Psicoestimulantes para la depresión

La depresión es frecuente y no se trata lo suficiente. El tratamiento farmacológico actual de primera línea para la depresión moderada o grave son los antidepresivos, pero existen problemas con su uso. Esta revisión evaluó la evidencia de los ensayos controlados aleatorizados (ECA) que evaluaron la efectividad de los psicoestimulantes (PS) en el tratamiento de la depresión. Se identificaron 24 ECA, de los cuales 14 tenían datos para el metanálisis. Se evaluaron cinco fármacos, incluyendo dexanfetamina, metilfenidato, metilanfetamina, pemolina y modafinilo. El modafinilo se evaluó por separado ya que su farmacología difiere de otros PS. Tres ensayos pequeños de PS con un total de 62 participantes indicaron que el tratamiento oral con PS a corto plazo (hasta cuatro semanas) redujo significativamente los síntomas depresivos en comparación con el placebo; sin embargo, la calidad general de los ensayos fue deficiente, lo que limitó la confianza en los resultados. Dos ensayos con 411 participantes compararon el modafinilo contra el placebo cuando se combinó con el tratamiento antidepresivo de las seis a las ocho semanas, y mostraron una diferencia no significativa en la reducción de los síntomas de depresión. Un ensayo pequeño de 50 participantes comparó el modafinilo oral con placebo después de 12 semanas de tratamiento y también mostró una diferencia no significativa en la reducción de los síntomas de depresión. Ningún ensayo examinó el efecto a largo plazo de los PS. Se necesitan ensayos adicionales bien realizados con seguimiento a largo plazo para averiguar qué PS puede ser más efectivo en el tratamiento de la depresión y si los PS son más efectivos en ciertos subgrupos de pacientes deprimidos.

Conclusiones de los autores: 

Existe alguna evidencia de que, a corto plazo, los PS reducen los síntomas de la depresión. Aunque esta reducción es estadísticamente significativa, la significación clínica es menos clara. Se necesitan ensayos de alta calidad más amplios con un seguimiento y una evaluación más prolongados de la tolerancia y la dependencia para probar la solidez de estos hallazgos y, además, para explorar qué PS puede ser más beneficioso y en qué situaciones clínicas es óptimo usarlo.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La depresión es frecuente, incapacitante, costosa y no se trata lo suficiente. Existen problemas en el tratamiento farmacológico actual de primera línea, los antidepresivos, para la depresión moderada o grave. Existe un conjunto de investigación que ha evaluado el efecto de los psicoestimulantes (PS) en el tratamiento de la depresión. Esto no se ha revisado sistemáticamente.

Objetivos: 

Determinar la efectividad de los PS en el tratamiento de la depresión y evaluar los eventos adversos asociados con los PS.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en CCDANCTR-Studies y en CCDANCTR-References el 21/6/2006. Se realizaron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials), MEDLINE, EMBASE, PsycInfo, AMED, CINAHL, Dissertation Abstracts y en el National Health Service Research Register.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorizados (ECA) que evaluaron la efectividad de los PS. La población del ensayo estaba compuesta por adultos de ambos sexos con un diagnóstico de depresión.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión extrajeron los datos de forma independiente y evaluaron la calidad de los ensayos. Se consideró realizar un metanálisis de los ensayos con características clave comparables. La medida de resultado primario fueron los síntomas de depresión, basados en una medida de resultado continua, mediante la diferencia de medias estandarizada (DME), o una medida dicotómica de la respuesta clínica, mediante odds-ratios (OR), con intervalos de confianza (IC) del 95%.

Resultados principales: 

Se identificaron 24 ECA. La calidad general de los ensayos fue baja. Se evaluaron cinco fármacos, incluyendo dexanfetamina, metilfenidato, metilanfetamina, pemolina y modafinilo. El modafinilo se evaluó por separado, ya que su farmacología es diferente a la de los otros PS. Los PS se administraron como monoterapia, tratamiento adyuvante, en preparación oral o intravenosa y en comparación con un placebo o un tratamiento activo. La mayoría de los efectos se midieron a corto plazo (hasta cuatro semanas). Trece ensayos tenían algunos datos utilizables para los metanálisis. Tres ensayos (62 participantes) demostraron que el PS oral, como monoterapia, redujo significativamente los síntomas depresivos a corto plazo en comparación con el placebo (DME -0,87; IC del 95%: -1,40; -0,33; heterogeneidad no significativa). Se encontró un efecto similar para la fatiga. A corto plazo, los PS fueron aceptables y bien tolerados. La tolerancia y la dependencia no se evaluaron lo suficiente. No se encontraron diferencias estadísticamente significativas en los síntomas de depresión entre el modafinil y el placebo.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save