¿Los programas implementados mediante teléfonos móviles pueden ayudar a las personas a abandonar el hábito de fumar?

Antecedentes

Fumar tabaco es una causa principal de muerte evitable. Los teléfonos móviles se pueden utilizar para ayudar a las personas que desean dejar de fumar. Esta revisión se ha centrado en los programas que utilizan mensajes de texto o aplicaciones de teléfonos inteligentes con este objetivo.

Fecha de la búsqueda

En octubre 2018 se realizaron búsquedas de estudios publicados y no publicados.

Características de los estudios

Se incluyeron 26 estudios controlados aleatorizados (con más de 33 000 personas) que compararon las tasas de abandono del hábito de fumar en personas que recibieron mensajes de texto o utilizaron aplicaciones de teléfonos inteligentes para ayudarles en el abandono con personas que no recibieron estos programas. Fueron de interés los estudios que midieron el hábito de fumar durante seis meses o más.

Resultados clave

Se encontró que los programas de mensajes de texto pueden ser efectivos para ayudar a las personas a dejar de fumar, con un aumento de las tasas de abandono del hábito de entre un 50% a un 60%. Este fue el caso cuando se compararon con ayuda mínima o se probaron como complemento de otras formas de ayuda para dejar de fumar. No hubo evidencia suficiente para determinar el efecto de las aplicaciones para teléfonos inteligentes.

Calidad y completitud de la evidencia

La mayoría de los estudios fueron de calidad alta, aunque tres estudios tuvieron tasas de abandono altas. Se tiene una confianza moderada en los resultados de las intervenciones de mensajería de texto, pero hubo algunos aspectos con diferencias inexplicables entre los hallazgos de los estudios, y para algunas comparaciones no hubo muchos datos. Hay poca confianza en los resultados relacionados con las aplicaciones para teléfonos inteligentes, y se necesitan más estudios en este campo.

Conclusiones de los autores: 

Existe evidencia de certeza moderada de que las intervenciones automatizadas para el abandono del hábito de fumar basadas en mensajes de texto producen tasas de abandono mayores que el apoyo mínimo para el abandono del hábito de fumar. Existe evidencia de certeza moderada del efecto beneficioso de las intervenciones de mensajes de texto, además de otro apoyo para el abandono del hábito de fumar, en comparación con el apoyo solo para el abandono del hábito de fumar. La evidencia que compara las aplicaciones de teléfonos inteligentes con un apoyo menos intensivo fue de certeza muy baja y se necesitan más ensayos controlados aleatorizados para probar estas intervenciones.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El apoyo para dejar de fumar a través de teléfonos móviles (mCessation) ofrece la oportunidad de brindar apoyo conductual a las personas que no pueden o no quieren recibir apoyo presencial. Además, mCessation se puede automatizar y, por lo tanto, ofrecerse de forma asequible incluso en contextos de bajos recursos. Esta es una actualización de una revisión Cochrane publicada por primera vez en 2006 y actualizada previamente en 2009 y 2012.

Objetivos: 

Determinar si las intervenciones basadas en teléfonos móviles para el abandono del hábito de fumar aumentan la tasa de abandono del hábito de fumar en las personas que fuman.

Estrategia de búsqueda (: 

Para esta actualización, se realizaron búsquedas en el Registro Especializado del Grupo Cochrane de Adicción al Tabaco, junto con clinicaltrials.gov y la ICTRP. La fecha de las búsquedas más recientes fue el 29 de octubre 2018.

Criterios de selección: 

Los participantes eran fumadores de cualquier edad. Las intervenciones elegibles fueron las que probaron cualquier tipo de programa basado predominantemente en teléfonos móviles (como mensajes de texto o aplicaciones para teléfonos inteligentes) para el abandono del hábito de fumar. Se incluyeron los ensayos controlados aleatorizados con resultados de abandono del hábito de fumar que informaron al menos seis meses de seguimiento.

Obtención y análisis de los datos: 

Se utilizaron los procedimientos metodológicos estándar descritos en el Manual Cochrane de Revisiones Sistemáticas de Intervenciones (Cochrane Handbook for Systematic Reviews of Interventions). Se realizaron comprobaciones por duplicado de la elegibilidad de los estudios y de la extracción de los datos. Con el uso del método de efectos aleatorios de Mantel-Haenszel se realizaron metanálisis de las medidas más rigurosas de abstinencia a los seis meses de seguimiento o más, agrupando los estudios con intervenciones y comparadores similares para calcular los cocientes de riesgos (CR) y sus correspondientes intervalos de confianza (IC) del 95%. Se realizaron análisis que incluyeron todos los casos asignados al azar (con los abandonos considerados como todavía fumadores) y los completos solamente.

Resultados principales: 

Esta revisión incluye 26 estudios (33 849 participantes). En general, se consideró que 13 estudios presentaron un riesgo de sesgo bajo; tres, un riesgo alto; y el resto, un riesgo incierto. Los contextos y los procedimientos de reclutamiento variaron entre los estudios, pero la mayoría de los estudios se realizaron en países de ingresos altos. Hubo evidencia de certeza moderada, limitada por la inconsistencia, de que las intervenciones automatizadas de mensajería de texto fueron más efectivas que el apoyo mínimo para el abandono del hábito de fumar (CR 1,54; IC del 95%: 1,19 a 2,00; I2 = 71%; 13 estudios, 14 133 participantes). También hubo evidencia de certeza moderada, limitada por la imprecisión, de que los mensajes de texto agregados a otras intervenciones para el abandono del hábito de fumar fueron más efectivos que las otras intervenciones para el abandono del hábito de fumar solas (CR 1,59; IC del 95%: 1,09 a 2,33; I2 = 0%, 4 estudios, 997 participantes). Dos estudios que compararon la mensajería de texto con otras intervenciones para el abandono del hábito de fumar y tres estudios que compararon la mensajería de alta y baja intensidad no mostraron diferencias significativas entre los grupos (CR 0,92; IC del 95%: 0,61 a 1,40; I2 = 27%; 2 estudios, 2238 participantes y CR 1,00; IC del 95%: 0,95 a 1,06; I2 = 0%; 3 estudios, 12 985 participantes, respectivamente), pero los intervalos de confianza fueron amplios en la primera comparación. Cinco estudios compararon una aplicación para el abandono del hábito de fumar con un apoyo de menor intensidad para el abandono del hábito de fumar (ya sea un apoyo mínimo con aplicaciones de teléfonos móviles de menor intensidad o sin aplicaciones de teléfonos móviles). La evidencia se agrupó y se consideró que era de certeza muy baja debido a la inconsistencia y la imprecisión grave. No hubo evidencia de que las aplicaciones de teléfonos inteligentes mejoraran la probabilidad de dejar de fumar (CR 1,00; IC del 95%: 0,66 a 1,52; I2 = 59%; 5 estudios, 3079 participantes). Otras aplicaciones de teléfonos inteligentes probadas diferían de las aplicaciones incluidas en el análisis, ya que dos utilizaron el manejo de contingencias y una combinó mensajería de texto con una aplicación, por lo que no se agruparon. El uso de los datos de casos completos en lugar de utilizar datos de todos los participantes asignados al azar no alteró significativamente los resultados.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save