Organización de los servicios sanitarios para pacientes con una discapacidad intelectual

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

Las personas con una discapacidad intelectual con frecuencia presentan problemas de salud, pero tienen más dificultad para encontrar y obtener servicios sanitarios en comparación con la población general. Esta revisión incluyó ocho estudios y examinó los efectos de las intervenciones organizativas. Estas intervenciones se utilizan para cambiar la estructura o la prestación de los servicios de asistencia sanitaria y pueden resultar útiles para mejorar los resultados de salud de las personas con una discapacidad intelectual. La revisión halló que los equipos multidisciplinarios que brindan servicios intensivos a las personas con una discapacidad intelectual y un problema de salud mental podrían dar lugar a mejores resultados de salud mental; sin embargo, los resultados de un estudio realizado en un solo país no necesariamente podrían aplicarse a la situación existente en otros países.

Conclusiones de los autores: 

En el presente, no existen estudios bien diseñados que se centren en la organización de los servicios sanitarios para personas con una discapacidad intelectual y problemas físicos concomitantes. Existen escasos estudios de intervenciones organizativas que abordan las necesidades de la salud mental y los resultados de los ensayos que se encontraron necesitan ser corroborados. Se requiere con urgencia investigación de alta calidad sobre los servicios sanitarios para identificar los servicios sanitarios óptimos para las personas con una discapacidad intelectual y un problema físico concomitante.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

En comparación con la población general, las personas con una discapacidad intelectual tienen menor expectativa de vida, mayor morbilidad, mayores tasas de necesidades de salud insatisfechas y más dificultad para encontrar y obtener asistencia sanitaria. Las intervenciones organizativas se utilizan para reconfigurar la estructura o prestación de los servicios de asistencia sanitaria y pueden resultar útiles para reducir las disparidades observadas.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de las intervenciones organizativas para los problemas de salud mental y física de las personas con una discapacidad intelectual.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el registro especializado del Grupo Cochrane para una Práctica y Organización Sanitaria Efectivas (Cochrane Effective Practice and Organisation of Care Group) (sin ninguna restricción de años), MEDLINE, EMBASE, CINAHL, otras bases de datos desde enero de 1990 hasta abril de 2006, las listas de referencias de los estudios incluidos y se consultó a los expertos en el área.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios, ensayos clínicos controlados, estudios controlados tipo antes y después (before and after studies) y series interrumpidas en el tiempo de intervenciones organizativas destinadas a mejorar la atención de los problemas de salud mental y física de las personas adultas con una discapacidad intelectual.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión, de forma independiente, extrajeron los datos y evaluaron la calidad de los estudios. Se solicitó a los autores de los estudios incluidos los datos que faltaban.

Resultados principales

Ocho estudios cumplieron con los criterios de selección: seis eran ensayos controlados aleatorios, uno era un estudio controlado tipo antes y después y uno era una serie interrumpidas en el tiempo. En general, los estudios eran de una calidad metodológica aceptable. Los estudios incluidos investigaron intervenciones que abordaban los problemas de salud mental de las personas con una discapacidad intelectual, ninguno de ellos se centró en los problemas de salud física. Tres de los estudios identificaron intervenciones organizativas efectivas y cinco no mostraron evidencia de efecto. Sólo dos estudios fueron lo bastante similares como para ser analizados en un metanálisis. En los análisis agrupados 25 participantes recibieron tratamiento asertivo comunitario y 25 recibieron tratamiento comunitario estándar. Los resultados de las medidas de función, carga para el cuidador y calidad de vida no fueron significativos.

Conclusiones de los autores

En el presente, no existen estudios bien diseñados que se centren en la organización de los servicios sanitarios para personas con una discapacidad intelectual y problemas físicos concomitantes. Existen escasos estudios de intervenciones organizativas que abordan las necesidades de la salud mental y los resultados de los ensayos que se encontraron necesitan ser corroborados. Se requiere con urgencia investigación de alta calidad sobre los servicios sanitarios para identificar los servicios sanitarios óptimos para las personas con una discapacidad intelectual y un problema físico concomitante.

Esta revisión debería citarse como:Balogh Robert, Ouellette-Kuntz Helene, Bourne Laurie, Lunsky Yona, Colantonio AngelaLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Ocho estudios cumplieron con los criterios de selección: seis eran ensayos controlados aleatorios, uno era un estudio controlado tipo antes y después y uno era una serie interrumpidas en el tiempo. En general, los estudios eran de una calidad metodológica aceptable. Los estudios incluidos investigaron intervenciones que abordaban los problemas de salud mental de las personas con una discapacidad intelectual, ninguno de ellos se centró en los problemas de salud física. Tres de los estudios identificaron intervenciones organizativas efectivas y cinco no mostraron evidencia de efecto. Sólo dos estudios fueron lo bastante similares como para ser analizados en un metanálisis. En los análisis agrupados 25 participantes recibieron tratamiento asertivo comunitario y 25 recibieron tratamiento comunitario estándar. Los resultados de las medidas de función, carga para el cuidador y calidad de vida no fueron significativos.

Share/Save