Efectos a largo plazo de los fármacos para reducir el peso en los pacientes con hipertensión

Los médicos a menudo recomiendan que los pacientes que tengan sobrepeso u obesidad con presión arterial elevada pierdan peso, lo que puede incluir tomar fármacos contra la obesidad para ayudar en la reducción del peso y la presión arterial. Dos principios activos (rimonabant y sibutramina) se retiraron del mercado en 2009 y 2010, respectivamente. Las guías actuales para el tratamiento farmacológico de la obesidad citan cinco fármacos (orlistat, lorcaserina, fentermina/topiramato, naltrexona/bupropión y liraglutide) que se han autorizado para la reducción del peso a largo plazo por la Food and Drug Administration de los EE.UU. Sin embargo, dos de estos fármacos (fentermina/topiramato y lorcaserina) no obtuvieron autorización en Europa.

Se encontraron pruebas de que orlistat, sibutramina y fentermina/topiramato reducen moderadamente el peso. Orlistat y fentermina/topiramato redujeron la presión arterial, mientras la sibutramina la aumentó. No se encontraron estudios que investigaran rimonabant, liraglutide, lorcaserina o naltrexona/bupropión en pacientes con presión arterial elevada. no hay pruebas de los efectos de estos fármacos sobre la muerte o la morbilidad. Los efectos secundarios más frecuentes fueron los gastrointestinales para el orlistat; sequedad bucal, estreñimiento y cefalea para la sibutramina; y sequedad bucal y parestesias para fentermina/topiramato.

Conclusiones de los autores: 

En los pacientes con presión arterial elevada, el orlistat y la sibutramina redujeron el peso corporal a un grado similar, mientras fentermina/topiramato redujo el peso corporal en mayor medida. En los mismos ensayos, orlistat y fentermina/topiramato redujeron la presión arterial, mientras la sibutramina lo aumentó. No fue posible incluir ensayos que investigaran rimonabant, liraglutide, lorcaserina o naltrexona/bupropión en los pacientes con presión arterial elevada. Los ensayos a largo plazo que evalúen el efecto de orlistat, liraglutide, lorcaserina, fentermina/topiramato o naltrexona/bupropión sobre la mortalidad y la morbilidad no están disponibles y son necesarios. Rimonabant y sibutramina se retiraron del mercado después de que ensayos a largo plazo sobre la mortalidad y la morbilidad confirmaron las inquietudes acerca de los posibles efectos secundarios graves de estos dos fármacos. La European Medicines Agency rechazó la autorización de comercialización para fentermina/topiramato debido a los problemas de seguridad, mientras la aplicación para la autorización europea de comercialización de lorcaserina fue retirada por el fabricante después que el Committee for Medicinal Products for Human Use consideró que el equilibrio general efectos beneficiosos / riesgos era negativo.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Las guías principales para el tratamiento de la hipertensión recomiendan la pérdida de peso; los fármacos contra la obesidad pueden ser de utilidad en este sentido.

Objetivos: 

Objetivos primarios:

Evaluar los efectos a largo plazo de la reducción farmacológicamente inducida del peso corporal en adultos con hipertensión esencial sobre la mortalidad por todas las causas, la morbilidad cardiovascular y los eventos adversos (incluidos los eventos adversos graves totales, el retiro debido a eventos adversos y los eventos adversos no graves totales).

Objetivos secundarios:

Evaluar los efectos a largo plazo de la reducción farmacológicamente inducida del peso corporal en adultos con hipertensión esencial sobre el cambio a partir del inicio en la presión arterial sistólica, el cambio a partir del inicio en la presión arterial diastólica y la reducción del peso corporal.

Estrategia de búsqueda (: 

Se obtuvieron los estudios mediante búsquedas informatizadas en el registro especializado del Grupo Cochrane de Hipertensión (Cochrane Hypertension Group), Registro Cochrane Central de Ensayos Cotrolados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL), Ovid MEDLINE, Ovid EMBASE, el registro de ensayos clínicos ClinicalTrials.gov y se hicieron búsquedas manuales en las listas de referencias y revisiones sistemáticas (estado al 13 de abril de 2015).

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios en adultos con hipertensión de al menos 24 semanas de duración que compararon intervenciones farmacológicas a largo plazo para la pérdida de peso con placebo.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión seleccionaron los estudios elegibles de forma independiente, evaluaron el riesgo de sesgo y extrajeron los datos. Cuando fue apropiado y a falta de heterogeneidad significativa entre los estudios (p > 0,1), los estudios se agruparon mediante el metanálisis de efectos fijos. Cuando hubo heterogeneidad, se utilizó el modelo de efectos aleatorios y se investigó la causa de la misma.

Resultados principales: 

Después de actualizar la búsqueda bibliográfica, que se extendió para incluir cuatro nuevos fármacos para reducir el peso, se identificó un estudio adicional de fentermina/topiramato, que aumentó el número total de estudios a nueve que compararon orlistat, sibutramina o fentermina/topiramato con placebo y, por lo tanto, cumplieron los criterios de inclusión. No se identificaron estudios relevantes que investigaran rimonabant, liraglutide, lorcaserina o naltrexona/bupropión. Ningún estudio incluyó la mortalidad y la morbilidad cardiovasculares como resultados predefinidos. La incidencia de efectos secundarios gastrointestinales fue consistentemente mayor en los participantes tratados con orlistat versus los tratados con placebo. Los efectos secundarios más frecuentes fueron sensación de sequedad bucal, estreñimiento y cefalea con sibutramina, y la sensación de sequedad bucal y parestesia con fentermina/topiramato. En los participantes asignados a orlistat, sibutramina o fentermina/topiramato el peso corporal se redujo más eficazmente que en los participantes en los grupos atención habitual / placebo. El orlistat redujo la presión arterial sistólica en comparación con placebo en -2,5 mmHg (diferencia de medias [DM]; intervalo de confianza [IC] del 95%: -4,0 a -0,9 mmHg) y la presión arterial diastólica en -1,9 mmHg (DM; IC del 95%: -3,0 a -0,9 mm Hg). La sibutramina aumentó la presión arterial diastólica en comparación con el placebo en +3,2 mmHg (DM; IC del 95%: +1,4 a +4,9 mm Hg). El único ensayo que investigó fentermina/topiramato indicó que se redujo la presión arterial.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save