Efecto del cambio en el estilo de vida para pacientes con síndrome de ovario poliquístico

Pregunta de la revisión

Se examinó la evidencia en cuanto a los efectos de las intervenciones sobre el estilo de vida en los resultados reproductivos, antropométricos (medición corporal), metabólicos y de la calidad de vida en pacientes con síndrome de ovario poliquístico.

Antecedentes

El síndrome de ovario poliquístico (SOPQ) es un trastorno muy frecuente que afecta del 8% al 13% de las mujeres. El sobrepeso empeora todas las características clínicas del SOPQ. Estas características clínicas incluyen problemas reproductivos como una reducción en la frecuencia de la ovulación y ciclos menstruales irregulares, reducción de la fertilidad, ovarios poliquísticos en la ecografía y niveles altos de hormonas masculinas como la testosterona, que pueden causar el crecimiento de pelos faciales o corporales no deseados y acné. El SOPQ también se asocia con características metabólicas, con factores de riesgo de diabetes y enfermedades cardiovasculares, incluidos niveles altos de insulina o la resistencia a la insulina y niveles de colesterol anormales. El SOPQ afecta la calidad de vida y puede empeorar la ansiedad y la depresión, ya sea debido a los síntomas o debido al diagnóstico de una enfermedad crónica. Un estilo de vida sano consiste en una dieta saludable, ejercicio regular y lograr y mantener un peso saludable.

Características de los estudios

Se encontraron 15 estudios que incluyeron 498 participantes. Diez estudios compararon la actividad física con la intervención mínima dietética y conductual o ninguna intervención. Cinco estudios compararon la intervención combinada de dieta, ejercicio y conductual con la intervención mínima. Un estudio comparó la intervención conductual con la intervención mínima. El riesgo de sesgo de los estudios varió y en general fue incierto. La evidencia está actualizada hasta marzo de 2018.

Resultados clave

Ningún estudio investigó el efecto de un estilo de vida saludable sobre los nacidos vivos, el aborto espontáneo o la regularidad de los ciclos menstruales. La adopción de un estilo de vida saludable puede dar lugar a la pérdida de peso o a la reducción de los niveles de hormonas masculinas en algunos individuos. La dieta y el ejercicio podrían no tener un efecto sobre la capacidad del cuerpo de mantener los niveles normales de glucosa en sangre.

Calidad de la evidencia

La evidencia fue de baja calidad. Las limitaciones principales en la evidencia fueron los resultados inconsistentes e imprecisos, y el informe deficiente de los métodos usados en los estudios.

Conclusiones de los autores: 

Las intervenciones sobre el estilo de vida pueden mejorar el índice de andrógenos libres (FAI), el peso y el IMC en las pacientes con SOPQ. No se conoce el efecto de las intervenciones sobre el estilo de vida en la tolerancia a la glucosa. Ningún estudio consideró el efecto de las intervenciones sobre el estilo de vida en los nacidos vivos, el aborto espontáneo o la regularidad menstrual. La mayoría de los estudios de esta revisión fueron de calidad baja, debido principalmente al riesgo alto o incierto de sesgo a través de la mayoría de los dominios, así como a la heterogeneidad alta para el resultado del FAI.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El síndrome de ovario poliquístico (SOPQ) afecta a entre el 8% y el 13% de las mujeres en edad fértil y se asocia con disfunción reproductiva y metabólica. La obesidad empeora la presentación del SOPQ y el control de peso (pérdida de peso, mantenimiento o prevención del aumento de peso excesivo) se propone como una estrategia de tratamiento inicial, que se logra mejor mediante cambios en el estilo de vida que incorporan intervenciones de dieta, ejercicio y conductuales.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad de las intervenciones sobre el estilo de vida con respecto a la mejoría de los factores reproductivos, antropométricos (peso y composición corporal), metabólicos y de la calidad de vida para el SOPQ.

Estrategia de búsqueda (: 

Se buscó en el Registro Especializado del Grupo Cochrane de Ginecología y Fertilidad (Cochrane Gynaecology and Fertility Group), el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (CENTRAL), MEDLINE, EMBASE, PsycINFO, CINAHL, LILACS y AMED (fecha de la última búsqueda marzo de 2018). También se realizaron búsquedas en registros de ensayos controlados, resúmenes de congresos, revistas relevantes, listas de referencias de artículos y revisiones relevantes y bases de datos de literatura gris, sin restricciones de idioma.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados (ECA) que compararon intervenciones para cambiar el estilo de vida (dieta, ejercicio, tratamiento conductual, o una combinación) versus un tratamiento mínimo o ningún tratamiento en pacientes con SOPQ.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión de manera independiente seleccionaron los ensayos, evaluaron la calidad y el riesgo de sesgo y extrajeron los datos. Los resultados primarios fueron los nacidos vivos, el aborto espontáneo y el embarazo. Se utilizaron los modelos de la varianza inversa y de efectos fijos en los metanálisis. Se informaron los resultados dicotómicos como odds ratio y los resultados continuos como diferencias de medias (DM) o diferencias de medias estandarizadas (DME).

Resultados principales: 

Se incluyeron 15 estudios con 498 participantes. Diez estudios compararon la actividad física con la intervención mínima dietética y conductual o ninguna intervención. Cinco estudios compararon la intervención combinada de dieta, ejercicio y conductual con la intervención mínima. Un estudio comparó la intervención conductual con la intervención mínima. El riesgo de sesgo varió: ocho estudios tuvieron una generación de la secuencia adecuada, siete tuvieron un cegamiento adecuado del médico o del evaluador de resultados, siete tuvieron una ocultación de la asignación adecuada, seis tuvieron datos de resultado completos y seis estuvieron libres de informe selectivo. Ningún estudio evaluó los resultados primarios de fertilidad nacidos vivos o aborto espontáneo. Ningún estudio informó el resultado reproductivo secundario regularidad menstrual, como se definió en esta revisión.

Las intervenciones sobre el estilo de vida podrían mejorar un resultado reproductivo secundario (endocrino), el índice de andrógenos libres (FAI, por sus siglas en inglés) (DM -1,11; intervalo de confianza [IC] del 95%: -1,96 a -0,26; seis ECA, n = 204, I2 = 71%, evidencia de calidad baja). Las intervenciones sobre el estilo de vida podrían reducir el peso (kg) (DM -1,68 kg, IC del 95%: -2,66 a -0,70; nueve ECA, n = 353, I2 = 47%, evidencia de calidad baja). Las intervenciones sobre el estilo de vida podrían reducir el índice de masa corporal (IMC) (kg/m2) (-0,34 kg/m2; IC del 95%: -0,68 a -0,01, 12 ECA, n = 434, I2= 0%,evidencia de calidad baja). No se conoce el efecto de las intervenciones sobre el estilo de vida en la tolerancia a la glucosa (resultados de la glucosa en prueba oral de tolerancia a la glucosa) (mmol/l/minuto) (DME -0,02; IC del 95%: -0,38 a 0,33; tres ECA, n = 121, I2 = 0%, evidencia de calidad baja).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save