Lamotrigina como tratamiento complementario para las crisis epilépticas tónico-clónicas generalizadas resistentes a los fármacos

Ésta es una actualización de una revisión publicada por primera vez en 2010.

Antecedentes

La epilepsia es una enfermedad neurológica frecuente que se caracteriza por crisis convulsivas recurrentes. La mayoría de las personas pueden controlar sus crisis epilépticas con un solo fármaco antiepiléptico, sin embargo, alrededor del 30% sigue teniendo crisis epilépticas. Se dice que estos pacientes padecen epilepsia farmacorresistente. La lamotrigina es un fármaco antiepiléptico, que puede utilizarse como tratamiento complementario con otros fármacos antiepilépticos para tratar la epilepsia resistente a los fármacos.

Objetivo de la revisión

Esta revisión estudió si la lamotrigina era efectiva y tolerable cuando se utilizaba como tratamiento complementario, junto con otros fármacos antiepilépticos, para las personas con epilepsia generalizada resistente a los fármacos (que afecta a todo el cerebro desde el inicio) con crisis epilépticas tónico-clónicas (crisis epilépticas en las que las personas pierden la consciencia y se producen sacudidas rápidas y rítmicas).

Resultados

Se encontraron tres ensayos, con 300 personas, que investigaron la lamotrigina para personas con crisis epilépticas tónico-clónicas generalizadas resistentes a los fármacos. Las personas que recibieron lamotrigina adicional tuvieron casi el doble de probabilidades de tener una reducción del 50% o más en el número de crisis epilépticas tónico-clónicas generalizadas que las personas que recibieron un placebo adicional (un fármaco inactivo y falso). La lamotrigina no afectó de manera significativa: al número de personas que no sufrieron ninguna crisis epiléptica, al número de personas que se retiraron del tratamiento ni al número de personas que experimentaron efectos adversos habituales.

Sin embargo, no se sabe con seguridad si estos hallazgos son exactos. Esto se debe a que no hubo muchas personas involucradas en los estudios, y no están claros los métodos que algunos de los estudios utilizaron. Por esta razón, no se pueden hacer comentarios sobre el uso de la lamotrigina.

Se necesitan más ensayos, que incluyan a más personas y se lleven a cabo durante períodos de tiempo más largos, para orientar adecuadamente sobre el uso de la lamotrigina para las personas con crisis epilépticas tónico-clónicas generalizadas resistentes a los fármacos.

La evidencia está actualizada hasta marzo 2019.

Conclusiones de los autores: 

Esta revisión no proporciona información suficiente para informar la práctica clínica.

La evidencia de baja certeza sugiere que la lamotrigina reduce la tasa de crisis epilépticas tónico-clónicas generalizadas en un 50% o más. Evidencia de muy baja certeza encontró resultados no concluyentes entre los grupos para todos los demás resultados. Por lo tanto, no se sabe con seguridad si los resultados informados son exactos, y se sugiere que el verdadero efecto podría ser muy diferente.

Es necesario realizar más ensayos, reclutando poblaciones más grandes, durante períodos más largos, para determinar el uso clínico de la lamotrigina.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Esta es una actualización de la revisión Cochrane publicada por primera vez en 2010; incluye un estudio adicional.

Las crisis epilépticas tónico-clónicas generalizadas primarias son un tipo de crisis epiléptica generalizada. Otros tipos de crisis epiléptica incluyen: ausencia, convulsiones mioclónicas y atónicas. El control efectivo de las crisis epilépticas tónico-clónicas reduce el riesgo de lesiones y muerte, y mejora la calidad de vida. Aunque la mayoría de los pacientes logran controlar las crisis epilépticas con un solo fármaco antiepiléptico, alrededor del 30% no lo hace y requiere una combinación de fármacos antiepilépticos.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad y la tolerabilidad de la lamotrigina complementaria para las crisis epilépticas tónico-clónicas generalizadas primarias resistentes a los fármacos.

Métodos de búsqueda: 

Para la última actualización, se hicieron búsquedas en estas bases de datos el 19 de marzo de 2019: Web del Registro Cochrane de Estudios (CRS), MEDLINE Ovid y la Plataforma de registros internacionales de ensayos clínicos de la OMS (ICTRP). El CRS incluye registros del registro especializado del Grupo Cochrane de Epilepsia (Cochrane Epilepsy Group), CENTRAL, Embase y ClinicalTrials.gov. No se impusieron restricciones de idioma. También se estableció contacto con GlaxoSmithKline, el fabricante de lamotrigina.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados paralelos o cruzados (cross-over) de lamotrigina adicional para pacientes de cualquier edad con crisis epilépticas tónico-clónicas generalizadas primarias resistentes a los fármacos.

Obtención y análisis de los datos: 

Se siguió la metodología estándar de Cochrane; dos autores de la revisión evaluaron de forma independiente los ensayos para su inclusión, evaluaron el riesgo de sesgo, extrajeron los datos pertinentes y evaluaron la evidencia mediante GRADE. Se investigaron estos resultados: 1) Reducción del 50% o más de la frecuencia de las crisis epilépticas tónico-clónicas generalizadas primarias; 2) períodos sin crisis epilépticas ; 3) retirada del tratamiento; 4) efectos adversos; 5) efectos cognitivos; y 6) calidad de vida. Se utilizó una población de intención de tratar (ITT) para todos los análisis, y se presentaron los resultados como riesgos relativos (RR) con intervalos de confianza (IC) del 95%; para los efectos adversos, se utilizaron los IC del 99% para compensar las pruebas de hipótesis múltiples.

Resultados principales: 

Se incluyeron tres estudios (con un total de 300 participantes): dos estudios de grupos paralelos y un estudio cruzado (cross-over). Se evaluaron diversos riesgos de sesgo entre los estudios; la mayoría de las limitaciones se debieron a la deficiente información de los detalles metodológicos. Se metanalizaron los datos extraídos de los dos estudios de grupos paralelos y se realizó una síntesis narrativa para los datos del estudio cruzado (cross-over).

Ambos estudios de grupos paralelos (270 participantes) informaron todos los resultados dicotómicos. Los participantes que tomaron lamotrigina tuvieron casi el doble de probabilidades de lograr una reducción del 50% o más en la frecuencia de las crisis epilépticas tónico-clónicas generalizadas primarias que los que tomaron un placebo (RR 1,88; IC del 95%: 1,43 a 2,45; evidencia de baja certeza). Los resultados entre los grupos no fueron concluyentes en cuanto a la probabilidad de tener períodos sin crisis epilépticas (RR 1,55; IC del 95%: 0,89 a 2,72; evidencia de muy baja certeza); retiro del tratamiento (RR 1,20; IC del 95%: 0,72 a 1,99; evidencia de muy baja certeza); y los efectos adversos individuales: ataxia (RR 3,05; IC del 99% 0,05 a 199,36); mareos (RR 0,91; IC del 99%: 0,29 a 2,86; evidencia de muy baja certeza); fatiga (RR 1,02; IC del 99%: 0,13 a 8,14; evidencia de muy baja certeza); náuseas (RR 1,60; IC del 99%: 0,48 a 5,32; evidencia de muy baja certeza); y somnolencia (RR 3,73; IC del 99%: 0,36 a 38,90; evidencia de baja certeza).

El ensayo cruzado (cross-over) (26 participantes) informó que 7/14 participantes con crisis epilépticas tónico-clónicas generalizadas experimentaron una reducción del 50% o más en la frecuencia de las crisis con lamotrigina adicional en comparación con el placebo. Los autores informaron de cuatro retiros del tratamiento, pero no especificaron durante qué período de asignación del tratamiento se produjeron. La erupción cutánea (siete participantes con lamotrigina; cero participantes con placebo) y la fatiga (cinco participantes con lamotrigina; cero participantes con placebo) fueron los efectos adversos más frecuentes.

Ninguno de los estudios incluidos midió la cognición. Un estudio de grupos paralelos (N = 153) evaluó la calidad de vida. Informaron resultados no concluyentes en la puntuación general de la calidad de vida entre los grupos (P = 0,74).

Notas de traducción: 

La traducción de las revisiones Cochrane ha sido realizada bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad del Gobierno de España. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con comunica@cochrane.es.

Tools
Information
Share/Save