Frío local para el alivio del dolor producido por el trauma perineal prolongado durante el parto

Frío local para el alivio del dolor producido por el trauma perineal prolongado durante el parto

Los desgarros perineales o los cortes son frecuentes durante el parto. Las pacientes con frecuencia usan varios métodos para aliviar el dolor, incluidos los baños fríos, compresas frías o de hielo en la zona. Siete estudios que incluían 859 pacientes y comparaban los tratamientos con frío como el hielo, las compresas de gel frías o el baño frío con ningún tratamiento u otros tratamientos. Un estudio halló que las pacientes informaron menos dolor de 24 a 72 horas después del parto cuando usaron compresas de hielo que cuando no recibieron ningún tratamiento. Sólo hay una pequeña cantidad de pruebas de qué tan seguros y efectivos son los tratamientos con frío para el alivio del dolor perineal.

Conclusiones de los autores: 

Sólo hay pruebas limitadas para apoyar la efectividad de los tratamientos locales con frío (compresas de hielo, compresas de gel frías, baños fríos/helados) aplicados al periné después del parto para aliviar el dolor.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El trauma perineal es frecuente durante el parto y puede ser doloroso. La práctica de la obstetricia contemporánea incluye ofrecerles a las pacientes numerosos métodos de alivio del dolor, incluida la aplicación de tratamientos locales con frío.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad y los efectos secundarios de los tratamientos con frío localizados comparados con ningún tratamiento, otras modalidades de tratamientos con y sin frío.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el Registro Especializado de Ensayos Controlados del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) (enero 2007), CINAHL (1982 hasta enero 2007) y se estableció contacto con expertos en el área.

Criterios de selección: 

Ensayos aleatorios (ECAs) y cuasialeatorios, publicados y no publicados que compararon el tratamiento con frío localizado aplicado en el perineo con ningún tratamiento u otros tratamientos para aliviar el dolor producido por el trauma perineal prolongado durante el parto.

Obtención y análisis de los datos: 

Al menos dos autores independientes realizaron la extracción de datos para cada estudio. Se realizaron análisis del tipo intención de tratar (intention-to-treat analysis) siempre que los datos lo permitieron. Se buscó información adicional de los autores de tres ensayos.

Resultados principales

Se incluyeron siete ECAs publicados, que comparaban tratamientos locales con frío (compresas de hielo, compresas de gel frías o baños fríos/helados) con ningún tratamiento, agua de hamamelis (Hamamelis virginiana), pulsos de energía electromagnética (TEP), espuma de hidrocortisona/pramoxina (Epifoam) o baños calientes. Los ECAs informaron sobre un total de 859 mujeres. Las compresas de hielo proporcionaron mejor alivio del dolor de 24 a 72 horas después del parto que si las pacientes no recibían tratamiento (cociente de riesgos [CR] 0,61; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,41 a 0,91). Las pacientes preferían la utilización de compresas de gel comparadas con las compresas de hielo o ningún tratamiento, aunque no se detectaron diferencias en el alivio del dolor entre los tratamientos. No se detectaron diferencias en el edema perineal o la equimosis en ninguna de las comparaciones de tratamientos. Las pacientes informaron más dolor (RR 5,60; IC del 95%: 2,35 a 13,33) y usaron más analgesia adicional (RR 4,00; IC del 95%: 1,44 a 11,13) después de la aplicación de compresas de hielo que con la TEP.

Conclusiones de los autores

Sólo hay pruebas limitadas para apoyar la efectividad de los tratamientos locales con frío (compresas de hielo, compresas de gel frías, baños fríos/helados) aplicados al periné después del parto para aliviar el dolor.

Esta revisión debería citarse como:East CE, Begg L, Henshall NE, Marchant P, Wallace KLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Se incluyeron siete ECAs publicados, que comparaban tratamientos locales con frío (compresas de hielo, compresas de gel frías o baños fríos/helados) con ningún tratamiento, agua de hamamelis (Hamamelis virginiana), pulsos de energía electromagnética (TEP), espuma de hidrocortisona/pramoxina (Epifoam) o baños calientes. Los ECAs informaron sobre un total de 859 mujeres. Las compresas de hielo proporcionaron mejor alivio del dolor de 24 a 72 horas después del parto que si las pacientes no recibían tratamiento (cociente de riesgos [CR] 0,61; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,41 a 0,91). Las pacientes preferían la utilización de compresas de gel comparadas con las compresas de hielo o ningún tratamiento, aunque no se detectaron diferencias en el alivio del dolor entre los tratamientos. No se detectaron diferencias en el edema perineal o la equimosis en ninguna de las comparaciones de tratamientos. Las pacientes informaron más dolor (RR 5,60; IC del 95%: 2,35 a 13,33) y usaron más analgesia adicional (RR 4,00; IC del 95%: 1,44 a 11,13) después de la aplicación de compresas de hielo que con la TEP.

Tools
Information
Share/Save