Toxina botulínica para los síndromes de dolor miofacial en adultos

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

El síndrome de dolor miofacial (SDM) es un síndrome regional de dolor muscular caracterizado por la presencia de puntos gatillo (puntos dolorosos) en uno o más músculos. El dolor puede ocurrir en el sitio del punto gatillo o se puede sentir lejos del punto cuando se presiona el músculo, lo que se llama dolor referido. La toxina botulínica es un producto químico potente que bloquea la comunicación entre los nervios y los músculos, inhibe las contracciones musculares donde están ubicados los puntos gatillo y puede dar lugar al alivio del dolor en el área donde se inyecta. El objetivo de esta revisión es evaluar cuán efectiva es la toxina botulínica para aliviar el dolor en los pacientes con SDM. Se identificaron cuatro estudios con 233 participantes que compararon la toxina botulínica A con placebo (grupo control). No hay pruebas concluyentes para apoyar la administración de toxina botulínica en el tratamiento del SDM. Se deben realizar más ensayos controlados aleatorios de alta calidad de la toxina botulínica para tratar el SDM antes de establecer conclusiones firmes sobre la efectividad y la seguridad.

Conclusiones de los autores: 

No hay pruebas concluyentes para apoyar la administración de la toxina botulínica en el tratamiento del SDM, según los datos de cuatro estudios con un total de 233 participantes que se consideraron adecuados para incluirse en esta revisión. No fue posible realizar los metanálisis debido a la heterogeneidad entre los estudios. Se indica que en los estudios futuros se debe utilizar la misma metodología para evaluar el dolor, una dosis estandarizada del tratamiento, un seguimiento de al menos cuatro meses (para observar la curva máxima/mínima del efecto del fármaco) y una presentación apropiada de los datos. Para poder establecer conclusiones definitivas sobre la efectividad y la seguridad de la toxina botulínica se deben realizar ECA de mayor calidad sobre el tratamiento del SDM con esta toxina.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El síndrome de dolor miofacial (SDM) es un síndrome regional de dolor muscular caracterizado por la presencia de puntos gatillo, que son puntos dolorosos en uno o más músculos. El dolor se puede sentir en el sitio donde está ubicado el punto gatillo o se puede sentir lejos de ese lugar cuando se presiona el músculo (dolor referido). La toxina botulínica es una proteína producida por la bacteria Clostridium botulinum y es una neurotoxina potente que finalmente inhibe las contracciones musculares. es capaz de debilitar selectivamente los músculos dolorosos e interrumpir el ciclo de dolor.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad y la seguridad de la toxina botulínica para tratar el SDM, sin incluir el SDM en los músculos del cuello y la cabeza.

Estrategia de búsqueda (: 

La estrategia de búsqueda incluyó términos relacionados con el dolor miofacial y la toxina botulínica. Se hicieron búsquedas en el registro especializado del Grupo Cochrane de Dolor, Apoyo y Curas Paliativas (Cochrane Pain, Palliative and Supportive Care Review Group [PaPaS]) hasta diciembre de 2011, CENTRAL (Base de Datos Cochrane de Revisiones Sistemáticas [Cochrane Database of Systematic Reviews] 2011, número 4), PUBMED (desde 1966 hasta 2011), EMBASE (desde 1980 hasta 2011) y en LILACS (desde 1982 hasta 2011). No hubo restricciones de idioma.

Criterios de selección: 

Se incluyeron los ensayos controlados aleatorios (ECA) de toxina botulínica para tratar a pacientes con SDM. De esta revisión se excluyeron los estudios con SDM del cuello y la cabeza, ya que se han evaluado en otras revisiones sistemáticas. Se consideró un diagnóstico de SDM que se basó en la identificación de puntos gatillo en la banda tensa mediante la palpación de nódulos sensibles, respuesta de tic local y patrones específicos de dolor referido asociado con cada punto gatillo.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores de forma independiente examinaron los estudios identificados, extrajeron los datos, evaluaron la calidad de los ensayos y analizaron los resultados mediante los criterios del Grupo Cochrane de Dolor, Apoyo y Curas Paliativas.

Resultados principales: 

Cuatro estudios con un total de 233 participantes que compararon toxina botulínica A con placebo cumplieron los criterios de inclusión. En un estudio con 145 participantes se demostró una tasa significativa de mejoría en las puntuaciones de intensidad del dolor mediante la diferencia de medias (DM) de -0,23 (intervalo de confianza [IC] del 95%: -0,26 a -0,20; valor de p < 0,00001) y la duración del dolor diario (DM -1,11; IC del 95%: -1,37 a -0,85; valor de p < 0,00001) cuando la toxina botulínica A se comparó con placebo. Los otros tres estudios mostraron que no hubo diferencias estadísticamente significativas entre la toxina botulínica A y placebo en la intensidad del dolor.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Share/Save