Estrategias para mejorar el uso seguro y efectivo de medicamentos por parte de los consumidores: un resumen de revisiones sistemáticas

Pregunta de la revisión: Ésta es una actualización de una revisión publicada por primera vez en 2011. Los investigadores en la Colaboración Cochrane revisaron las pruebas de las revisiones sistemáticas acerca de los efectos de las intervenciones para mejorar el uso seguro y eficaz de los medicamentos por los consumidores, de forma independiente de las enfermedades, el tipo de medicamento, la población o el ámbito.

Antecedentes: Los medicamentos son la base del tratamiento para muchos problemas de salud. Existen muchas estrategias para ayudar a los consumidores a usar los medicamentos de forma segura y efectiva, aunque la investigación en el área no está bien organizada entre enfermedades, poblaciones y ámbitos. Este hecho puede difícultar que los elaboradores de políticas, los profesionales sanitarios y otros encuentren y utilicen las pruebas acerca de lo que funciona y lo que no.

Características de los estudios: Este resumen incluyó las pruebas de 75 revisiones sistemáticas sobre el uso de medicamentos por los consumidores publicadas hasta marzo de 2012. Las revisiones trataron las enfermedades agudas y crónicas en poblaciones y ámbitos diversos; y evaluaron una amplia variedad de estrategias para mejorar el uso de los medicamentos, incluido el apoyo al cambio del comportamiento, la reducción al mínimo de los riesgos y la adquisición de aptitudes. La adherencia a los medicamentos fue el resultado informado con más frecuencia, y se informaron otros como el conocimiento y los resultados clínicos. Los eventos adversos se identificaron con menor frecuencia.

Resultados clave: Considerados como grupo, los resultados indican que hay muchas vías diferentes posibles mediante las cuales podría estudiarse el uso de los medicamentos por parte de los consumidores para mejorar los resultados. Sin embargo, ninguna estrategia mejoró todos los resultados del uso de medicamentos en todas las enfermedades, poblaciones o ámbitos.

Las estrategias que parecen mejorar el uso de los medicamentos incluyen programas de autoadministración y automonitorización; asimismo, parecen alentadores los regímenes de dosis simplificados y la participación directa de los farmacéuticos en el manejo de los medicamentos (p.ej. revisiones de los medicamentos). Otras estrategias, como las prescripciones de antibióticos tardías, los instrumentos de gestión práctica (p.ej., recordatorios, envase); la educación o la información combinadas con otras estrategias (p.ej. entrenamiento en aptitudes de autocuidado, asesoramiento psicológico); y los incentivos financieros, también puede tener algunos efectos positivos, aunque los efectos son menos consistentes.

Algunas estrategias, como el tratamiento directamente observado, pueden ser no efectivas. Otras estrategias, como la información o la educación solas pueden tener efectos variables, y no son efectivas para cambiar algunos resultados (p.ej. la adherencia a los medicamentos) pero sí para mejorar otras, como el conocimiento, que es clave para las elecciones informadas de los medicamentos. A pesar de una duplicación en el número de revisiones incluidas en esta actualización, aún existe incertidumbre acerca de los efectos de muchas intervenciones, y faltan pruebas sobre lo que funciona para poblaciones diversas, incluidos los niños y los jóvenes, los cuidadores y los pacientes con multimorbilidad.

Calidad de las pruebas: Las revisiones incluidas tenían con frecuencia limitaciones metodológicas (en el nivel del estudio, la revisión, o ambos), lo que implica que los resultados deben interpretarse con cuidado.

Conclusiones de los autores: 

Este resumen presenta las pruebas actuales de 75 revisiones que han sintetizado los ensayos y otros estudios que evaluaron los efectos de las intervenciones sobre el uso de medicamentos por parte de los consumidores.

Al reunir sistemáticamente las pruebas de las revisiones es posible identificar las intervenciones efectivas o prometedoras para mejorar el uso de medicamentos por parte de los consumidores, así como aquellas cuyas pruebas indican ineficacia o incertidumbre.

Los encargados de adoptar las decisiones al implementar las intervenciones para mejorar el uso de medicamentos por los consumidores pueden usar este resumen para informar las decisiones acerca de qué intervenciones pueden ser más promisorias en cuanto a la mejoría de resultados particulares. La taxonomía de intervención también puede ayudar a los consumidores a que consideren las estrategias disponibles con relación a finalidades específicas, por ejemplo, la adquisición de aptitudes o la participación en la toma de decisiones. Los investigadores y los financiadores pueden usar este resumen para determinar sobre qué aspectos se necesita más investigación y evaluar la prioridad. Las limitaciones en la bibliografía debido a la ausencia de pruebas sobre los resultados importantes y sobre las poblaciones importantes, como los consumidores con multimorbilidad, también deben considerarse en las decisiones para la práctica y la política.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Hay muchas revisiones sistemáticas sobre intervenciones para mejorar el uso seguro y efectivo de medicamentos por los consumidores, pero la investigación se distribuye a través de enfermedades, poblaciones y ámbitos. Existe también amplia variación en cuanto al alcance y el centro de atención de tales revisiones, lo que genera desafíos para los encargados de adoptar las decisiones que buscan informar las decisiones mediante el uso de las pruebas sobre el uso de medicamentos por los consumidores.

Esta es una actualización de un resumen de 2011 de las revisiones sistemáticas, que sintetiza las pruebas, de forma independiente de las enfermedades, el tipo de medicamento, la población o el ámbito, sobre la efectividad de las intervenciones para mejorar el uso de medicamentos por los consumidores.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de las intervenciones orientadas a los consumidores para promover el uso seguro y efectivo de los medicamentos, mediante una síntesis de las pruebas derivadas de revisiones.

Resultados principales: 

Se incluyeron 75 revisiones sistemáticas de calidad metodológica variada. Las revisiones evaluaron intervenciones con objetivos diversos incluido el apoyo al cambio en el comportamiento, la minimización de los riesgos y la adquisición de habilidades. Ninguna revisión procuró promover la participación de los consumidores en los sistemas en las actividades relacionadas con los medicamentos. La adherencia a de los medicamentos era el resultado informado con mayor frecuencia, pero también se informaron otros como resultados del uso de servicios, clínicos y de conocimiento. Los eventos adversos se identificaron con menos frecuencia, mientras que los asociados con las intervenciones o los costos se informaron rara vez.

Cuando se examinan las revisiones, para la mayoría de los resultados, los programas de autoadministración y automonitorización de medicamentos parecen generalmente efectivos en mejorar el uso de los medicamentos, la adherencia, los eventos adversos y los resultados clínicos; y a reducir la mortalidad en los consumidores que se administran el tratamiento antitrombótico. Sin embargo, algunos participantes no pudieron completar estas intervenciones, lo que sugiere que pueden no ser apropiados para todos.

Otras intervenciones alentadoras para mejorar la adherencia y otros resultados clave para el uso de medicamentos, que requieren investigación adicional para estar más seguros de los efectos, incluyen:

· regímenes de dosis simplificados: con efectos positivos sobre la adherencia;

· intervenciones en que participan los farmacéuticos en el manejo de los medicamentos, como las revisiones de medicamentos (con efectos positivos sobre la adherencia y el uso, los problemas con los medicamentos y los resultados clínicos) y los servicios de atención farmacéutica (consulta entre el farmacéutico y el paciente para resolver los problemas con los medicamentos, desarrollar un plan de atención y brindar un seguimiento; con efectos positivos sobre la adherencia y el conocimiento).

Varias otras estrategias mostraron algunos efectos positivos, en particular en relación con la adherencia, y otros resultados, pero en general los efectos fueron menos consistentes, por lo que se necesitan estudios adicionales. Incluyeron:

· prescripciones de antibióticos tardías: efectivas para reducir la administración de antibióticos pero con efectos contradictorios sobre los resultados clínicos, los efectos adversos y la satisfacción;

· estrategias prácticas como los recordatorios, las señales y los organizadores, envases con recordatorios e incentivos materiales: con efectos positivos, aunque algo contradictorios sobre la adherencia;

· educación brindada con entrenamiento en aptitudes para el autocuidado, asesoramiento psicológico, apoyo, entrenamiento o seguimiento mejorado; la información y el asesoramiento psicológico combinados; o educación/información como parte de paquetes de atención administrados por el farmacéutico: con efectos positivos sobre la adherencia, el uso de medicamentos, los resultados clínicos y el conocimiento , pero con efectos contradictorios en algunos estudios;

· incentivos económicos: con efectos positivos, aunque contradictorios, sobre la adherencia.

Varias estrategias también se mostraron prometedoras en la promoción de la vacunación, pero se necesitan estudios adicionales para asegurarse de los efectos. Estas incluyeron intervenciones organizacionales; recordatorios y recuerdo; incentivos económicos; visitas domiciliarias; vacunación gratuita; intervenciones con trabajadores sanitarios no profesionales; y los facilitadores que trabajan con médicos para promover la vacunación. La estrategias de educación e información también mostraron algún positivo pero aún poco consistente sobre la vacunación, y se necesita evaluación adicional de la efectividad e investigación de la heterogeneidad.

Existen muchas posibles vías diferentes para tratar el uso de medicamentos por parte de los consumidores y mejorar los resultados, y las intervenciones sencillas pueden ser tan efectivas como las complejas. Sin embargo, ninguna intervención única fue efectiva para mejorar todos los resultados del uso de medicamentos en todas las enfermedades, las poblaciones o los ámbitos.

Aun cuando las intervenciones se mostraron promisorias, las pruebas agrupadas a menudo sólo revelaron parte de la situación: por ejemplo, los regímenes de dosis simplificados parecen eficaces para mejorar la adherencia pero todavía no se cuenta con información suficiente para identificar un régimen óptimo.

En algunos casos, las intervenciones no parecen efectivas: por ejemplo, las pruebas indican que el tratamiento directamente observado puede en general no ser efectivo para mejorar la finalización de tratamientos, la adherencia o los resultados clínicos.

En otros casos, las intervenciones pueden tener efectos variables entre los resultados. Como ejemplo, las estrategias que aportan información o educación como intervenciones únicas no parecen efectivas para mejorar la adherencia a los medicamentos o los resultados clínicos, pero pueden ser efectivas para mejorar el conocimiento; un resultado importante para promover las elecciones de medicamentos fundamentadas de los consumidores.

A pesar de una duplicación en el número de revisiones incluidas en este resumen actualizado, aún existe incertidumbre acerca de la efectividad de muchas intervenciones, y faltan pruebas sobre lo que funciona para poblaciones diversas, incluidos los niños y los jóvenes, los cuidadores y los pacientes con multimorbilidad.

Tools
Information
Share/Save