Uso combinado de hipertermia y radioterapia para el tratamiento del carcinoma cervical localmente avanzado

Uso combinado de hipertermia y radioterapia para el tratamiento del carcinoma cervical localmente avanzado

El tratamiento curativo del carcinoma cervical consiste en la extirpación quirúrgica completa del tumor o la destrucción del tumor a través de la radiación. Cuando el tumor crece más allá de los límites del cuello uterino o bien cuando alcanza un tamaño superior a los 4 cm de diámetro se lo considera carcinoma cervical localmente avanzado. En estos casos la cirugía no resulta apropiada, por lo tanto también se administra radioterapia. No todos los tumores poseen la misma sensibilidad a la radiación. En términos generales, la posibilidad de que la radiación sola cure el tumor guarda una relación inversa con el volumen del tumor. Varios estudios clínicos revelaron que la posibilidad de curar el tumor en el sitio de origen aumentaba con la incorporación de hipertermia a la radioterapia. La hipertermia es un tratamiento que destruye las células tumorales por medio del aumento de la temperatura corporal normal (37ºC) hasta unos 42ºC a 43ºC en la zona del tumor durante un período de una hora. Se piensa que la hipertermia podría destruir las células que bajo ciertas condiciones son resistentes a la radioterapia o que la hipertermia activaría las células tumorales haciéndolas más sensibles a la radiación. Sin embargo, los resultados observados con este tratamiento no son congruentes con los estudios clínicos posteriores. Por lo tanto se analizaron los resultados de todos los estudios clínicos publicados hasta la fecha que comparaban los resultados de la radioterapia sola con los del tratamiento combinado de radioterapia e hipertermia en pacientes con carcinoma cervical localmente avanzado. Los hallazgos efectivamente indican una mejoría en los resultados de las pacientes tratadas con la combinación de radioterapia con hipertermia. De este modo, después del tratamiento se observó una mayor frecuencia de desaparición completa del tumor, los casos de rebrote del tumor en el sitio de origen durante el seguimiento fueron menos frecuentes y hubo una menor mortalidad de pacientes tres años posteriores al tratamiento. La incorporación de la hipertermia a la radioterapia estándar no conllevó un aumento de efectos secundarios relacionados con el tratamiento. Sin embargo, el número de pacientes incluidas en los estudios clínicos analizados es escaso ya que la mayoría de las pacientes se hallaban en estadio IIIb de la enfermedad. Los autores llegan entonces a la conclusión de que la hipertermia podría proporcionar una mejoría clínicamente relevante en el resultado del tratamiento en pacientes con carcinoma cervical localmente avanzado, sobre todo en pacientes en el estadio IIIb de la enfermedad. Se necesitan datos clínicos adicionales para justificar su utilización en todas las pacientes con carcinoma cervical localmente avanzado.

Conclusiones de los autores: 

El escaso número de pacientes disponibles para el análisis, los defectos metodológicos y un predominio significativo de las pacientes con estadio IIIb de la FIGO impiden establecer conclusiones definitivas con respecto al impacto de incorporar la hipertermia a la radioterapia estándar. Sin embargo, los datos disponibles efectivamente indican que la incorporación de hipertermia mejora el control local del tumor y la supervivencia global en pacientes con carcinoma cervical localmente avanzado sin afectar la toxicidad aguda o tardía de grado 3 a 4 relacionada con el tratamiento.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La hipertermia es una modalidad de tratamiento oncológico en la cual se expone el tejido corporal a elevadas temperaturas para lesionar y destruir las células cancerosas. Dicha técnica se introdujo en la práctica clínica de oncología hace varias décadas. Los resultados clínicos positivos, principalmente obtenidos en instituciones individuales, promovieron la implementación clínica aunque más no sea en un escaso número de centros oncológicos de todo el mundo. Debido a la falta de ensayos clínicos aleatorios a gran escala (ECAs), no se puede establecer conclusiones definitivas con respecto a su función efectiva como tratamiento complementario de la radioterapia para tratar el carcinoma cervical localmente avanzado (CCLA).

Objetivos: 

Evaluar si la incorporación de la hipertermia a la radioterapia estándar para el CCLA tiene alguna repercusión en (1) el control local del tumor, (2) la supervivencia y (3) la morbilidad relacionada con el tratamiento.

Estrategia de búsqueda (: 

Se emplearon las bases de datos electrónicas del Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (CENTRAL), (Número 1, 2009) y el Registro Especializado de Ensayos Controlados de los Grupos Cochrane de Cáncer Ginecológico (Cochrane Gynaecological Cancer Groups), MEDLINE, EMBASE, bases de datos en línea de registro de ensayos, búsqueda manual en revistas y resúmenes de congresos, revisiones, listas de referencias y contactos con expertos para identificar los ensayos potencialmente elegibles, publicados y no publicados hasta enero de 2009.

Criterios de selección: 

ECAs que comparaban radioterapia sola (RT) versus hipertermia y radioterapia combinadas (RHT) en pacientes con CCLA.

Obtención y análisis de los datos: 

El presente análisis utilizó los resultados publicados por seis ECAs entre 1987 y 2009.

Resultados principales: 

El 74% de las pacientes tenían CCLA en estadio IIIb de la FIGO (International Federation of Gynecology and Obstetrics). Los resultados del tratamiento fueron significativamente mejores en las pacientes que recibieron el tratamiento combinado (Gráficos 1 a 3). El análisis de los datos agrupados produjo una tasa de respuesta completa significativamente mayor (riesgo relativo [RR] 0,56, intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,39 a 0,79; p Conclusiones de los autores

El escaso número de pacientes disponibles para el análisis, los defectos metodológicos y un predominio significativo de las pacientes con estadio IIIb de la FIGO impiden establecer conclusiones definitivas con respecto al impacto de incorporar la hipertermia a la radioterapia estándar. Sin embargo, los datos disponibles efectivamente indican que la incorporación de hipertermia mejora el control local del tumor y la supervivencia global en pacientes con carcinoma cervical localmente avanzado sin afectar la toxicidad aguda o tardía de grado 3 a 4 relacionada con el tratamiento.

Tools
Information
Share/Save