Estatinas para el tratamiento de la demencia

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

Se cree que los niveles altos de colesterol sérico contribuyen a la patología de la enfermedad de Alzheimer y la demencia vascular. La familia de medicamentos de la estatina (lovastatina, pravastatina, simvastatina, y otros) son medicaciones potentes para la disminución del colesterol y son tratamientos de primera línea para la reducción del colesterol en pacientes con, o en riesgo de enfermedades cardiovasculares. Ha habido mucho interés en su función posible para el tratamiento de la demencia y se han realizado varios ensayos para evaluar esta medida de resultado. Se identificaron tres estudios que implicaban 748 participantes, rango de edad 50-90 años. De estos ensayos, incluido uno de gran tamaño, no hay pruebas suficientes de que las estatinas ayuden en el tratamiento de la demencia. Un ensayo a gran escala todavía tiene que publicar sus resultados. Cuando se informe este estudio se tendrán pruebas mayores con respecto a la función de las estatinas en el tratamiento de la demencia.

Conclusiones de los autores: 

No hay pruebas suficientes para recomendar el uso de las estatinas para el tratamiento de la demencia. El análisis de los estudios disponibles, incluido un ECA grande, indica que las estatinas no tienen ningún beneficio en las medidas de resultado de la ADAS-Cog o la MMSE. Se necesita aguardar los resultados completos de CLASP 2008 antes de poder tener alguna certeza. Esta revisión Cochrane se actualizará cuando estén disponibles estos resultados.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Ha sido poco explorado el uso de estatinas para el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer establecida o la demencia vascular. En la enfermedad de Alzheimer la proteína beta-amiloide (Aß) se deposita en forma de placas extracelulares y los estudios anteriores han determinado que la generación Aß es dependiente del colesterol. La hipercolesterolemia también ha sido implicada en la patogenia de la demencia vascular. Debido a la función de las estatinas en la reducción del colesterol es biológicamente posible que puedan ser efectivas en el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer y la demencia.

Objetivos: 

Evaluar la eficacia clínica y tolerabilidad de las estatinas en el tratamiento de la demencia.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el Registro Especializado de Ensayos Controlados del Grupo Cochrane de Demencia y Trastornos Cognitivos (Cochrane Dementia and Cognitive Improvement Group), Cochrane Library, MEDLINE, EMBASE, PsycINFO, CINAHL y en LILACS, así como en muchos registros de ensayos y en fuentes de literatura gris (27 octubre 2008).

Criterios de selección: 

Ensayos controlados con asignación aleatoria y doble ciego de las estatinas administradas durante al menos seis meses en pacientes con diagnóstico de demencia.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de forma independiente extrajeron y evaluaron los datos sobre la base de los criterios de inclusión. Los datos se agruparon cuando fue apropiado y se ingresaron en un metanálisis.

Resultados principales: 

Se identificaron tres estudios (748 participantes, rango de edad 50-90 años). Todos los pacientes tenían un diagnóstico de enfermedad de Alzheimer probable o posible según los criterios estándar y se logró estabilizar a la mayoría de los pacientes con un inhibidor de colinesterasa. El tratamiento en ADCLT 2005 fue 80 mg de atorvastatina en comparación con placebo durante 52 semanas, el colesterol de lipoproteínas de baja densidad sérico (LDL) se redujo en un 54% en el grupo de atorvastatina. El tratamiento en Simons 2002 fue simvastatina 40 mg en comparación con placebo durante 26 semanas, el colesterol LDL sérico se redujo en un 52% en el grupo de simvastatina. El tratamiento en LEADe 2010 fue atorvastatina de 80 mg en comparación con placebo durante 72 semanas, el colesterol LDL se redujo en un 50,2% cerca del tercer mes y se mantuvo constante hasta el mes 18. El cambio en la subescala cognitiva Alzheimer's Disease Assessment Scale (Escala de Evaluación de la Enfermedad de Alzheimer) (ADAS-Cog) desde el inicio fue una medida de resultado primari en tres estudios; cuando se agruparon los datos hubo una heterogeneidad considerable por lo que se utilizó el modelo de efectos aleatorios, las estatinas no proporcionaron ningún efecto beneficioso en esta medida cognitiva [diferencia de medias -1,12, IC del 95%: -3,99 a 1,75; p = 0,44]. Todos los estudios proporcionaron un cambio en la Mini Mental State Examination (Mini Examen del Estado Mental) (MMSE) a partir del valor inicial; nuevamente se utilizó el modelo de efectos aleatorios debido a la heterogeneidad considerable: no hubo ningún beneficio significativo de las estatinas en esta medida cognitiva al agrupar los datos [diferencia de medias -1,53, IC del 95%: -3,28 a 0,21; p = 0,08]. Hubo algunas pruebas de que los pacientes que recibían estatinas en ADCLT 2005 mantuvieron mejor la función cognitiva cuando el colesterol sérico fue alto al inicio, cuando la MMSE fue mayor al inicio o cuando tenían presente un alelo E4 de la apolipoproteína. Sin embargo, esto debería ser confirmado en estudios más amplios. Los efectos adversos relacionados con el tratamiento estuvieron disponibles a partir de dos estudios, LEADe 2010 y Simons 2002; cuando se agruparon los datos no hubo diferencias significativas entre las estatinas y el placebo [odds ratio 2,45, IC del 95%: 0,69 a 8,62; p = 0,16]. No hubo diferencias significativas en la función global, el comportamiento o las actividades cotidianas en los grupos de estatina y de placebo. Un ensayo controlado con asignación aleatoria grande (ECA) (CLASP 2008) no ha publicado todavía sus resultados. No hubo ningún estudio identificado que evaluara la función de las estatinas en el tratamiento de la demencia vascular. No hubo pruebas de que las estatinas provocaran un deterioro cognitivo.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Share/Save