por moho fueron similares a los de los niños y el personal de las escuelas no dañadas, tanto antes como después de la intervención. En cuanto a los niños, las infecciones respiratorias quizá hayan disminuido después de la intervención.

Share/Save