Injerto de stent torácico versus cirugía abierta para el aneurisma torácico

Antecedentes

Un aneurisma es un ensanchamiento o dilatación localizada de una arteria. El aneurisma torácico es una enfermedad relativamente poco frecuente que afecta a hombres y a mujeres mayores. Se desconoce la causa del aneurisma torácico, pero en general, los aneurismas no causan síntomas. Sin embargo, tienen probabilidad de aumentar en tamaño. Los pacientes que no reciben un tratamiento quirúrgico en el momento del diagnóstico tienen mayores perspectivas de morir debido a la rotura del aneurisma. Los aneurismas mayores a 5 cm conllevan un riesgo mayor de estallar. La reparación quirúrgica de los aneurismas requiere de anestesia general y una apertura de la pared torácica para colocar un injerto artificial en el área del vaso afectado. Este hecho se asocia a muertes y complicaciones relacionadas con el procedimiento como paraplejía, accidente cerebrovascular e insuficiencia renal; y excluye a algunos pacientes debido a la edad y a enfermedades asociadas. La reparación endovascular es una técnica mínimamente invasiva que se ha introducido recientemente, en la que se administra un stent a través de un vaso sanguíneo y se fija al aneurisma. Se forma un sello entre el stent y la pared del vaso para que la sangre no fluya entre ambos. Se realizaron búsquedas de evidencia sobre la efectividad de la reparación endovascular en comparación con la reparación quirúrgica abierta para los aneurismas torácicos.

Resultados clave

No se encontraron ensayos controlados aleatorizados en la literatura médica (actualizados hasta enero de 2016). Los informes de los estudios no aleatorizados indican que la reparación endovascular es técnicamente factible y que puede reducir los resultados negativos tempranos como la muerte y la paraplejía. Sin embargo, los dispositivos de stent presentan complicaciones tardías que son poco frecuentes para la cirugía abierta (p.ej., desarrollo de filtraciones, migración del injerto, necesidad de una nueva intervención) y los pacientes a los que se les colocan stents pueden requerir una monitorización frecuente con tomografías computadas (TC).

Calidad de la evidencia

A falta de estudios elegibles para su inclusión en la revisión, no fue posible evaluar la calidad de la evidencia.

Conclusiones de los autores: 

El injerto de stent en la aorta torácica es técnicamente factible y los estudios no aleatorizados sugieren la reducción de resultados tempranos como la paraplejia, la mortalidad y la estancia hospitalaria. Se necesitan ensayos controlados aleatorizados de alta calidad que evalúen todos los resultados clínicamente relevantes, incluyendo la conversión abierta, la exclusión de aneurismas, las fugas internas y la mortalidad tardía.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El aneurisma de la aorta torácica (AAT) es una enfermedad poco frecuente con una incidencia de 10,4 por 100 000 habitantes. Ocurre principalmente en individuos mayores y se distribuye por igual entre ambos sexos. No existen signos o síntomas indicativos de la presencia de la enfermedad. El ensanchamiento progresivo pero imprevisible del volumen de la aorta dilatada es el ciclo natural de la enfermedad y puede tener como resultado su rotura. La reparación quirúrgica del tórax abierto mediante la interposición del injerto protésico ha sido un tratamiento convencional para los AAT. A pesar de las mejoras en los procedimientos quirúrgicos, las complicaciones perioperatorias siguen siendo significativas. La opción alternativa de la reparación del aneurisma endovascular torácico (TEVAR, por sus siglas en inglés) se considera una técnica menos invasora y potencialmente más segura, con una morbilidad y mortalidad inferiores en comparación con el tratamiento convencional. Se necesita evidencia para apoyar el uso de la TEVAR para estos pacientes, en lugar de una cirugía abierta. Ésta es una actualización de la revisión publicada por primera vez en 2009.

Objetivos: 

Esta revisión tuvo como objetivo evaluar la eficacia de la TEVAR versus la cirugía abierta convencional en pacientes con aneurismas aórticos torácicos.

Métodos de búsqueda: 

Para esta actualización, el especialista en información vascular Cochrane realizó búsquedas en el registro especializado (última búsqueda en enero de 2016) y en CENTRAL (2015, número 12).

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados en los que los pacientes con una AAT fueron asignados al azar a la TEVAR o a la reparación quirúrgica abierta.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión identificaron y evaluaron de forma independiente la elegibilidad de los ensayos potenciales. Otro autor verificó aún más los estudios excluidos. No se realizaron análisis estadísticos porque no se identificaron ensayos controlados aleatorizados.

Resultados principales: 

No se encontraron ensayos controlados aleatorizados publicados o no publicados que compararan la TEVAR con la reparación quirúrgica abierta convencional para el tratamiento de los aneurismas de la aorta torácica.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save