Efectos de los fármacos para disminuir la presión arterial administrados en las primeras 24 horas después de un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular

La disminución de la presión arterial con fármacos es una estrategia empleada en pacientes que sufren un evento agudo del corazón o el cerebro, tal como el ataque cardíaco o el accidente cerebrovascular. Existe controversia acerca de si estos fármacos deben utilizarse en el período inmediatamente posterior a estos eventos, y acerca de cuál sería el mejor tipo de fármaco que produce el mayor beneficio. Esta revisión analizó todos los estudios en los que los pacientes fueron asignados al azar a uno de estos fármacos o a placebo, durante este período. Una clase de fármaco para disminuir la presión arterial, los denominados nitratos, demostraron una disminución de la mortalidad en los pacientes con ataque cardíaco. De cada 1000 pacientes tratados, se evitaron de cuatro a ocho muertes durante los dos primeros días de este cuadro agudo. Los inhibidores de la ECA también disminuyeron la mortalidad cuando se siguieron administrando durante 10 días (de tres a cinco muertes evitadas por 1000). Ninguna otra clase de fármaco mostró una disminución de la mortalidad.

Conclusiones de los autores: 

Los nitratos reducen la mortalidad (4-8 muertes evitadas por 1000) a los dos días cuando se administran dentro de las 24 horas de la aparición de los síntomas de un infarto agudo de miocardio. No se observaron beneficios sobre la mortalidad cuando el tratamiento se continuó después de las 48 horas. El beneficio sobre la mortalidad del tratamiento inmediato con inhibidores de la ECA después de un IM no alcanzó la significación estadística a los dos días, pero el efecto fue significativo a los diez días (3-5 muertes evitadas por 1000). Existe evidencia convincente de la falta de beneficios sobre la mortalidad del tratamiento inmediato o a corto plazo con betabloqueantes y bloqueadores de los canales de calcio para el infarto agudo de miocardio.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los cuadros cardiovasculares agudos constituyen un reto terapéutico. En la fase inicial de estos cuadros, habitualmente se utilizan y se recomiendan fármacos para disminuir la presión arterial. Esta revisión analiza la evidencia proveniente de ensayos controlados aleatorizados (ECA) para este enfoque.

Objetivos: 

Determinar el efecto de la administración inmediata y a corto plazo de fármacos hipotensores sobre la mortalidad por todas las causas, los eventos adversos graves (EAG) no mortales totales y la presión arterial, en los pacientes con un cuadro cardiovascular agudo, independientemente de la presión arterial en el momento del ingreso al ensayo.

Métodos de búsqueda: 

Se efectuaron búsquedas en MEDLINE, EMBASE y en el registro Cochrane de ensayos clínicos (Cochrane clinical trial register) desde enero de 1966 hasta febrero de 2009. También se hicieron búsquedas en las listas de referencias de los artículos. En caso de que faltara información en los documentos recuperados, se estableció contacto con los autores.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados (ECA) que comparaban fármacos hipotensores con placebo o ningún tratamiento, administrados a los pacientes dentro de las 24 horas del comienzo de un cuadro cardiovascular agudo.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión de forma independiente extrajeron los datos y evaluaron el riesgo de sesgo. Se utilizaron modelos de efectos fijos con intervalos de confianza (IC) del 95%. También se realizaron análisis de sensibilidad.

Resultados principales: 

Se incluyeron 65 ECA (n = 166 206), que evaluaban cuatro clases de fármacos hipotensores: inhibidores de la ECA (12 ensayos), betabloqueantes (20), bloqueadores de los canales de calcio (18) y nitratos (18). El accidente cerebrovascular agudo se estudió en seis ensayos (todos sobre BCC). El infarto agudo de miocardio se estudió en 59 ensayos. En el último contexto, el tratamiento inmediato con nitratos (dentro de las 24 horas) redujo la mortalidad por todas las causas durante los dos primeros días (RR 0,81; IC del 95% [0,74; 0,89]; p < 0,0001). No se observaron otros beneficios del tratamiento con nitratos además de este punto. Los inhibidores de la ECA no redujeron la mortalidad a los dos días (RR 0,91; IC del 95% [0,82; 1,00]), pero sí después de diez días (RR 0,93; IC del 95% [0,87; 0,98]; p = 0,01). Ningún otro fármaco para disminuir la presión arterial, administrado como tratamiento inmediato o tratamiento a corto plazo, produjo una disminución de la mortalidad estadísticamente significativa a los dos, diez o ≥ 30 días. No hubo suficientes datos sobre el accidente cerebrovascular agudo ni ECA que evaluaran otros eventos cardiovasculares agudos.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save