Organizar la atención preventiva en contextos comunitarios para los pacientes con enfermedades cardíacas

La cardiopatía isquémica es el término que se utiliza para las enfermedades causadas por un estrechamiento de las arterias que suministran sangre al músculo cardíaco. Los pacientes pueden tener angina de pecho o pueden haber tenido un infarto de miocardio previo (ataque al corazón) o una cirugía para ensanchar o derivar las arterias afectadas. "Prevención secundaria" es el término que se utiliza para describir la asistencia sanitaria que tiene por objeto prevenir nuevos eventos o el empeoramiento de esas enfermedades en esos pacientes.

Se han realizado investigaciones para tratar de encontrar la mejor manera de organizar la atención sanitaria para que los pacientes con enfermedades cardíacas se beneficien más de los cambios de estilo de vida y de los medicamentos que se sabe que ayudan a reducir el riesgo de que las enfermedades cardíacas empeoren.

Estas investigaciones sugieren que los cambios cuidadosos en la forma en que se prestan la atención y el asesoramiento sanitarios pueden aumentar la proporción de pacientes cuyos niveles de colesterol total y presión arterial se encuentran dentro de los niveles deseados, pero la evidencia es débil. No se encontró ninguna evidencia que sugiriera cambios similares puedan ayudar a disminuir otros factores de riesgo o mejora en la prescripción de fármacos que puedan prevenir más enfermedades. Entre los cambios que parecen ser más eficaces figuran las citas regulares planificadas con un médico, la vigilancia cuidadosa de los medicamentos y los factores de riesgo (como la presión sanguínea, el colesterol y el estilo de vida) y la educación de los pacientes para que tomen conciencia de la importancia de la prevención secundaria.

Conclusiones de los autores: 

Hay evidencia poco convincente de que el retiro regular y planificado de pacientes para las citas, la monitorización estructurada de los factores de riesgo y la prescripción, y la educación de los pacientes pueden ser eficaces para aumentar las proporciones de pacientes que se encuentran dentro de los niveles fijados como objetivo para el control del colesterol y la presión arterial. Estudios de investigación adicionales en esta área se beneficiaría de una mayor estandarización de los resultados medidos.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La cardiopatía isquémica (CI) es una de las principales causas de mortalidad y morbilidad y su prevalencia está destinada a aumentar. La prevención secundaria tiene por objeto evitar los sucesos agudos posteriores en personas con CI establecida. Si bien se han establecido los beneficios de las intervenciones médicas y de estilo de vida individuales, la efectividad de las intervenciones que tratan de mejorar la forma en que se presta la atención preventiva secundaria en los contextos de atención primaria o comunitarios es menor.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad de las intervenciones de organización de servicios, identificando qué tipos y elementos de cambio de servicio se asocian con la mayor mejora en el cumplimiento por parte de los médicos y los pacientes de las recomendaciones de prevención secundaria relativas a los niveles de los factores de riesgo y la monitorización (presión arterial, colesterol y factores del estilo de vida como la dieta, el ejercicio, el tabaquismo y la obesidad) y la medicación profiláctica adecuada.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL, The Cochrane Library 2007, número 4), MEDLINE (1966 hasta febrero 2008), EMBASE (1980 hasta febrero 2008) y CINAHL (1981 hasta febrero 2008). Se revisaron las bibliografías. No se aplicaron restricciones de idioma.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados o cuasialeatorizados de intervenciones de organización de servicios en contextos de atención primaria o comunitarios en poblaciones con CI establecida.

Obtención y análisis de los datos: 

Los análisis se realizaron de acuerdo con las recomendaciones de Cochrane y los Odds Ratios (con intervalos de confianza del 95%) se informaron para los resultados dicotómicos, las diferencias medias (con IC del 95%) para los resultados continuos.

Resultados principales: 

Se incluyeron once estudios que involucraron a 12.074 personas con CI. El aumento de las proporciones de pacientes con niveles de colesterol total dentro de los niveles recomendados a los 12 meses, es decir, 1,90 (1,04 a 3,48), se asoció a intervenciones que incluían citas regulares planificadas, educación de los pacientes y supervisión estructurada de la medicación y los factores de riesgo, pero se observó una heterogeneidad significativa. Los resultados relativos a la presión sanguínea dentro de los niveles objetivo rozaban la significación estadística. No hubo efectos significativos de las intervenciones sobre la presión arterial media o los niveles de colesterol, la prescripción, la condición de tabaquismo o el índice de masa corporal. Se disponía de pocos datos sobre el efecto en la dieta. Se sugirió un "efecto de techo" por el que las intervenciones tienen un efecto beneficioso decreciente una vez que se alcanzan ciertos niveles de manejo de los factores de riesgo.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save