Pruebas de detección para el cáncer testicular

Generalmente, el cáncer testicular afecta a hombres de 20 a 35 años de edad. Representa hasta el 2% de los cánceres diagnosticados en hombres, aunque el riesgo de mortalidad a lo largo de la vida es inferior al 1%. Las pruebas de detección para el cáncer testicular suelen realizarlas los médicos, en el contexto de una exploración física, o también las puede realizar el paciente mediante la autoexploración. Sin embargo, existe escasa evidencia que documenten la exactitud de dichos procedimientos. Esta revisión halló que no se habían realizado ensayos controlados aleatorizados para evaluar la efectividad de las pruebas de detección para el cáncer testicular. Dada la falta de evidencia de calidad alta, se debe informar a los pacientes masculinos con mayor riesgo de presentar cáncer testicular sobre los posibles efectos beneficiosos y perjudiciales asociados con las pruebas de detección.

Conclusiones de los autores: 

Los pacientes que presentan más factores de riesgo clínico de cáncer testicular, incluidos los antecedentes familiares de cáncer testicular, testículos no descendidos (criptorquidia) o atrofia testicular, deben recibir información del médico sobre el posible aumento del riesgo de cáncer testicular, así como de los posibles efectos beneficiosos y perjudiciales asociados con las pruebas de detección.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Generalmente, el cáncer testicular afecta a hombres de 20 a 35 años de edad. Las pruebas de detección del cáncer testicular podrían reducir la morbimortalidad, aunque no se conoce la efectividad de ninguno de los métodos. Asimismo, las pruebas de detección podrían promover métodos de tratamiento injustificados o con posibles efectos adversos en los resultados de salud del paciente sin un beneficio neto. Además, muchas organizaciones recomiendan evitar las pruebas de detección para el cáncer testicular debido a la baja incidencia de cáncer testicular y los resultados favorables que se obtienen sin estos procedimientos.

Objetivos: 

El objetivo principal de esta revisión es determinar si las pruebas de detección para el cáncer testicular (por un médico o mediante la autoexploración) reducen la mortalidad específica por cáncer testicular. El objetivo secundario de la revisión es determinar el impacto de las pruebas de detección para el cáncer testicular en la calidad de vida y los desenlaces adversos.

Métodos de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas electrónicas en MEDLINE, CINAHL, el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL) y PsychINFO hasta el 9 de junio de 2010.

Criterios de selección: 

Se consideraron elegibles para la inclusión en la revisión todos los ensayos controlados aleatorizados (ECA) publicados sobre la presencia versus ausencia de pruebas de detección para el cáncer testicular.

Obtención y análisis de los datos: 

La búsqueda identificó 19 artículos potencialmente relevantes, los cuales se seleccionaron para la revisión del texto completo. Ninguno de los artículos revisados fue evaluado como elegible para la inclusión en esta revisión.

Resultados principales: 

No existen ECA publicados sobre la efectividad de las pruebas de detección para el cáncer testicular.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save