Probióticos (microorganismos vivos) para prevenir las infecciones de las vías respiratorias superiores (por ejemplo, el resfriado común)

Pregunta de la revisión

Debido al aumento del consumo de probióticos (microorganismos vivos), se realizó una revisión de los efectos de los probióticos para ayudar a las personas (que no presentan inmunodeficiencias) a evitar las infecciones agudas de las vías respiratorias superiores, por ejemplo, el resfriado común, en comparación con placebo.

Antecedentes

Las infecciones de las vías respiratorias superiores incluyen el resfriado común y la inflamación de la tráquea y la laringe, con síntomas como fiebre, tos, dolor y dolores de cabeza. La mayoría de las infecciones agudas de las vías respiratorias superiores son causadas por infecciones virales y generalmente se resuelven después de tres a siete días. Para reducir la incidencia de estas infecciones, a menudo se recomiendan vacunas específicas, especialmente para niños y ancianos.

Algunos probióticos (microorganismos vivos) pueden tener un efecto beneficioso para la salud del paciente cuando se administran en cantidades adecuadas. Las bacterias que producen ácido láctico y las bifidobacterias son los tipos más comunes de probióticos. Se consumen frecuentemente en alimentos fermentados como el yogur y el yogur de soja o en suplementos dietéticos. Sin embargo, todavía no se conocen bien sus efectos en la prevención de las infecciones de las vías respiratorias superiores.

Características de los estudios y fecha de búsqueda

Después de buscar todos los ensayos relevantes en bases de datos científicas, se identificaron 13 ensayos controlados aleatorizados (ECA) publicados hasta julio de 2014. Se pudieron extraer y agrupar los datos de 12 ECA, en los que participaron 3720 personas (de ambos sexos), incluidos niños, adultos (de alrededor de 40 años de edad) y personas de edad avanzada de Finlandia, España, Suecia, los Estados Unidos, Croacia, Chile, Tailandia y Japón.

Resultados clave

Se comprobó que los probióticos fueron mejores que placebo para reducir el número de participantes que presentaron episodios de infecciones agudas de las vías respiratorias superiores en alrededor del 47% y la duración de un episodio de infección aguda de las vías respiratorias superiores en alrededor de 1,89 días. Los probióticos pueden reducir ligeramente el uso de antibióticos y el ausentismo escolar relacionado con el resfriado. Los efectos secundarios de los probióticos fueron leves y los síntomas digestivos fueron los más frecuentes.

Calidad de la evidencia

La calidad de la evidencia es baja o muy baja debido principalmente a ensayos realizados de forma deficiente, por ejemplo con un método incierto de asignación al azar y cegamiento. Algunos ensayos fueron patrocinados por los fabricantes de los probióticos probados y algunos ensayos tuvieron un tamaño de muestra muy pequeño.

Conclusión

En general, se encontró que los probióticos son mejores que placebo para prevenir las infecciones agudas de las vías respiratorias superiores. Sin embargo, se necesitan más ensayos para confirmar esta conclusión.

Conclusiones de los autores: 

Los probióticos fueron mejores que placebo para reducir el número de participantes que presentaron episodios de infecciones agudas de las vías respiratorias superiores, la duración media de un episodio de infección aguda de las vías respiratorias superiores, el uso de antibióticos y el ausentismo escolar relacionado con el resfriado. Lo anterior indica que los probióticos pueden ser más beneficiosos que placebo para prevenir las infecciones agudas de las vías respiratorias superiores. En general, la calidad de la evidencia fue baja o muy baja.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los probióticos pueden mejorar la salud de las personas al regular su función inmunitaria. Algunos ensayos han demostrado que las cepas de probióticos pueden prevenir las infecciones respiratorias. Aunque la versión anterior de esta revisión mostró los efectos beneficiosos de los probióticos para las infecciones agudas de las vías respiratorias superiores, se han publicado varios estudios nuevos.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad y la seguridad de los probióticos (cualquier cepa o dosis especificada), comparados con placebo, en la prevención de las infecciones agudas de las vías respiratorias superiores en personas de todas las edades, con riesgo de contraer infecciones agudas de las vías respiratorias superiores.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en CENTRAL (2014, número 6), MEDLINE (1950 hasta julio, semana 3, 2014), EMBASE (1974 hasta julio de 2014), Web of Science (1900 hasta julio de 2014), la Chinese Biomedical Literature Database, que incluye la China Biological Medicine Database (desde 1978 hasta julio de 2014), la Chinese Medicine Popular Science Literature Database (desde 2000 hasta julio de 2014) y la Masters Degree Dissertation of Beijing Union Medical College Database (desde 1981 hasta julio de 2014). El 31 de julio de 2014 se hicieron búsquedas de ensayos completados y en curso en la World Health Organization (WHO) International Clinical Trials Registry Platform y en ClinicalTrials.gov.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados (ECA) que compararon probióticos con placebo para prevenir las infecciones agudas de las vías respiratorias superiores.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión, de forma independiente, evaluaron la elegibilidad y la calidad de los ensayos y extrajeron los datos mediante los procedimientos metodológicos estándar previstos por la Colaboración Cochrane.

Resultados principales: 

Se incluyeron 13 ECA, aunque sólo fue posible extraer datos para realizar un metanálisis de 12 ensayos que incluyeron 3720 participantes, entre ellos niños, adultos (de alrededor de 40 años) y personas de edad avanzada. Se encontró que los probióticos fueron mejores que placebo al medir el número de participantes que presentaron episodios de infecciones agudas de las vías respiratorias superiores (al menos un episodio: odds ratio [OR] 0,53; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,37 a 0,76, valor de p < 0,001, evidencia de calidad baja; al menos tres episodios: OR 0,53; IC del 95%: 0,36 a 0,80, valor de p = 0,002, evidencia de calidad baja); la duración media de un episodio de infección aguda de las vías respiratorias superiores (diferencia de medias [DM] -1,89; IC del 95%: -2,03 a -1,75, valor de p < 0,001, evidencia de calidad baja); la reducción de las tasas de prescripción de antibióticos para las infecciones agudas de las vías respiratorias superiores (OR 0,65; IC del 95%: 0,45 a 0,94, evidencia de calidad moderada) y el ausentismo escolar relacionado con el resfriado (OR 0,10; IC del 95%: 0,02 a 0,47, evidencia de calidad muy baja). Los probióticos y placebo fueron similares cuando se midió el cociente de tasas de los episodios de infecciones agudas de las vías respiratorias superiores (cociente de tasas 0,83; IC del 95%: 0,66 a 1,05; valor de p = 0,12, evidencia de calidad muy baja) y los eventos adversos (OR 0,88; IC del 95%: 0,65 a 1,19; valor de p = 0,40, evidencia de calidad baja). Los efectos secundarios de los probióticos fueron leves y los síntomas digestivos fueron los más frecuentes. Se encontró que algunos subgrupos tuvieron un alto nivel de heterogeneidad cuando se realizaron análisis agrupados y el nivel de evidencia fue de calidad baja o muy baja.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save