Radioterapia y quimiorradiación después de la cirugía por cáncer de cuello de útero en estadio inicial

Actualmente los médicos no pueden asegurar si a las pacientes con cáncer de cuello de útero en estadio inicial, a las que se les ha extraído el útero y los ganglios linfáticos pelvianos, se les debe administrar radioterapia. Si la paciente presenta una combinación de ciertos factores de riesgo que la ponen en alto riesgo de presentar una recidiva del cáncer, a menudo los médicos consideran que sería una buena idea someterla a radioterapia. Sin embargo, nunca se ha demostrado que la radioterapia mejore la supervivencia general de estas pacientes, y la combinación de cirugía y radioterapia aumenta el riesgo de efectos secundarios y complicaciones. Se buscaron todos los ECA disponibles que evaluaran si la radioterapia (con o sin quimioterapia) podía mejorar la supervivencia en estas pacientes.

Sólo se encontraron dos ensayos que compararon el uso de radioterapia con ninguna radioterapia en pacientes con cáncer de cuello de útero en estadio inicial a las que se les había extraído el útero y los ganglios linfáticos pelvianos y que tenían riesgo de presentar una recidiva del cáncer. Estos dos ensayos incorporaron 397 pacientes. Cuando se combinaron los hallazgos de estos dos ensayos se encontró que, en promedio, las pacientes sometidas a radioterapia tuvieron una probabilidad entre un 40% y un 90% menor de presentar una recidiva del cáncer en el transcurso de 5 años, comparadas con las pacientes a las que no se la administró. Sin embargo, debido al escaso número de muertes en los ensayos no es posible confirmar si la radioterapia ayudó a prolongar la vida: la mejor estimación fue que, cinco años después del tratamiento, las pacientes sometidas a radioterapia tuvieron un 20% de probabilidades de estar vivas que las que no la recibieron, pero es posible que esta estimación no sea muy exacta, y las perspectivas reales de las pacientes podrían estar en un intervalo de entre tres veces más probabilidades de estar vivas y una probabilidad de un 60% mayor de estar muerta.

Aunque las pacientes sometidas a radioterapia tendieron a presentar más complicaciones que las que no la recibieron, no es posible asegurar que lo anterior se haya debido al azar en lugar de a la radioterapia porque pocas pacientes informaron complicaciones.

Las limitaciones principales de la revisión fueron que no se encontraron ensayos que evaluaran una combinación de radioterapia y quimioterapia y que los dos ensayos de radioterapia proporcionaron muy poca información acerca de los efectos secundarios.

Conclusiones de los autores: 

Se encontraron pruebas de calidad moderada de que la radiación reduce el riesgo de evolución de la enfermedad comparada con ningún tratamiento adicional, aunque hay pocas pruebas de que podría mejorar la supervivencia general en el cáncer de cuello de útero en estadio IB. Las pruebas de eventos adversos graves fueron contradictorias.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Ésta es una versión actualizada de la revisión Cochrane original publicada en el número 4, 2009. Actualmente existe debate sobre las indicaciones y el valor de la radioterapia pelviana adyuvante después de una cirugía radical en pacientes con cáncer de cuello de útero en un estadio inicial. Se considera que ciertas combinaciones de factores de riesgo patológicos representan riesgo suficiente para la recidiva, lo que justifica el uso de radioterapia pelviana posoperatoria. Sin embargo, nunca se ha demostrado que mejore la supervivencia general, y el uso de más de un tipo de tratamiento (cirugía y radioterapia) aumenta los riesgos de efectos secundarios y complicaciones.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad y la seguridad de las terapias adyuvantes (radioterapia, quimioterapia seguida de radioterapia, quimiorradiación) después de una histerectomía radical para el tratamiento del cáncer de cuello de útero en estadio inicial (estadios FIGO IB1, IB2 o IIA).

Estrategia de búsqueda (: 

Para la revisión original, se realizaron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL), número 4, 2008; el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Cáncer Ginecológico (Cochrane Gynaecological Cancer Group); MEDLINE (enero de 1950 hasta noviembre de 2008) y EMBASE (1950 hasta noviembre de 2008). También se buscó en los registros de ensayos clínicos, los resúmenes de reuniones científicas, las listas de referencias de los estudios incluidos y se estableció contacto con expertos en el campo. Para esta actualización, se extendieron las búsquedas en bases de datos hasta septiembre de 2011 y se buscaron ensayos en curso en el MetaRegister.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios (ECA) que compararan terapias coadyuvantes (radioterapia, quimioterapia seguida de radioterapia o quimiorradiación) con ninguna radioterapia ni quimiorradiación en pacientes con diagnóstico histológico confirmado de cáncer de cuello de útero en estadio inicial y que fueron sometidas a histerectomía radical y disección de los ganglios linfáticos pelvianos.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores extrajeron los datos y evaluaron el riesgo de sesgo de forma independiente. A partir de los ensayos se obtuvo información acerca de los eventos adversos de grado 3 y 4. Los resultados se agruparon mediante los metanálisis de efectos aleatorios.

Resultados principales: 

Dos ECA que compararon radioterapia coadyuvante con ninguna radioterapia coadyuvante cumplieron los criterios de inclusión; en éstos, se asignó al azar y evaluó a 397 pacientes con cáncer de cuello de útero en estadio IB. El metanálisis de estos dos ECA no indicó ninguna diferencia significativa en la supervivencia a cinco años entre las pacientes sometidas a radiación y las que no recibieron ningún tratamiento adicional (cociente de riesgos [CR] = 0,8; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,3 a 2,4). Sin embargo, las pacientes sometidas a radiación tenían un riesgo significativamente menor de evolución de la enfermedad a cinco años (CR 0,6; IC del 95%: 0,4 a 0,9).

Aunque el riesgo de eventos adversos graves fue consistentemente mayor si las pacientes recibieron radioterapia en lugar de ningún tratamiento adicional, este aumento de los riesgos no fue estadísticamente significativo, probablemente porque la tasa de eventos adversos fue baja.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save