Intervenciones con teléfonos móviles para el abandono del hábito de fumar

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

Las pruebas combinadas de los cinco estudios incluidos en esta revisión encuentran que las intervenciones administradas por teléfonos móviles pueden ayudar a las personas a que dejen de fumar, aunque variaron los resultados de los estudios individuales. Las intervenciones incluidas en esta revisión principalmente usan mensajes de texto para brindar motivación, apoyo y consejos para abandonar el hábito. No hay ningún estudio publicado sobre las aplicaciones smartphone diseñadas para ayudar a las personas a que dejen de fumar.

Conclusiones de los autores: 

Las pruebas actuales muestran un beneficio de las intervenciones para el abandono del hábito de fumar con teléfonos móviles en los resultados a largo plazo, aunque los resultados fueron heterogéneos: los resultados de tres de cinco estudios incluidos cruzaron la línea de ningún efecto. Los estudios incluidos fueron predominantemente de intervenciones con mensajes de texto. Se necesita más investigación sobre otras formas de intervenciones basadas en teléfonos móviles para el abandono del hábito de fumar; otros ámbitos, como los países de ingresos bajos, y la relación entre costo y efectividad.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Se necesitan intervenciones innovadoras para el abandono efectivo del hábito de fumar para atraer a los individuos que no acceden a los servicios tradicionales para abandonar el hábito. Los teléfonos móviles se usan ampliamente y están bien integrados en la vida cotidiana de muchas personas, particularmente en los adultos jóvenes. Los teléfonos móviles son un medio potencial para desarrollar programas de salud como el abandono del hábito de fumar.

Objetivos: 

Determinar si las intervenciones basadas en teléfonos móviles son efectivas para ayudar a las personas que fuman a dejar el hábito.

Estrategia de búsqueda (: 

Para la actualización más reciente, se realizaron búsquedas en el registro especializado del Grupo Cochrane de Adicción al Tabaco (Cochrane Tobacco Addiction Group) en mayo 2012. También se buscaron proyectos actuales en el Clinical Research Network Portfolio del Reino Unido y estudios completados recientemente o en curso en el registro ClinicalTrials. Se buscó en las listas de referencias de los estudios identificados y se intentó contactar con los autores de los estudios en curso, sin restricciones de idioma o fecha de publicación.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorios o cuasialeatorios. Los participantes eran fumadores de cualquier edad que querían dejar el hábito. Los estudios incluidos fueron los que examinaron cualquier tipo de intervención basada en teléfonos móviles. Se incluyó cualquier intervención dirigida a usuarios de teléfonos móviles, basada en el suministro de información por el teléfono móvil y mediante cualquier función o aplicación que pueda usarse o enviarse por un teléfono móvil.

Obtención y análisis de los datos: 

Se extrajo la información sobre el riesgo de sesgo y los detalles metodológicos mediante un formulario estandarizado. Se consideró que eran fumadores los sujetos que abandonaron el ensayo o se perdieron durante el seguimiento. Se calcularon los cocientes de riesgo (CR) para cada estudio incluido. Se realizó el metanálisis de los estudios incluidos con el método de Mantel-Haenszel de efectos fijos. Cuando no fue posible realizar el metanálisis, se presentaron las estadísticas de resumen y descriptivas.

Resultados principales: 

Se incluyeron cinco estudios con resultados de al menos seis meses de abandono del hábito en esta revisión. Tres estudios incluyen una intervención con mensajes de texto exclusivamente, que se ha adaptado durante el curso de estos tres estudios para diferentes poblaciones y ámbitos. Un estudio tiene brazos múltiples de una intervención con mensajes de texto y un QuitCoach (servicio de asistencia para abandonar el hábito) en internet por separado y en combinación. El estudio final incluye una intervención de mensajes de video por teléfono móvil. Cuando se agruparon los cinco estudios, las intervenciones por teléfonos móviles aumentaron las tasas de abandono a largo plazo comparadas con los programas de control (CR 1,71; IC del 95%: 1,47 a 1,99, más de 9000 participantes), usando una definición de abstinencia del hábito de fumar a seis meses desde el primer día sin fumar, pero permitiendo hasta tres incumplimientos o hasta cinco cigarrillos. La heterogeneidad estadística fue apreciable según lo indica la estadística I² (I² = 79%), pero como todos los estudios incluidos fueron similares en cuanto al diseño, la intervención y la medida de resultado primaria, se ha presentado el metanálisis en esta revisión.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Share/Save