Dosis de clorpromazina en pacientes con esquizofrenia

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.
Dosis de clorpromazina en pacientes con esquizofrenia

La esquizofrenia es un grave trastorno mental, crónico y recidivante. Tiene una prevalencia de por vida en el mundo de cerca del uno por ciento; aproximadamente 24 millones de personas están sufriendo esta enfermedad. La esquizofrenia se caracteriza por síntomas positivos como alucinaciones y delirios y síntomas negativos como perturbación emocional y aislamiento. Estos síntomas tienen una influencia aún mayor en la vida de los pacientes con esquizofrenia.

Existen diversos fármacos antipsicóticos, más antiguos y más nuevos. La clorpromazina, que se ha utilizado desde mediados de los años cincuenta, es un fármaco indicado con frecuencia a nivel mundial. La organización mundial de la salud lo considera como una parte del conjunto mínimo de medicinas necesarias para la asistencia sanitaria básica y como una de las medicinas más eficaces, seguras y efectivas en función de los costos para esta finalidad.

Como la mayoría de la medicación, la clorpromazina posee varios efectos adversos. Como es de esperar, los efectos adversos tienden a aparecer más cuando la dosis se aumenta. Con esta revisión se quiso averiguar qué dosis sería efectiva y tendría un nivel aceptable de efectos adversos.

Los revisores llegan a la conclusión de que el uso de la clorpromazina en dosis media (401-800 mg/día) es lo más beneficioso en pacientes con esquizofrenia. Sin embargo, existe cierta preocupación, debido al pequeño número de estudios utilizables, de que los estudios están sobrestimando el efecto de las dosificaciones seguras de clorpromazina. Sería aconsejable establecer ensayos más grandes e informar acerca de todos los datos encontrados.

Conclusiones de los autores: 

La dosis promedio de clorpromazina dada a personas con esquizofrenia ha descendido a través del tiempo, pero esto se ha logrado por la larga - y a veces dura - experiencia más que por la dirección de pruebas de grado alto basadas en ensayos. Esta evolución hacia niveles más suaves de dosificación ha tomado seis décadas. Se espera que, para los compuestos modernos, los datos de los estudios evaluativos relevantes de alto grado estarán más prontamente disponibles para guiar la práctica informada.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La clorpromazina es uno de los tres fármacos antipsicóticos de la lista de medicamentos esenciales de la OMS. Este fármaco es utilizado en todo el mundo. La dosis óptima ha sido tema de investigación evaluativa aunque son raros los resúmenes de este trabajo.

Objetivos: 

Determinar la relación entre la dosis respuesta de clorpromazina y los efectos adversos de la dosis para la esquizofrenia y psicosis similares a la esquizofrenia.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el Registro de Ensayos del Grupo Cochrane de Esquizofrenia (Cochrane Schizophrenia Group, diciembre de 2008). Se buscaron listas de referencias de todos los estudios incluidos para identificar más ensayos.

Criterios de selección: 

Todos los ensayos controlados aleatorios relevantes (ECA) que comparaban la dosis fija de clorpromazina para personas con esquizofrenia e informaban resultados clínicos.

Obtención y análisis de los datos: 

Se extrajeron los datos de forma independiente. Para los datos dicotómicos, se calculó el riesgo relativo (RR) de efectos fijos y su intervalo de confianza (IC) del 95%. Para los datos continuos, se calcularon las diferencias de medias ponderadas (DMP) mediante un modelo de efectos fijos.

Resultados principales: 

Se incluyeron cuatro estudios relevantes (1012 participantes) en esta revisión. Son todos ensayos realizados en el hospital, con una duración de menos de seis meses y presentan un riesgo moderado de sesgo. Cuando se comparó la dosis baja (≤ 400 mg/día) con la dosis media (401-800 mg/día) los datos del estado mental eran escasos y difíciles de interpretar (n = 22, un ECA, DMP “retraimiento y retardo” -2,00; IC: -3,76 a -0,24). La mayoría de los pacientes se retiraron debido a la ineficacia del tratamiento en el grupo de dosis baja (n = 48, 1 ECA, RR 4,24; IC 0,24 a 74,01). A corto plazo, todos los efectos adversos extrapiramidales medidos tendieron a ser inferiores en el grupo de dosis baja (n = 70, 2 ECA, distonía RR 0,20; IC 0,04 a 0,97). Cuando se comparó la dosis baja con la alta (> 800 mg/día) se tomaron datos sólo de un estudio (2 mg clorpromazina/día). Los resultados de estado global tendieron a favorecer el grupo de dosis alta (n = 416, 1 ECA, “No hubo mejoría clínicamente importante RR 1,12; IC 1,01 a 1,23). Se informó un caso de muerte en el grupo de dosis alta (n = 416; RR 0,33; IC 0,01 a 8,14) y un número significativamente mayor de personas en el grupo de dosis alta se retiró temprano debido a efectos adversos incapacitantes (n = 416; RR 0,10; IC 0,04 a 0,27). Se informaron significativamente menos distonía y efectos adversos extrapiramidales no especificados en el grupo de dosis baja (n = 416; distonía RR 0,11; IC 0,02 a 0,45; efectos adversos extrapiramidales no especificados RR 0,43; IC 0,32 a 0,59). Los participantes de ambos grupos presentaron acatisia (n = 416, RR 1,00; IC: 0,55 a 1,83).

Share/Save