Codeína, sola o con paracetamol (acetaminofeno) para el dolor por cáncer

La codeína es un medicamento opioide frecuentemente utilizado en todo el mundo para tratar el dolor, incluido el dolor por cáncer. La codeína oral, ya sea sola o combinada con paracetamol, proporcionó un alivio adecuado del dolor para algunos pacientes con dolor por cáncer, en base a una cantidad de información limitada.

En esta revisión, se intentó calcular en qué medida funciona bien la codeína, cuántos pacientes tuvieron efectos secundarios y cuán graves fueron dichos efectos secundarios – por ejemplo, si fueron tan graves que los participantes dejaron de tomar codeína oral. Se incluyeron 15 estudios con 721 participantes. Los estudios que se encontraron tenían deficiencias metodológicas: eran pequeños y de corta duración. También informaron los resultados de diferentes maneras, de modo que no fue posible combinarlos. En siete de los ocho estudios que compararon la codeína con placebo, la codeína resultó ser superior al placebo. En los estudios que compararon la codeína con otro fármaco, los resultados fueron similares. La codeína en dosis de 30 mg a 120 mg, sola o en combinación con paracetamol, parece proporcionar un buen nivel de alivio del dolor para algunas personas con dolor por cáncer. No existen certezas sobre cuántos pacientes tendrán este beneficio y tampoco se sabe si el agregado de paracetamol aumentaría este efecto, ni en qué medida lo haría. La codeína aumenta las náuseas, los vómitos y el estreñimiento y puede causar somnolencia o mareos si se utiliza durante más de una semana. Algunos pacientes interrumpirán la administración de codeína debido a los efectos secundarios.

Se necesitan más ensayos que comparen la codeína con otros tratamientos y que utilicen resultados centrados en el paciente. Debe investigarse el rol de la codeína en el dolor por cáncer leve, además del dolor por cáncer moderado a grave.

Conclusiones de los autores: 

Solamente se identificó una pequeña cantidad de datos en los estudios que eran aleatorios y doble ciego. Los estudios fueron pequeños, de corta duración, y la mayoría tenía importantes deficiencias en la presentación de informes. Las pruebas disponibles indican que la codeína es más efectiva contra el dolor por cáncer que el placebo, aunque con un mayor riesgo de náuseas, vómitos y estreñimiento. Quedan dudas respecto a la magnitud y la evolución del efecto analgésico y la seguridad y tolerabilidad con el uso a largo plazo. No hubo datos para los niños.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El dolor es muy común en los pacientes con cáncer. Los analgésicos opioides, incluida la codeína, desempeñan un papel considerable en las guías más importantes sobre el tratamiento del dolor por cáncer, en especial el dolor leve a moderado. La codeína está ampliamente disponible y no es costosa, lo que la convierte en una buena opción, sobre todo en contextos de escasos recursos. Su administración genera controversia, en parte porque la codeína no es efectiva en una minoría de los pacientes que no logran convertirla en su metabolito activo (morfina) y también porque existe la preocupación sobre su posible abuso y su seguridad en niños.

Objetivos: 

Determinar la eficacia y la seguridad de la codeína utilizada sola o combinada con paracetamol para aliviar el dolor por cáncer.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL; The Cochrane Library 2014, número 2), MEDLINE y EMBASE desde el inicio hasta el 5 de marzo de 2014, complementadas con búsquedas en los registros de ensayos clínicos y el examen de las listas de referencias de los estudios y revisiones identificados en este campo.

Criterios de selección: 

Se buscaron ensayos controlados, aleatorios y de doble ciego que utilizaran dosis simples o múltiples de codeína, con o sin paracetamol, para el tratamiento del dolor por cáncer. Los ensayos podían tener un diseño paralelo o cruzado, con al menos 10 participantes por grupo de tratamiento. Se consideraron elegibles los estudios con niños o adultos que informaron acerca de cualquier tipo, grado y estadio del cáncer. Se aceptó cualquier formulación, régimen de dosificación y vía de administración de codeína y controles tanto de placebo como activos.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión leyeron de forma independiente los títulos y resúmenes de todos los estudios identificados mediante las búsquedas y excluyeron aquellos que claramente no cumplían los criterios de inclusión. Para los estudios restantes, dos autores leyeron los manuscritos completos y los evaluaron para su inclusión. Cualquier desacuerdo entre los autores de la revisión se resolvieron mediante discusión. Los estudios incluidos se describieron de forma cualitativa, ya que no se podía realizar un metanálisis, debido a la pequeña cantidad de datos identificados y a la heterogeneidad clínica y metodológica entre los estudios.

Resultados principales: 

Se incluyeron 15 estudios con 721 participantes con dolor por cáncer debido a diferentes tipos de neoplasias malignas. Todos los estudios se realizaron en adultos; no se realizaron estudios en niños. Los estudios incluidos poseían una calidad metodológica adecuada, pero se consideró que todos excepto un presentaban un riesgo elevado de sesgo debido al pequeño tamaño del estudio, y seis debido a los métodos utilizados para tratar los datos faltantes o las elevadas tasas de retiro. Tres estudios utilizaron un diseño de grupos paralelos; el resto eran ensayos cruzados en los cuales hubo un período de lavado adecuado, aunque solo uno informó por separado los resultados de los períodos de tratamiento.

Doce estudios utilizaron la codeína como único agente y tres la combinaron con paracetamol. Diez estudios incluyeron un brazo de placebo y 14 incluyeron un comparador o más de entre 16 fármacos activos comparadores o compararon diferentes vías de administración. La mayoría de los estudios investigaron el efecto de una única dosis de medicamento, mientras que cinco utilizaron períodos de tratamiento de uno, siete o 21 días. La mayoría de los estudios utilizaron codeína en dosis de 30 mg a 120 mg.

Los datos fueron insuficientes para realizar un análisis agrupado. Tan solo dos estudios informaron el resultado de pacientes que respondieron preferido por los autores de esta revisión, que consistía en "participantes con al menos 50% de reducción del dolor"; dos estudios informaron "participantes con un dolor no peor que leve". Once estudios informaron medidas medias de la intensidad del dolor o del alivio del dolor en el grupo de tratamiento; en general, para estas medidas de resultado, la codeína o la codeína más paracetamol fue numéricamente superior al placebo y equivalente a los compradores activos.

La presentación de informes de eventos adversos fue deficiente: solamente dos estudios informaron el número de participantes con un evento adverso especificado por el grupo de tratamiento y solamente uno informó el número de participantes con cualquier tipo de evento adverso grave. En los estudios de dosis múltiples, las náuseas, los vómitos y el estreñimiento fueron habituales; la somnolencia y los mareos fueron frecuentes en el estudio de 21 días. Los retiros del estudio, cuando se informaron, fueron menores al 10%, excepto en dos estudios. Hubo tres muertes, en todos los casos debido al cáncer subyacente.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save