Pruebas clínicas preoperatorias sistemáticas para la cirugía de catarata

¿Cuál es el objetivo de esta revisión?
El objetivo de esta revisión Cochrane fue determinar si es necesario realizar pruebas médicas preoperatorias antes de la cirugía de cataratas.

Mensajes clave
Las pruebas médicas preoperatorias no redujeron el riesgo de eventos adversos médicos durante o después de la cirugía de cataratas en comparación con las pruebas selectivas o ninguna prueba.

¿Qué se estudió en la revisión?
La cirugía de cataratas se practica ampliamente y se están asignando recursos sustanciales para aumentar la tasa de cirugía de cataratas en los países de ingresos bajos y medianos. Con el volumen actual de la cirugía de cataratas y los futuros aumentos, es fundamental poder optimizar la seguridad, pero también la rentabilidad de este procedimiento. La mayoría de las cataratas están relacionadas con la edad y, por lo tanto, las cirugías se realizan en personas mayores con otras afecciones oculares y de salud. Es probable que las pruebas médicas preoperatorias detecten afecciones médicas, pero es discutible que estas afecciones impidan a estos individuos la cirugía de cataratas o cambien su tratamiento perioperatorio.

¿Cuáles son los principales resultados de la revisión?
Se incluyeron tres estudios en esta revisión. Un estudio fue de Canadá y los EE.UU., otro de Brasil y el tercero de Italia. Estos estudios compararon las pruebas médicas preoperatorias rutinarias versus las pruebas selectivas o ninguna prueba. A los participantes del estudio se les hizo seguimiento desde una semana a dos meses después de la cirugía.

La revisión muestra lo siguiente:

- Las pruebas médicas preoperatorias no redujeron el riesgo de eventos adversos médicos durante o después de la cirugía de cataratas en comparación con las pruebas selectivas o ninguna prueba (evidencia de certeza alta). Los tres estudios informaron resultados de 21,531 cirugías totales de cataratas con 707 eventos adversos médicos asociados con la cirugía, incluyendo 61 hospitalizaciones y tres muertes. De los 707 eventos adversos médicos reportados, 353 ocurrieron en el grupo de prueba previa y 354 en el grupo sin prueba.
- No se observaron diferencias claras para la aparición de eventos adversos relacionados con los ojos durante o después de la cirugía (evidencia de certeza moderada).
- Un estudio evaluó el costo, estimando que era 2,55 veces mayor en los que se sometieron a pruebas médicas preoperatorias de rutina en comparación con los que se sometieron a pruebas preoperatorias selectivas (evidencia de certeza moderada).
- No hubo diferencias en la cancelación de la cirugía entre los que tenían pruebas médicas preoperatorias rutinarias y los que no tenían pruebas preoperatorias o tenían pruebas preoperatorias selectivas (evidencia de certeza alta).
- Ningún estudio informó cambios en el tratamiento quirúrgico (aparte de la cancelación de la cirugía) o en las medidas de calidad de vida (insuficiente evidencia).

¿Cuál es el grado de actualización de esta revisión?
Se buscaron los estudios que se habían publicado hasta el 29 de junio de 2018.

Conclusiones de los autores: 

Esta revisión ha mostrado que las pruebas preoperatorias de rutina no aumentan la seguridad de la cirugía de cataratas. Se han propuesto alternativas a las pruebas médicas preoperatorias rutinarias, incluidos los cuestionarios de salud autoadministrados, que podrían sustituir las historias clínicas y los exámenes físicos. Estas vías pueden conducir a medios rentables para identificar a aquellos que están en mayor riesgo de eventos adversos médicos debido a la cirugía de cataratas. Sin embargo, a pesar de su infrecuente aparición, los eventos adversos médicos ocasionados por la cirugía de catarata siguen siendo un motivo de preocupación, debido al gran número de pacientes de edad avanzada con múltiples comorbilidades médicas que son sometidos a cirugía de catarata en diversos contextos. Los estudios resumidos en esta revisión deben ayudar con las recomendaciones para el estándar de atención de la cirugía de cataratas, al menos en contextos de ingresos bajos y medios. Desafortunadamente, en estos entornos, los cuestionarios de historia clínica pueden ser inútiles para detectar el riesgo, ya que pocas personas han acudido a un médico, y mucho menos han sido diagnosticadas con alguna enfermedad crónica.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La cirugía de cataratas se practica ampliamente y se destinan recursos sustanciales para aumentar la tasa de cirugía de cataratas en los países de ingresos bajos y medianos. Con el volumen actual de la cirugía de cataratas y los futuros aumentos, es fundamental optimizar la seguridad y la rentabilidad de este procedimiento. La mayoría de las cataratas se realizan en individuos mayores que, en consecuencia, presentan altas tasas de comorbilidad sistémica y oculares. Es probable que las pruebas médicas preoperatorias rutinarias detecten afecciones médicas, sin embargo, es discutible si estas afecciones deben excluir a ciertos individuos de la cirugía de catarata o modificar su tratamiento perioperatorio

Objetivos: 

1. Investigar la evidencia de las reducciones de los eventos adversos mediante pruebas médicas preoperatorias

2. Para estimar el costo promedio de la realización de pruebas médicas rutinarias

Métodos de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL) (que contiene el Registro Cochrane de Ensayos Controlados de los Ojos y la Visión (Cochrane Eyes and Vision Trials Register) (2018, número 6); Ovid MEDLINE; Embase.com; PubMed; LILACS BIREME, the metaRegister of Controlled Trials (mRCT) (última búsqueda: 5 de enero de 2012); ClinicalTrials.gov y la OMS ICTRP. La fecha de la búsqueda fue el 29 de junio de 2018, con la excepción del m RCT que ya no está en servicio. Se realizaron búsquedas en las referencias de los informes de los estudios incluidos para obtener estudios adicionales relevantes sin restricciones con respecto al idioma o la fecha de publicación.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos clínicos aleatorizados en los que las pruebas médicas preoperatorias rutinarias se compararon con ninguna prueba preoperatoria o preoperatoria selectiva antes de la cirugía de cataratas relacionada con la edad.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión evaluaron de forma independiente los resúmenes para identificar posibles ensayos para la inclusión. Para cada estudio incluido, dos revisores documentaron de forma independiente las características del estudio, extrajeron los datos y evaluaron el riesgo de sesgo.

Resultados principales: 

Se identificaron tres ensayos clínicos aleatorizados que compararon pruebas médicas preoperatorias rutinarias versus pruebas selectivas o ninguna prueba preoperatoria para 21 531 cirugías de cataratas. El ensayo más grande, en el que se asignaron al azar 19.557 cirugías, se realizó en Canadá y los Estados Unidos. Otro estudio se realizó en Brasil y el tercero en Italia. Aunque los estudios tuvieron algunos problemas con respecto al sesgo de rendimiento y detección debido a la falta de enmascaramiento (alto riesgo para un estudio, incierto para dos estudios), se evaluaron los estudios como de bajo riesgo general de sesgo.

Los tres ensayos clínicos aleatorizados incluidos en esta revisión informaron resultados de un total de 21 531 cirugías de catarata, con un total de 707 eventos adversos médicos asociados con la cirugía, incluidas 61 hospitalizaciones y tres muertes. De los 707 eventos adversos médicos informados, 353 ocurrieron en el grupo de pruebas previas y 354 en el grupo sin pruebas (odds-ratio [OR] 1,00; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,86 a 1,16; evidencia de certeza alta). La mayoría de los eventos fueron cardiovasculares y ocurrieron durante el período intraoperatorio. Las pruebas médicas preoperatorias rutinarias no redujeron el riesgo de eventos adversos oculares intraoperatorios (OR 0,99; IC del 95%: 0,71 a 1,38) o postoperatorios (OR 1,11; IC del 95%: 0,74 a 1,67) en comparación con las pruebas selectivas o ninguna prueba (dos estudios; 2281 cirugías de cataratas; evidencia de certeza moderada). Un estudio evaluó el ahorro de costos, estimando que los costos eran 2,55 veces mayores en aquellos con pruebas médicas preoperatorias en comparación con aquellos sin pruebas médicas preoperatorias (1 estudio; 1005 cirugías de cataratas; evidencia de certeza moderada). No hubo diferencias en la cancelación de la cirugía entre aquellos con pruebas médicas preoperatorias y aquellos con pruebas selectivas o sin pruebas preoperatorias, informadas por dos estudios con 20 582 cirugías de cataratas (OR 0,97; IC del 95%: 0,78 a 1,21; evidencia de certeza alta). Ningún estudio informó resultados relacionados con los cambios en el tratamiento clínico (excepto la cancelación) o las puntuaciones de calidad de vida.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save