Asistencia respiratoria con una máscara durante el entrenamiento con ejercicios en los pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica

Antecedentes: La calidad de vida y la tolerancia al ejercicio habitualmente se reducen en los pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). Además, los niveles de actividad física son inferiores en comparación con los de las personas sanas de una edad similar. El entrenamiento con ejercicios como parte de un programa de rehabilitación formal es un componente importante del tratamiento de los pacientes con EPOC y ha mostrado mejorar la calidad de vida y la tolerancia al ejercicio. Sin embargo, algunos pacientes pueden tener dificultades para realizar ejercicios a una intensidad de entrenamiento suficiente. La asistencia respiratoria no invasiva (ARNI) es un método para proporcionar asistencia respiratoria mediante una máquina llamada respirador. La asistencia respiratoria se proporciona mediante una máscara que se utiliza por encima de la nariz, la boca o ambos, o mediante una boquilla. Durante una sesión única de ejercicio, la ARNI ha mostrado mejorar la tolerancia al ejercicio y reducir la disnea. Por lo tanto, la ARNI utilizada en sesiones múltiples de ejercicios (durante el entrenamiento con ejercicios) puede permitir que los pacientes con EPOC se ejerciten a una intensidad mayor y potencialmente logren una mejoría mayor en la tolerancia al ejercicio, la calidad de vida y la actividad física.

Pregunta de la revisión: Se realizó una revisión para determinar si la ARNI durante el entrenamiento con ejercicios afecta la tolerancia al ejercicio, la calidad de vida y la actividad física en comparación con el entrenamiento con ejercicios solo o el entrenamiento con ejercicios con ARNI simulada (placebo) en los pacientes con EPOC.

Características de los estudios: Las pruebas se actualizaron hasta noviembre de 2013. Se incluyeron seis estudios con 126 participantes que completaron los protocolos de estudio. La mayoría de los estudios reclutó participantes con EPOC grave a muy grave. La edad promedio de los participantes abarcó de los 63 a los 71 años. En los estudios se realizó entrenamiento con ciclismo o con ejercicios en estera rodante. La duración de los programas de ejercicio físico varió de seis a doce semanas.

Resultados clave: El porcentaje de cambio en la capacidad máxima de ejercicios aumentó un promedio del 17% en tres estudios, y el porcentaje de cambio en la capacidad de tolerancia al ejercicio un promedio del 59% en dos estudios que proporcionaron ARNI durante el entrenamiento en comparación con entrenamiento sin ARNI o entrenamiento con ARNI simulada. Sin embargo, estas mejorías en la capacidad de ejercicio no fueron resultados consistentes ya que no hubo pruebas claras de que la ARNI mejorara todas las otras medidas de capacidad de ejercicio. Los resultados de la calidad de vida fueron inciertos y el análisis no excluyó que hubiera un efecto con ARNI durante el entrenamiento con ejercicios en dos estudios. Ninguno de los estudios evaluó la actividad física. La asistencia respiratoria no invasiva le permitió a los participantes hacer ejercicios a una intensidad de entrenamiento mayor (promedio del 13% mayor) en tres estudios, y en dos estudios se encontraron pruebas de un efecto mayor del entrenamiento sobre los músculos, ya que un marcador en la sangre (lactato isoload sanguíneo) fue significativamente inferior un promedio de 0,97 mmol/l. No se dio información sobre los eventos adversos o los costos. Actualmente no se sabe si los efectos beneficiosos demostrados de la ARNI durante el entrenamiento con ejercicios son clínicamente valiosos o costo efectivos.

Calidad de la evidencia: En general esta revisión estuvo limitada por el escaso número de estudios incluidos y el pequeño número de participantes en los estudios incluidos. La calidad de las pruebas fue baja para los resultados de capacidad de ejercicio, en gran parte debido a aspectos relacionados con el diseño de los estudios. Por lo tanto, el efecto de la ARNI durante el entrenamiento con ejercicios sobre la capacidad de ejercicio es incierto. La calidad de las pruebas de la calidad de vida, la intensidad del entrenamiento y el lactato isoload sanguíneo fue moderada, y estos resultados se pueden interpretar con un mayor grado de confianza.

Conclusiones de los autores: 

El escaso número de estudios incluidos con cantidades pequeñas de participantes, así como el alto riesgo de sesgo en algunos de los estudios incluidos, limitó la posibilidad de establecer conclusiones basadas en pruebas sólidas. Aunque la ARNI durante el entrenamiento con ejercicios de los miembros inferiores puede permitirles a los pacientes con EPOC hacer ejercicios a una intensidad mayor de entrenamiento y lograr un mayor efecto de entrenamiento fisiológico en comparación con el entrenamiento con ejercicios solo o el entrenamiento con ejercicios con ARNI simulada, el efecto sobre la capacidad de ejercicio es incierto. Algunas pruebas indican que la ARNI durante el entrenamiento con ejercicios mejora el porcentaje de cambio máximo y la capacidad de tolerancia al ejercicio; sin embargo, estos resultados no son consistentes entre otras medidas de capacidad de ejercicio. No existen pruebas claras de que la CVRS sea mejor o peor con la ARNI durante el entrenamiento. Actualmente no se sabe si los efectos beneficiosos demostrados de la ARNI durante el entrenamiento con ejercicios son clínicamente valiosos o costo efectivos.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El entrenamiento con ejercicios como un componente de la rehabilitación pulmonar mejora la calidad de vida relacionada con la salud (CVRS) y la capacidad de ejercicio en los pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). Sin embargo, algunos pacientes pueden tener dificultad para realizar el ejercicio a una intensidad suficiente. La asistencia respiratoria no invasiva (ARNI) durante el ejercicio mejora la capacidad de ejercicio y la disnea durante una sesión única de ejercicio. Por lo tanto, la ARNI durante el entrenamiento con ejercicios puede permitir que los pacientes se ejerciten a una intensidad mayor, lo que podría dar lugar a una mejoría mayor en la capacidad de ejercicio, la CVRS y la actividad física.

Objetivos: 

Determinar si la ARNI durante el entrenamiento con ejercicios (como parte de la rehabilitación pulmonar) afecta la capacidad de ejercicio, la CVRS y la actividad física en los pacientes con EPOC en comparación con el entrenamiento con ejercicios solo o el entrenamiento con ejercicios con ARNI simulada.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en las siguientes bases de datos entre enero de 1987 y noviembre de 2013, ambos inclusive: registro especializado de ensayos del Grupo Cochrane de Vías Respiratorias (Cochrane Airways Group), AMED, CENTRAL, CINAHL, EMBASE, LILACS, MEDLINE, PEDro, PsycINFO y PubMed. 

Criterios de selección: 

Se consideraron para inclusión en esta revisión los ensayos controlados aleatorios que compararon la ARNI durante el entrenamiento con ejercicios versus entrenamiento con ejercicios solo o entrenamiento con ejercicios con ARNI simulada en pacientes con EPOC.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores de forma independiente seleccionaron los ensayos para su exclusión en la revisión, extrajeron los datos y evaluaron el riesgo de sesgo. Los resultados primarios fueron capacidad de ejercicio, CVRS y actividad física; los resultados secundarios fueron intensidad del entrenamiento, cambios fisiológicos relacionados con el entrenamiento con ejercicios, disnea, abandonos, eventos adversos y costo.

Resultados principales: 

Se incluyeron seis estudios con 126 participantes que completaron los protocolos de estudio. La mayoría de los estudios reclutó participantes con EPOC grave a muy grave (la media del volumen espiratorio forzado en un segundo (VEF1) varió del 26% al 48% previsto). Hubo un aumento en el porcentaje de cambio máximo y en la capacidad de tolerancia al ejercicio con ARNI durante el entrenamiento (diferencia de medias en la capacidad máxima de ejercicio 17%; intervalo de confianza [IC] del 95%: 7% a 27%; 60 participantes, pruebas de baja calidad; diferencia de medias en la capacidad de tolerancia al ejercicio 59%; IC del 95%: 4% a 114%; 48 participantes, pruebas de baja calidad). Sin embargo, no hubo pruebas claras de una diferencia entre las intervenciones para todas las otras medidas de capacidad de ejercicio. Los resultados de la CVRS evaluados mediante el St George Respiratory Questionnaire no descartan un efecto de la ARNI (puntuación media total 2,5 puntos; IC del 95%: -2,3 a 7,2; 48 participantes, pruebas de calidad moderada). Ningún estudio evaluó la actividad física. Hubo un aumento en la intensidad del entrenamiento con ARNI durante el entrenamiento del 13% (IC del 95%: 1% a 27%; 67 participantes, pruebas de calidad moderada), y el lactato isoload fue inferior con la ARNI (diferencia de medias -0,97 mmol/l; IC del 95%: -1,58 mmol/l a -0,36 mmol/l; 37 participantes, pruebas de calidad moderada). El efecto de la ARNI sobre la disnea o el número de abandonos entre las intervenciones fue incierto, aunque nuevamente los resultados fueron poco precisos. No se informaron eventos adversos ni hubo información con respecto al costo. Solamente un estudio cegó a los participantes, mientras que tres estudios utilizaron evaluadores de resultado cegados. Cuatro ensayos informaron una ocultación adecuada de la asignación.

Tools
Information
Share/Save