Vitaminas y minerales para la subfertilidad en mujeres

Pregunta de la revisión:
¿La administración de suplementos de antioxidantes orales comparados con placebo, ningún tratamiento/tratamiento habitual u otro antioxidante, mejora los desenlaces de fertilidad en mujeres con subfertilidad? El "tratamiento habitual" incluye menos de 1 mg de ácido fólico.

Antecedentes:
Muchas mujeres con subfertilidad sometidas a tratamiento de fertilidad también toman suplementos alimentarios con la esperanza de mejorar su fertilidad. Este momento puede ser muy estresante para las mujeres y sus parejas. Es importante que a estas parejas se les proporcione evidencia de alta calidad que les permita tomar decisiones informadas sobre si recibir suplementos con antioxidantes cuando se recibe tratamiento de fertilidad mejora sus posibilidades, o provoca cualquier efecto adverso. Lo anterior es especialmente importante porque la mayoría de los suplementos con antioxidantes no están sujetos a un reglamento. Esta revisión intentó evaluar si la administración de suplementos con antioxidantes orales aumenta las posibilidades de que una mujer con subfertilidad quede embarazada y tenga un recién nacido.

Fecha de la búsqueda:
La evidencia está actualizada hasta septiembre de 2019.

Características de los estudios:
La revisión incluyó 63 ensayos controlados aleatorizados que compararon antioxidantes con placebo o ningún tratamiento/tratamiento habitual, o con otro antioxidante, en 7760 mujeres.

Fuentes de financiación:
Solo 27 de los 63 ensayos incluidos informaron las fuentes de financiación.

Resultados clave:
No existe certeza acerca de que la administración de antioxidantes aumente los nacidos vivos, ya que la evidencia fue de calidad muy baja. Sobre la base de estos resultados se esperaría que, de 100 mujeres con subfertilidad que no toman antioxidantes, 20 tuvieran un recién nacido, en comparación con entre 24 y 36 mujeres por cada 100, que tendrían un recién nacido si recibieran antioxidantes. La evidencia de calidad baja indica que los antioxidantes se pueden asociar con el aumento de las tasas de embarazo clínico. Los efectos adversos se informaron de manera deficiente, pero la administración de antioxidantes no pareció dar lugar a más abortos espontáneos, nacimientos múltiples, efectos gastrointestinales o embarazos ectópicos.

La evidencia de calidad baja indica que no hay diferencias en las tasas de nacidos vivos o embarazos clínicos cuando se compara una dosis más baja de melatonina con una dosis más alta. Se esperaría que de 100 mujeres con subfertilidad que no toman melatonina a bajas dosis, 24 tuvieran un recién nacido, en comparación con entre 12 y 40 mujeres por cada 100 que tendrían un recién nacido si tomaran una dosis más alta de melatonina.

Tres ensayos informaron sobre el aborto espontáneo en la comparación de antioxidantes versus antioxidantes (dos utilizaron dosis de melatonina y uno comparó N-acetilcisteína versus L-carnitina). En los ensayos de melatonina no se informaron abortos espontáneos. No se informó de embarazos múltiples ni de alteraciones gastrointestinales, y el embarazo ectópico se informó en un solo ensayo, sin eventos.

El estudio que comparó N-acetilcisteína con L-carnitina no informó sobre la tasa de nacidos vivos. La evidencia de calidad muy baja no muestra evidencia de diferencias en cuanto al embarazo clínico. La evidencia de calidad baja no muestra diferencias en el aborto. El estudio no informó de embarazos múltiples, trastornos gastrointestinales o embarazos ectópicos.

Calidad de la evidencia:
La calidad general de la evidencia se vio limitada por el riesgo grave de sesgo asociado con el informe deficiente de los métodos, la imprecisión y la inconsistencia.

Conclusiones de los autores: 

En esta revisión hubo evidencia de calidad baja a muy baja que mostró que tomar un antioxidante puede beneficiar a las mujeres con subfertilidad. En general, no hay evidencia de un mayor riesgo de aborto espontáneo, nacimientos múltiples, efectos gastrointestinales o embarazos ectópicos, pero la evidencia fue de calidad muy baja. En este momento, hay evidencia limitada para apoyar la administración de suplementos con antioxidantes orales para las pacientes con subfertilidad.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Se puede considerar que una pareja tiene problemas de fertilidad si ha tratado de concebir durante un año o más sin éxito. Esta dificultad para la concepción puede afectar a hasta el 25% de todas las parejas que planifican tener un hijo. Se calcula que, para el 40% al 50% de las parejas, la subfertilidad puede ser resultado de factores que afectan a las mujeres. Se considera que los antioxidantes reducen el estrés oxidativo producido por estas afecciones. Actualmente la evidencia limitada indica que los antioxidantes mejoran la fertilidad y los ensayos han explorado esta área con resultados variados. Esta revisión evalúa la evidencia de la efectividad de diferentes antioxidantes en la subfertilidad femenina.

Objetivos: 

Determinar si la administración de suplementos de antioxidantes orales comparados con placebo, ningún tratamiento/tratamiento habitual u otro antioxidante, mejora los resultados de fertilidad en mujeres con subfertilidad.

Métodos de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en las siguientes bases de datos (desde su inicio hasta septiembre de 2019), sin restricción de idioma o fecha: Registro Especializado del Grupo Cochrane de Ginecología y Fertilidad (Cochrane Gynaecology and Fertility Group [CGFG]), CENTRAL, MEDLINE, Embase, PsycINFO y CINAHL. Se verificaron las listas de referencias de los estudios pertinentes y se realizaron búsquedas en los registros de ensayos.

Criterios de selección: 

Se incluyeron los ensayos controlados aleatorizados (ECA) que compararon cualquier tipo, dosis o combinación de suplementos antioxidantes orales con placebo, ningún tratamiento o un tratamiento con otro antioxidante, en mujeres que asistían a un consultorio de reproducción. Se excluyeron los ensayos que compararon antioxidantes con fármacos para la fertilidad solos y los ensayos que incluyeron exclusivamente a mujeres fértiles que asistían a un consultorio de fertilidad debido a subfertilidad de la pareja.

Obtención y análisis de los datos: 

Se utilizaron los procedimientos metodológicos estándares previstos por Cochrane. El resultado primario de la revisión fue los nacidos vivos; los resultados secundarios incluyeron las tasas de embarazo clínico y los eventos adversos.

Resultados principales: 

Se incluyeron 63 ensayos con 7760 pacientes. Los investigadores compararon antioxidantes orales, que incluyeron combinaciones de antioxidantes, N-acetil-cisteína, melatonina, L-arginina, mioinositol, carnitina, selenio, vitamina E, complejo de vitamina B, vitamina C, vitamina D+calcio, CoQ10 y ácidos grasos poliinsaturados omega 3 versus placebo, ningún tratamiento/tratamiento habitual u otro antioxidante. Solo 27 de los 63 ensayos incluidos informaron sobre las fuentes de financiación.

Debido a la calidad muy baja de la evidencia, no se conoce con certeza si los antioxidantes mejoran la tasa de nacidos vivos en comparación con placebo o con ningún tratamiento/tratamiento habitual (odds ratio [OR] 1,81; intervalo de confianza [IC] del 95%: 1,36 a 2,43; p < 0,001, I2 = 29%; 13 ECA, 1227 mujeres). Lo anterior indica que en mujeres con subfertilidad con una tasa de nacidos vivos esperada del 19%, la tasa entre las mujeres que toman antioxidantes estaría entre el 24% y el 36%.

La evidencia de calidad baja indica que los antioxidantes pueden mejorar la tasa de embarazo clínico en comparación con placebo o con ningún tratamiento/tratamiento habitual (OR 1,65; IC del 95%: 1,43 a 1,89; p < 0,001; I2 = 63%; 35 ECA, 5165 mujeres). Lo anterior indica que en mujeres con subfertilidad con una tasa de embarazo clínico esperada del 19%, la tasa entre las mujeres que toman antioxidantes estaría entre el 25% y el 30%. La heterogeneidad fue moderadamente alta.

En general, 28 ensayos informaron sobre varios eventos adversos en el metanálisis. La evidencia indica que la administración de antioxidantes no hace diferencia alguna entre los grupos en cuanto a las tasas de aborto (OR 1,13; IC del 95%: 0,82 a 1,55; p = 0,46, II2 = 0%; 24 ECA, 3229 mujeres; evidencia de calidad baja). Tampoco hubo evidencia de una diferencia entre los grupos en cuanto a las tasas de embarazo múltiple (OR 1,00; IC del 95%: 0,63 a 1,56; p = 0,99; I2 = 0%; nueve ECA, 1886 mujeres; evidencia de calidad baja). Tampoco hubo evidencia de una diferencia entre los grupos en cuanto a las tasas de trastornos gastrointestinales (OR 1,55; IC del 95%: 0,47 a 5,10; p = 0,47; I2 = 0%; tres ECA, 343 mujeres; evidencia de calidad baja). La evidencia de calidad baja mostró que tampoco hubo diferencias entre los grupos en cuanto a las tasas de embarazo ectópico (OR 1,40; IC del 95%: 0,27 a 7,20; p = 0,69; I2= 0%; cuatro ECA, 404 mujeres).

En la comparación de antioxidantes versus antioxidantes, la evidencia de calidad baja no muestra diferencias en cuanto a que una dosis menor de melatonina se asocie con un aumento de la tasa de nacidos vivos en comparación con una dosis mayor de melatonina (OR 0,94; IC del 95%: 0,41 a 2,15; p = 0,89; I2 = 0%; dos ECA, 140 mujeres). Lo anterior indica que entre las mujeres con subfertilidad con una tasa de nacidos vivos esperada del 24%, la tasa entre las mujeres que reciben una dosis menor de melatonina, en comparación con una dosis mayor, estaría entre el 12% y el 40%. De manera similar con el embarazo clínico, no hubo evidencia de una diferencia entre los grupos en cuanto a las tasas entre una dosis más baja y una más alta de melatonina (OR 0,94; IC del 95%: 0,41 a 2,15; p = 0,89; I2 = 0%; dos 2 ECA, 140 mujeres).

Tres ensayos informaron sobre el aborto espontáneo en la comparación de antioxidantes versus antioxidantes (dos utilizaron dosis de melatonina y uno comparó N-acetilcisteína versus L-carnitina). En los ensayos de melatonina no se informaron abortos espontáneos. No se informó de embarazos múltiples ni de alteraciones gastrointestinales, y el embarazo ectópico se informó en un solo ensayo, sin eventos. El estudio que comparó N-acetilcisteína con L-carnitina no informó sobre la tasa de nacidos vivos. La evidencia de calidad muy baja no muestra una diferencia en cuanto al embarazo clínico (OR 0,81; IC del 95%: 0,33 a 2,00; un ECA, 164 mujeres; evidencia de calidad baja). La evidencia de calidad baja no muestra diferencias en cuanto al aborto espontáneo (OR 1,54; IC del 95%: 0,42 a 5,67; un ECA, 164 mujeres; evidencia de calidad baja). El estudio no informó de embarazos múltiples, trastornos gastrointestinales o embarazos ectópicos.

La calidad general de la evidencia se vio limitada por el riesgo grave de sesgo asociado con el informe deficiente de los métodos, la imprecisión y la inconsistencia.

Notas de traducción: 

La traducción de las revisiones Cochrane ha sido realizada bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad del Gobierno de España. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con comunica@cochrane.es.

Tools
Information
Share/Save