Control del consumo de alcohol como intervención para la reducción de los efectos perjudiciales del alcoholismo en poblaciones de alto riesgo de abuso de sustancias

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

Los programas de control del consumo de alcohol (PCCA) son iniciativas para la reducción de los efectos perjudiciales que tratan el consumo de alcohol de las personas vulnerables al proporcionar cantidades controladas de alcohol en un esquema diario, con el objetivo de asegurar que los individuos consuman bebidas alcohólicas seguras en un ambiente que ha mostrado retener a los pacientes vulnerables en los programas de tratamiento, disminuir el consumo de alcohol y mejorar el funcionamiento social (al disminuir la actividad criminal, solicitar atención médica regular y mejorar la calidad de vida). Además de los PCCA existen intervenciones alternativas como la intervención breve, el consumo moderado de alcohol y los programas de 12 pasos orientados a la abstinencia. Con la excepción de los programas de 12 pasos, que hacen énfasis en la abstinencia, estas intervenciones tienen el objetivo de cambiar los patrones relacionados con el alcohol y reducir las conductas asociadas. No hubo estudios experimentales disponibles que demostraran la efectividad de los PCCA para reducir el consumo de alcohol ni el comportamiento antisocial en comparación con otros tratamientos.

Conclusiones de los autores: 

La falta de pruebas no permite establecer conclusiones con respecto a la eficacia de los PCCA entre sí, o comparados con una intervención breve, el consumo moderado de alcohol, ninguna intervención o las variantes de 12 pasos. Los revisores consideran que es probable que sea el objetivo de los PCCA lo que reduce la posibilidad de informarlos y su uso en la práctica actual, y no la imposibilidad de proporcionar una intervención que reduce los efectos del alcoholismo. El objetivo de reducir la conducta perjudicial o antisocial en los individuos vulnerables mediante la regulación del consumo diario de alcohol, en lugar de reducir el consumo de alcohol perjudicial con el transcurso del tiempo, hace considerablemente difícil desarrollar medidas de éxito a partir de los datos autoinformados (umbrales bajos de tratamiento), monitorizar la eficacia a largo plazo o establecer vínculos causales entre el ingreso a los programas y una reducción de las conductas objetivo, debido al hecho de que es probable que la participación prolongada en el programa indique una voluntad en el individuo de cambiar sus patrones de conducta. Se necesitan más esfuerzos para desarrollar medidas de informe, así como metodologías, que aborden estos desafíos específicos.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los programas de control del consumo de alcohol (PCCA) son una estrategia para la reducción de los efectos perjudiciales utilizada para disminuir el daño personal y los efectos sociales adversos que puede provocar el alcoholismo al proporcionar una alternativa a los enfoques de tolerancia cero que incorporan metas relacionadas con el consumo de alcohol (abstinencia o moderación) compatible con las necesidades del individuo y que promueven el acceso a servicios al ofrecer alternativas de umbral bajo. Esto permite que los clientes tengan acceso a los servicios a pesar de que continúen con el consumo de alcohol y su función se basa en ayudar al paciente a que comprenda los riesgos implicados en su conducta y tome decisiones acerca de sus propias metas de tratamiento.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad de los regímenes de tratamiento con PCCA (que ofrecen cantidades limitadas diarias de alcohol a los alcohólicos) entre sí o comparados con el consumo moderado de alcohol (consumo autocontrolado), el cribado y la intervención breve mediante un enfoque de reducción de los efectos perjudiciales, intervenciones tradicionales basadas en la abstinencia (programas de 12 pasos) y ninguna intervención.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials [CENTRAL]), MEDLINE, EMBASE, CINAHL y PsycINFO hasta marzo de 2012. Esta búsqueda se amplió mediante una búsqueda manual, en revistas de alto impacto y actas de congresos, que aún no había sido realizada por la Colaboración Cochrane, se buscó en las listas de referencias de todos los artículos y revisiones relevantes identificados, las referencias de ensayos clínicos en curso y terminados recientemente en el National Research Register y la IFPMA Clinical Trials Database (que contiene ClinicalTrials.gov, Centerwatch, Current Controlled Trials y ClinicalStudyResults.gov y el Osservatorio Nazionale sulla Sperimentazione Clinica dei Medicinali). También se realizaron búsquedas en registros de ensayos, literatura gris y listas de referencias. Se estableció contacto con individuos, organizaciones y expertos en la materia.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios (ECA), ensayos clínicos controlados (ECC), series de tiempo interrumpido (STI) y estudios controlados tipo antes y después (ECAD) que incluyeran pacientes vulnerables de 18 años de edad o más que tuvieran alto riesgo de abuso de alcohol y que asistieran a un PCCA, definido como un programa estructurado que proporcione a los clientes cantidades controladas de alcohol en un esquema diario, comparado con ningún tratamiento, consumo moderado de alcohol, intervención breve o las variantes de 12 pasos.

Obtención y análisis de los datos: 

Todas las citas del estudio fueron compiladas en una sola base de datos. Dos revisores examinaron de forma independiente los títulos y los resúmenes y seleccionaron las referencias potencialmente relevantes para la revisión. Las diferencias en las listas de selección se resolvieron mediante debate. Dos revisores evaluaron de forma independiente si los estudios se debían incluir o excluir de acuerdo con los criterios de elegibilidad. En caso de desacuerdo se consultó al tercer revisor.

Resultados principales: 

Esta revisión no incluyó estudios. Esta revisión sistemática tenía como objetivo evaluar la efectividad de un PCCA breve para la reducción de la incidencia de una conducta perjudicial; sin embargo, no hubo pruebas disponibles para hacer esta comparación; 22 artículos se consideraron posiblemente relevantes y todos se excluyeron. En su mayoría los artículos se excluyeron porque no lograron comparar ni considerar el control del consumo de alcohol como intervención experimental o control y un estudio (Baker 2010) también se excluyó porque los participantes eran menores de 18 años de edad. Ningún estudio examinado ofreció una intervención que se comparara con el control del consumo de alcohol ni se considerara como la intervención de interés, por lo que no hay pruebas suficientes para abordar los objetivos de la revisión. Cuatro estudios (Aalto 2001; Baker 2010; Bertholet 2005; Tracy 2007) consideraron la reducción del consumo de alcohol como un resultado de interés, mientras que cuatro analizaron intervenciones en un contexto de refugio o dirigidas a personas vulnerables (Baker 2010; Bradford 2005; Lapham 1993; McGlynn 1993); sólo un estudio (Kidd 2011) ofreció una evaluación cualitativa de un participante admitido en un PCCA, pero no ofreció un análisis del propio programa. Estos resultados reflejan con exactitud el uso de los PCCA en la práctica actual, ya que los programas existentes están en curso sólo en un escaso número de proyectos de muestras piloto dirigidos a individuos con alcoholismo grave o que consumen alcohol no apto para consumo.

Share/Save