Intervenciones para prevenir la pérdida de audición inducida por ruidos en el lugar de trabajo

¿Cuál era el objetivo de esta revisión?

El objetivo de esta revisión Cochrane fue determinar si es posible prevenir la pérdida de la audición causada por el ruido en el trabajo. Los investigadores Cochrane recopilaron y analizaron todos los estudios relevantes para responder esta pregunta. Se encontraron 29 estudios que estudiaron el efecto de las medidas preventivas.

Mensajes clave

Una legislación más estricta podría reducir los niveles de ruido. A nivel personal, las orejeras y los tapones de oídos pueden reducir la exposición a ruidos hasta niveles seguros. Sin embargo, se necesitan instrucciones sobre cómo colocarse los tapones en los oídos. Sin la instrucción, los tapones de oídos probablemente no protegen de manera suficiente. El aporte de retroalimentación a los trabajadores sobre la exposición a los ruidos probablemente no reduce el ruido. Las soluciones de ingeniería, como una mejoría en el mantenimiento, podrían dar lugar a una reducción similar de los ruidos que la protección auditiva. Se necesita una mejor evaluación de estas soluciones de ingeniería.

Los efectos de los programas de prevención de pérdida de la audición (PPPA) no están claros. Un mejor uso de la protección auditiva como parte de un programa probablemente ayuda, pero no protege completamente contra la pérdida de la audición. Una mejor implementación podría proporcionar mejor protección.

¿Qué se estudió en la revisión?

Millones de trabajadores están expuestos a ruidos que pueden provocar la pérdida de la audición. Los autores de la revisión estaban interesados en el efecto de cualquier intervención para reducir el ruido o la pérdida de la audición en los lugares de trabajo, como las soluciones de ingeniería, la protección auditiva o los programas de prevención de pérdida de la audición.

¿Cuáles son los resultados de la revisión?

Efectos de la exposición al ruido

Soluciones de ingeniería

Se encontró un estudio que indicó que los niveles de ruido disminuyeron en cerca de 5 decibeles (dB) después de la implementación de una legislación más estricta para la industria minera. Aunque muchos estudios de casos mostraron que las mejorías técnicas pueden reducir los niveles de ruido en los lugares de trabajo hasta en 20 dB, no hubo estudios controlados fuera del laboratorio que mostraran estos resultados de manera más confiable.

Protección auditiva

En ocho estudios con 358 trabajadores, la protección auditiva redujo la exposición a ruidos de los trabajadores en cerca de 20 dB(A). Sin embargo, para los tapones de oídos hubo evidencia de calidad moderada en dos estudios aleatorizados de que si los trabajadores carecen de instrucciones adecuadas sobre el uso de los tapones de oídos, la atenuación ofrecida se reduce en un promedio de 9 dB.

Retroalimentación sobre la exposición a ruidos

En un estudio, la provisión de retroalimentación sobre la exposición a ruidos no cambió los niveles de ruido en la industria de la construcción.

Efectos sobre la pérdida de audición

Se encontraron 16 estudios con 81 220 participantes sobre los efectos a largo plazo de la protección auditiva sobre la pérdida de la audición.

Protección auditiva

El uso de dispositivos de protección auditiva en un PPPA bien implementado se asoció con menos pérdida de la audición. No hubo un efecto claro de otros elementos de los programas como el adiestramiento de los trabajadores, la audiometría sola, la monitorización del ruido o la provisión de retroalimentación sobre la exposición personal a ruidos. Dos estudios con 3242 trabajadores encontraron que no hubo diferencias a largo plazo en el efecto de las orejeras versus los tapones de oídos sobre la pérdida de la audición.

Programas de prevención de la pérdida de audición

También hubo evidencia de muy baja calidad en cuatro estudios de que, en comparación con los trabajadores no expuestos, los PPPA promedio no reducen el riesgo de pérdida de audición por debajo de un nivel al menos equivalente al de los trabajadores que están expuestos a 85 dB(A). Dos estudios adicionales comparables revelaron que el riesgo de pérdida de la audición todavía es considerable a pesar de la administración de un PPPA. Sin embargo, un estudio de baja calidad mostró que un PPPA más estricto puede proteger a los trabajadores de la pérdida de la audición.

La ausencia de evidencia concluyente no debe interpretarse como evidencia de ausencia de efectividad. Más bien, significa que es muy probable que los estudios de investigación adicionales afecten las conclusiones que se establecieron. Se necesitan programas de prevención de calidad más alta, estudios de mejor calidad (en especial en el campo del control de ingeniería) y una mejor implementación de la legislación para prevenir la pérdida de la audición inducida por ruidos.

¿Cuál es el grado de actualización de esta revisión?

Los autores de la revisión buscaron estudios que se habían publicado hasta octubre de 2016

Conclusiones de los autores: 

Hay evidencia de muy baja calidad de que la implementación de una legislación más estricta puede reducir los niveles de ruido en los lugares de trabajo. No se han realizado estudios controlados de otras intervenciones de control de ingeniería en el campo. Hay evidencia de calidad moderada de que el adiestramiento para la inserción adecuada de tapones de oídos reduce significativamente la exposición a ruidos durante el seguimiento a corto plazo, pero todavía se necesita un seguimiento a largo plazo.

Hay evidencia de muy baja calidad de que el mejor uso de los dispositivos de protección de la audición como parte de los PPPA reduce el riesgo de pérdida de la audición, mientras que para otros componentes del PPPA no se encontraron efectos de este tipo. La ausencia de evidencia concluyente no debe interpretarse como evidencia de ausencia de efectividad. Más bien, significa que es muy probable que los estudios de investigación adicionales tengan una marcada repercusión.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Esta es la segunda actualización de una revisión Cochrane publicada originalmente en 2009. Millones de trabajadores en todo el mundo se encuentran expuestos a niveles de ruido que aumentan el riesgo de presentar trastornos auditivos. Poco se sabe acerca de la efectividad de las intervenciones para la prevención de la pérdida de la audición.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad de las intervenciones no farmacéuticas para la prevención de la exposición a ruidos en el trabajo o de la pérdida de audición inducida por ruidos en el lugar de trabajo comparadas con ninguna intervención o intervenciones alternativas.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en CENTRAL; PubMed; Embase; CINAHL; Web of Science; BIOSIS Previews; Cambridge Scientific Abstracts; y OSH UPDATE hasta el 3 octubre 2016.

Criterios de selección: 

Se incluyeron los ensayos controlados aleatorios (ECA), los estudios controlados tipo antes y después (before-after studies) (ECAD) y los estudios de series de tiempo interrumpido (STI) de intervenciones no clínicas bajo condiciones de campo en los trabajadores para prevenir o reducir la exposición a ruidos y la pérdida de la audición. También se obtuvieron los estudios no controlados de casos de control de ingeniería acerca del efecto de la exposición a ruidos.

Obtención y análisis de los datos: 

De forma independiente, dos autores de la revisión evaluaron la eligibilidad y el riesgo de sesgo de los estudios y extrajeron los datos. Las intervenciones se categorizaron como controles de ingeniería, controles administrativos, dispositivos personales de protección auditiva y vigilancia de la audición.

Resultados principales: 

Se excluyeron 29 estudios. Un estudio evaluó la legislación para reducir la exposición a ruidos en un análisis de series de tiempo de 12 años, pero no hubo estudios controlados sobre el control de ingeniería de la exposición a ruidos. Once estudios con 3725 participantes evaluaron los efectos de los dispositivos personales de protección auditiva y 17 estudios con 84 028 participantes evaluaron los efectos de los programas de prevención de la pérdida de la audición (PPPA).

Efectos sobre la exposición a ruidos

Intervenciones de ingeniería después de la legislación

Un estudio de STI encontró que una nueva legislación en la industria minera redujo la mediana de la dosis de exposición personal a ruidos en la minería subterránea de carbón en 27,7 puntos porcentuales (intervalo de confianza [IC] del 95%: -36,1 a -19,3 puntos porcentuales) inmediatamente después de la implementación de una legislación más estricta. Lo anterior significa aproximadamente una disminución de 4,5 dB(A) en el nivel de ruido. La intervención se asoció con una tendencia descendente favorable pero estadísticamente no significativa en el tiempo de dosis de ruido de -2,1 puntos porcentuales por año (IC del 95%: -4,9 a 0,7; cuatro años de seguimiento, evidencia de muy baja calidad).

Estudios de casos de intervención de ingeniería

Se encontraron 12 estudios que describieron 107 estudios no controlados de casos de reducciones inmediatas de los niveles de ruido de la maquinaria que varió de 11,1 a 19,7 dB(A) como resultado de la compra de equipos nuevos, la separación de las fuentes de ruido o la instalación de paneles o cortinas alrededor de las fuentes. Sin embargo, los estudios carecieron de seguimiento a largo plazo y de mediciones de las dosis en los trabajadores, y estos estudios no se utilizaron para establecer las conclusiones en esta revisión.

Dispositivos de protección auditiva

En general, los dispositivos de protección auditiva redujeron la exposición a ruidos en cerca de 20 dB(A) como promedio en un ECA y tres ECAD (57 participantes, evidencia de baja calidad). Dos ECA indicaron que, con instrucciones para la inserción, la atenuación del ruido mediante tapones de oídos fue 8,59 dB mejor (IC del 95%: 6,92 dB a 10,25 dB) en comparación con ninguna instrucción (dos ECA, 140 participantes, evidencia de calidad moderada).

Controles administrativos: información y retroalimentación sobre la exposición al ruido

Las sesiones de adiestramiento en el lugar no tuvieron un efecto sobre los niveles personales de exposición a ruidos en comparación con la información sola en un ECA grupal después de un seguimiento de cuatro meses (diferencia de medias [DM] 0,14 dB; IC del 95%: -2,66 a 2,38). Otro brazo del mismo estudio encontró que la información de la exposición personal a ruidos no tuvo efecto sobre los niveles de ruido (DM 0,30 dB(A); IC del 95%: -2,31 a 2,91) en comparación con ninguna información (176 participantes, evidencia de baja calidad).

Efectos sobre la pérdida de la audición

Dispositivos de protección auditiva

En dos estudios, los autores compararon el efecto de diferentes dispositivos sobre los cambios del umbral temporal al seguimiento a corto plazo, pero no se informaron datos suficientes para el análisis. En dos ECAD, los autores no encontraron diferencias en la pérdida de la audición por la exposición a ruidos por encima de 89 dB(A) entre las orejeras y los tapones de oídos al seguimiento a largo plazo (OR 0,8; IC del 95%: 0,63 a 1,03), evidencia de muy baja calidad). Los autores de otro ECAD encontraron que el uso de protección auditiva dio lugar con mayor frecuencia a menos pérdida de la audición en un seguimiento a muy largo plazo (evidencia de muy baja calidad).

Combinación de intervenciones: programas de prevención de la pérdida de audición

Un ECA grupal no encontró diferencias en la pérdida de la audición a los tres ni a los 16 años de seguimiento entre un PPPA intensivo en estudiantes agrícolas y la audiometría sola. Un ECAD no encontró una reducción de la tasa de pérdida de la audición (DM -0,82 dB por año; IC del 95%: -1,86 a 0,22) con un PPPA que proporcionó información regular sobre la exposición personal a ruidos en comparación con un programa sin esta información.

Hubo evidencia de muy baja calidad, en cuatro estudios a muy largo plazo, de que el mejor uso de dispositivos de protección auditiva como parte de un PPPA redujo el riesgo de pérdida de la audición en comparación con la protección de la audición usada de forma menos adecuada en los PPPA (OR 0,40; IC del 95%: 0,23 a 0,69). Otros aspectos del PPPA como el entrenamiento y la educación de los trabajadores o los controles de ingeniería no mostraron un efecto similar.

En tres ECAD a largo plazo, los trabajadores en un PPPA tuvieron una pérdida mayor de la audición, estadísticamente no significativa, a 4 kHz (1,8 dB; IC del 95%: -0,6 a 4,2) que los trabajadores no expuestos y el intervalo de confianza incluye los 4,2 dB, que es el nivel de pérdida de la audición debido a cinco años de exposición a 85 dB(A). Además, de otros tres ECAD que no fue posible incluir en el metanálisis, dos mostraron un mayor riesgo de pérdida de la audición a pesar de la protección de un PPPA en comparación con los trabajadores no expuestos, y un ECAD no mostró estos resultados.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save