Oxígeno para la disnea de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica en pacientes que no son aptos para la oxigenoterapia domiciliaria

Pregunta de la revisión

Se analizaron las pruebas sobre los efectos del oxígeno en comparación con el aire sobre la disnea en pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) que solo tienen una disminución leve a moderada en los niveles de oxígeno en sangre.

Antecedentes

A veces a los pacientes con EPOC se les prescribe oxigenoterapia para disminuir la intensidad de la disnea. Sin embargo, el uso de oxígeno en pacientes que no tienen niveles gravemente disminuidos de oxígeno en el torrente sanguíneo sigue siendo controvertido, debido a que se conoce poco acerca de su efectividad. Además, el oxígeno es relativamente costoso y su administración conlleva riesgos, en especial para los fumadores por el riesgo de incendio.

Características de los estudios

Se examinó la investigación publicada hasta el 12 de julio 2016. Se incluyeron estudios de oxigenoterapia versus aire administrados a través de mascarillas o gafas nasales durante el ejercicio, en forma continua, "según necesidad" durante un periodo determinado o como oxigenoterapia intermitente antes del ejercicio. Los participantes del estudio tenían 18 años de edad o más, se les había diagnosticado EPOC, tenían niveles bajos de oxígeno en la sangre y no habían sido tratados con oxigenoterapia prolongada. Se incluyó un total de 44 estudios (1195 participantes) en esta revisión. En comparación con la revisión anterior, que se publicó en 2011, se han añadido 14 estudios (493 participantes) a esta revisión.

Resultados clave

Se halló que el oxígeno puede generar una reducción modesta de la disnea. Para que sea efectivo, el oxígeno se debe administrar durante el ejercicio. La mayoría de los estudios evaluaron el oxígeno administrado durante la ergometría en el laboratorio. La oxigenoterapia durante la vida cotidiana tuvo efectos inciertos en la disnea y no modificó de manera evidente la calidad de vida del paciente.

Calidad de la evidencia

Se evaluó calidad de las pruebas mediante uno de los siguientes grados: muy baja, baja, moderada o alta. Respecto de las pruebas de baja calidad, no hubo datos certeros acerca de los resultados. Con las pruebas de alta calidad, hubo mucha certeza acerca de los resultados. Se encontró que las pruebas del oxígeno administrado para la disnea fueron moderadas a bajas. Se cuenta con una confianza moderada de que el oxígeno puede aliviar la disnea cuando se administra durante el ejercicio en pacientes con EPOC con disminución leve a moderada en los niveles de oxígeno en sangre. Sin embargo, la mayoría de los estudios informaron efectos agudos durante la ergometría, y no hay pruebas que indiquen que el oxígeno disminuya la disnea durante la vida cotidiana. Los resultados revelan que el oxígeno no afecta la calidad de vida relacionada con la salud.

Conclusiones de los autores: 

Solo se tiene una confianza moderada de que el oxígeno pueda aliviar la disnea si se lo administra durante el ejercicio en pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica, con hipoxemia leve o sin hipoxemia, que de otro modo no serían aptos para la oxigenoterapia domiciliaria. La mayoría de las pruebas se refieren a los efectos agudos durante las ergometrías; además, no hay pruebas que indiquen que el oxígeno disminuya la disnea en el contexto de la vida cotidiana. Los resultados revelan que el oxígeno no afecta la calidad de vida relacionada con la salud.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La disnea es un síntoma fundamental de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). La oxigenoterapia prolongada se administra para mejorar la supervivencia en pacientes con EPOC e hipoxemia crónica grave en reposo. No se determinó cuál es la eficacia de la oxigenoterapia para la disnea y la calidad de vida relacionada con la salud (CVRS) en pacientes con EPOC, sin hipoxemia o con hipoxemia leve, que no cumplen con los criterios para la oxigenoterapia prolongada.

Objetivos: 

Determinar la eficacia del oxígeno versus el aire para los pacientes con EPOC, con hipoxemia leve o sin hipoxemia, en función de (1) la disnea; (2) la CVRS; (3) la preferencia del paciente sobre la continuación del tratamiento; y (4) los eventos adversos relacionados con el oxígeno.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas de ensayos controlados aleatorios (ECA)en el Registro del Grupo Cochrane de Vías Respiratorias (Cochrane Airways Group), Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL), MEDLINE y en EMBASE, hasta el 12 julio 2016. Se hicieron búsquedas manuales en las listas de referencias de los artículos incluidos.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ECA de los efectos del oxígeno no invasivo versus aire en la disnea, la CVRS o la preferencia del paciente de continuar con el tratamiento en pacientes con EPOC e hipoxemia leve o sin hipoxemia (presión parcial de oxígeno [PaO2] > 7,3 kPa) que no estaban recibiendo oxigenoterapia prolongada. Dos autores de la revisión evaluaron de forma independiente los artículos para su inclusión en la revisión.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión, de forma independiente, recopilaron y analizaron los datos. Se evaluó el riesgo de sesgo mediante la herramienta Cochrane " Riesgo de sesgo'. Se agruparon los efectos registrados en diferentes escalas como diferencias de medias estandarizadas (DME) con intervalos de confianza del 95%, usando modelos de efectos aleatorios. Las DME menores indicaron una disminución de la disnea y una disminución de la CVRS. Se realizaron subanálisis y análisis de sensibilidad y se evaluó la calidad de las pruebas en función del enfoque de la GRADE (Grading of Recommendations, Assessment, Development and Evaluation).

Resultados principales: 

En comparación con la revisión anterior, que se publicó en 2011, se incluyeron 14 estudios adicionales (493 participantes), se excluyó un estudio y se incorporaron datos para el metanálisis de la CVRS. En total, se incluyeron en esta revisión 44 estudios con 1195 participantes, y se incluyeron 33 de éstos (901 participantes) en el metanálisis.

Se halló que la disnea durante el ejercicio o las actividades cotidianas se redujo con el oxígeno en comparación con el aire (32 estudios; 865 participantes; DME -0,34; IC del 95%: -0,48 a -0,21; I2 = 37%; pruebas de baja calidad). Este resultado se tradujo en una reducción de la disnea de aproximadamente 0,7 puntos en una escala de calificación numérica de 0 a 10. Por otro lado, no se encontraron efectos de la oxigenoterapia intermitente administrada antes del ejercicio (cuatro estudios; 90 participantes; DME 0,01; IC del 95%: -0,26 a 0,28; I2 = 0%; pruebas de baja calidad). El oxígeno redujo la disnea medida durante las ergometrías (25 estudios; 442 participantes; DME -0,34; IC del 95%: -0,46 a -0,22; I2 = 29%; pruebas de calidad moderada), en tanto que las pruebas de un efecto en la disnea medida en la vida cotidiana fueron escasas (dos estudios; 274 participantes; DME -0,13; IC del 95%: -0,37 a 0,11; I2 = 0%; pruebas de baja calidad).

Quedó claro que el oxígeno no afectó la CVRS (cinco estudios; 267 participantes; DME 0,10; IC del 95%: -0,06 a 0,26; I2 = 0%; pruebas de baja calidad). No se pudieron evaluar ni la preferencia del paciente ni los eventos adversos debido a la cantidad insuficiente de datos.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save