Pruebas físicas para la compresión del hombro y lesiones locales de la bursa, el tendón o el labrum que pueden acompañar la compresión

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.
Conclusiones de los autores: 

No hay pruebas suficientes sobre las cuales basar la selección de las pruebas físicas para la compresión del hombro y las lesiones locales de la bursa, el tendón o el labrum que pueden acompañar la compresión, en la atención primaria. La gran cantidad de bibliografía reveló una diversidad extrema en el rendimiento y la interpretación de las pruebas, lo cual obstaculiza la síntesis de las pruebas y la aplicabilidad clínica.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La compresión es una causa común de dolor del hombro. Los mecanismos de compresión pueden ocurrir de forma subacromial (bajo el arco coracoacromial) o de forma interna (dentro de la articulación del hombro) y pueden asociarse algunas patologías secundarias. Las mismas incluyen bursitis subacromial-subdeltoidea (inflamación de la porción subacromial de la bursa, la porción subdeltoidea, o ambas), tendinopatía o desgarros que afectan el manguito rotador o la cabeza larga del tendón del bíceps, y daño del labrum glenoideo. El diagnóstico certero basado en las pruebas físicas facilitaría la optimización temprana del abordaje terapéutico clínico. La mayoría de los pacientes con dolor del hombro son diagnosticados y tratados en el contexto de la atención primaria.

Objetivos: 

Evaluar la exactitud de diagnóstico de las pruebas físicas para la compresión del hombro (subacromial o interna) o las lesiones locales de la bursa, el manguito rotador o el labrum que pueden acompañar la compresión, en pacientes cuyos síntomas o antecedentes sugieren cualquiera de estos trastornos.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en bases de datos electrónicas para estudios primarios en dos etapas. En la primera etapa, se realizaron búsquedas en MEDLINE, EMBASE, CINAHL, AMED y DARE (todas desde el inicio hasta noviembre de 2005). En la segunda etapa, se realizaron en MEDLINE, EMBASE y AMED (desde 2005 hasta el 15 de enero de 2010). La búsqueda se limitó a artículos escrito en inglés.

Criterios de selección: 

Se consideraron para la inclusión los estudios de la exactitud de las pruebas de diagnóstico que comparaban directamente la exactitud de una o más pruebas físicas índice para la compresión del hombro versus una prueba de referencia en cualquier contexto clínico. Se consideraron los estudios de la exactitud de las pruebas de diagnóstico con diseños transversales o de cohortes (retrospectivos o prospectivos), los estudios de casos y controles y los ensayos controlados aleatorios.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos pares de revisores, de forma independiente, realizaron la selección de estudios, evaluaron la calidad del estudio mediante QUADAS, y extrajeron los datos en un formulario diseñado para esta finalidad, observando las características de los pacientes (incluido el ámbito de atención), el diseño del estudio, las pruebas índice y el estándar de referencia y la tabla de diagnóstico de 2 x 2. Se presentó la información sobre las sensibilidades y las especificidades con intervalos de confianza del 95% (IC del 95%) para las pruebas índice. No se realizó el metanálisis.

Resultados principales: 

Se incluyeron 33 estudios con 4.002 hombros en 3.852 pacientes. Aunque 28 estudios eran retrospectivos, en general, la calidad de los estudios fue mala. Reflejando principalmente el uso de la cirugía como una prueba de referencia en la mayoría de los estudios, se consideró que todos menos dos estudios no satisfacían los criterios en cuanto a un espectro representativo de pacientes. Sin embargo, incluso estos dos estudios sólo incluyeron en parte a participantes de la atención primaria.

Las condiciones diana evaluadas en los 33 estudios se agruparon en cinco categorías principales: compresión subacromial o interna, tendinopatía o desgarros del manguito rotador, tendinopatía o desgarros de la cabeza larga del bíceps, lesiones del labrum glenoideo y condiciones diana múltiples no diferenciadas. La mayoría de los estudios utilizaron la cirugía artroscópica como el estándar de referencia. Ocho estudios utilizaron estándares de referencia que fueron potencialmente aplicables a la atención primaria (anestesia local, un estudio; ecografía, tres estudios) o ámbitos ambulatorios (imágenes de resonancia magnética, cuatro estudios). Un estudio utilizó diversos estándares de referencia, algunos aplicables a la atención primaria o a los ámbitos ambulatorios. En dos de estos estudios el estándar de referencia utilizado fue aceptable para identificar la condición diana, aunque en seis sólo fue parcialmente aceptable. Los estudios evaluaron numerosas pruebas índice estándar, modificadas o combinadas y 14 pruebas índices nuevas. Hubo 170 combinaciones de condición diana/pruebas índice, aunque sólo seis casos de cualquier prueba índice se realizaron e interpretaron de igual manera en dos estudios. Sólo dos estudios de una prueba de lata vacía modificada para el desgarro de espesor total del manguito rotador, y dos estudios de una prueba de deslizamiento anterior modificada para las lesiones de tipo II del labrum superior anterior a posterior (LSAP), fueron clínicamente homogéneos. Debido al número pequeño de studios, se consideró que los metanálisis no eran adecuados. Los cálculos de sensibilidad y de especificidad de cada estudio se presentan en diagramas de bosque para las 170 combinaciones de condición diana/pruebas índice agrupadas según la condición diana.

Share/Save