Asistencia personal para adultos mayores de 65 años sin demencia

La asistencia personal es el apoyo remunerado de al menos 20 horas por semana para personas con deficiencias. Esta revisión investigó la efectividad de la asistencia personal versus otra forma de atención para adultos mayores de 65 años. Una búsqueda bibliográfica exhaustiva identificó cuatro estudios que cumplieron con los criterios de inclusión, y que incluyeron 1 642 participantes. Estos estudios indicaron que la asistencia personal puede ser preferible a otros servicios; sin embargo, algunas personas prefieren otros modelos de atención. Esta revisión indica que la asistencia personal probablemente tenga algunos beneficios para algunos receptores y sus cuidadores informales. La asistencia remunerada puede sustituir a la atención informal y ocasionarle costes al gobierno mayores que los procedimientos alternativos; sin embargo, se desconocen los costes totales relativos para los usuarios y la sociedad.

Conclusiones de los autores: 

La investigación en este campo es limitada. La asistencia personal es costosa y difícil de organizar, especialmente en lugares que aún no tienen implantados los servicios. Cuando se implementan nuevos programas, los receptores podrían asignarse al azar a diferentes formas de asistencia. Si bien los partidarios pueden apoyar la asistencia personal por innumerables razones, esta revisión demuestra que se requieren estudios adicionales para determinar cuáles son los modelos de asistencia personal más efectivos y eficientes.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Hay una alta prevalencia de deficiencias entre las personas mayores de 65 años, y la población de personas mayores está en aumento en Occidente. Muchos países ofrecen ayuda o apoyo individualizado para las personas que viven en la comunidad facilitado por un asistente remunerado, diferente al profesional de atención sanitaria, durante al menos 20 horas por semana.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad de la asistencia personal para adultos mayores con deficiencias, y las repercusiones de la asistencia personal en otros, en comparación con otras intervenciones.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en bases de datos electrónicas incluyendo CENTRAL, MEDLINE, EMBASE, CINAHL, PsycINFO, ERIC, Dissertation Abstracts International y varias bases de datos suecas especializadas, desde 1980 hasta junio 2005; se verificaron las listas de referencias; se estableció contacto con 345 expertos, organizaciones, instituciones gubernamentales y de beneficiencia para intentar localizar investigaciones pertinentes.

Criterios de selección: 

Esta revisión incluyó adultos mayores de 65 años que vivían en la comunidad y necesitaban ayuda para realizar tareas de la vida cotidiana (p.ej. bañarse y comer) y participar en las actividades normales debido a deficiencias permanentes. Se incluyeron los estudios controlados de asistencia personal en los que los participantes se asignaban de manera prospectiva a los grupos de estudio, y los resultados del grupo de control se medían concurrentemente con los resultados del grupo de intervención.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores examinaron los títulos y los resúmenes. Se extrajeron los datos de las medidas de resultado. Debido a que realizaron diferentes comparaciones, los estudios no se combinaron para los metanálisis. Los estudios se evaluaron por la posibilidad de sesgo. Los resultados y las posibles fuentes de sesgo se presentan para los estudios incluidos.

Resultados principales

Cuatro estudios, que incluían 1 642 participantes, realizaron tres comparaciones elegibles: (i) asistencia personal versus atención habitual, (ii) asistencia personal versus hogares de personas mayores, y (iii) asistencia personal versus "atención grupal". Uno fue un ECA, y tres fueron ensayos no aleatorios. En general, se prefirió la asistencia personal sobre otros servicios; sin embargo, algunas personas prefieren otros modelos de atención. Esta revisión indica que la asistencia personal probablemente tenga algunos beneficios para algunos receptores y cuidadores. La asistencia remunerada probablemente sustituye a la atención informal y puede ocasionarle costes al gobierno mayores que los procedimientos alternativos; sin embargo, actualmente se desconocen los costes totales para los receptores y la sociedad.

Conclusiones de los autores

La investigación en este campo es limitada. La asistencia personal es costosa y difícil de organizar, especialmente en lugares que aún no tienen implantados los servicios. Cuando se implementan nuevos programas, los receptores podrían asignarse al azar a diferentes formas de asistencia. Si bien los partidarios pueden apoyar la asistencia personal por innumerables razones, esta revisión demuestra que se requieren estudios adicionales para determinar cuáles son los modelos de asistencia personal más efectivos y eficientes.

Esta revisión debería citarse como:Montgomery P, Mayo-Wilson E, Dennis JLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Cuatro estudios, que incluían 1 642 participantes, realizaron tres comparaciones elegibles: (i) asistencia personal versus atención habitual, (ii) asistencia personal versus hogares de personas mayores, y (iii) asistencia personal versus "atención grupal". Uno fue un ECA, y tres fueron ensayos no aleatorios. En general, se prefirió la asistencia personal sobre otros servicios; sin embargo, algunas personas prefieren otros modelos de atención. Esta revisión indica que la asistencia personal probablemente tenga algunos beneficios para algunos receptores y cuidadores. La asistencia remunerada probablemente sustituye a la atención informal y puede ocasionarle costes al gobierno mayores que los procedimientos alternativos; sin embargo, actualmente se desconocen los costes totales para los receptores y la sociedad.

Tools
Information
Share/Save